PARA MÉXICO

México, hoy te pido perdón por no actuar al instante, el miedo se apoderó de mí, ese miedo de no saber nada de mi familia. El miedo que sentí al creer que no saldría vivo de ahí.

Perdóname por no acercarme al 286 estando tan cerca. No tenía idea de las vidas que se encontraban agonizando. Créeme que hubiera dado todo por ayudar a cada uno de tus hijos que se fueron.

México, no sé de qué manera agradecerte todo lo que hiciste desde el primer momento.

Las noticias mostraban un panorama devastador. Un panorama que tú cambiaste con cada ser que se unió a las labores de rescate.

Desde los civiles, militares, policías y paramédicos que arriesgaron su vida por rescatar otra, hasta los que daban lo poco o mucho que tenían, para llevar agua víveres, alimentos, herramientas y medicinas.

Desde las caravanas de motociclistas y ciclistas que se movieron día y noche por la ciudad para repartir lo que se necesitaba, hasta los arquitectos e ingenieros qué haciendo labor social, visitaban edificios para analizarlos y evitar más tragedias.

Desde los trailers, camionetas y autos llenos de apoyo, hasta los facebookeros y tuiteros que nos informaban al momento.

Desde los medios que estuvieron al tanto, hasta las empresas que se unieron .

Desde los veterinarios que atendían a nuestras mascotas heridas, hasta tus huéspedes extranjeros que se unieron a las brigadas, ellos siempre serán recibidos con los brazos abiertos en mi casa.

México, te agradezco por quitarte esa apatía que te hizo agonizar por años, por convertirla en empatía y sobre todo, por arriesgarte sin esperar nada a cambio. Por dar tu fuerza, tu sudor y lágrimas para regresarle vida a los que se sentían perdidos.

México, hoy tienes todo mi respeto y toda mi admiración.

Hoy me siento orgulloso de ser parte de ti, y te juro por mi propia vida, que cada día daré lo mejor de mí para que sigas siendo monumental.

Gracias por seguir de pie.
Gracias por ser México.

No tengas miedo, aún nos falta mucho pero contigo despierto, lo vamos a lograr todo.

#FuerzaMéxico

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.