El poder de la pregunta. ¿Y tú, en qué te enfocas?

¿Y tú, en qué te enfocas? Alguna vez te has hecho esta simple pero tan profunda pregunta. ¿En donde está tu atención durante el día?

Te voy a poner el siguiente ejercicio rápidamente. En la imagen a continuación quiero que observes todos los colores rosas que puedas encontrar en la foto en 8 segundos.

¡Listo!

..Ahora sin regresar a la foto, te quiero preguntar. ¿Cuántos vasos de fruta había en la foto?

Probablemente te preguntes. ¿Vasos de fruta? ¿Cuáles? Lo mismo pasa en nuestra vida diaria. Constantemente pasan eventos en nuestra vida cotidiana que van determinando la manera en la que nos sentimos, pensamos y actuamos. Estamos tan acostumbrados a reaccionar de manera inmediata a los estímulos del afuera, que muy pocas veces nos paramos a preguntar:

  • ¿Desde dónde estoy actuando?
  • ¿Cuál es mi enfoque en esta situación?
  • ¿Qué es lo que estoy viendo y no viendo en esta situación?

Hoy en día gran parte de la sociedad está enfocada en lo que está mal. Vamos a un terapeuta y lo primero que se nos dice es: “platícame… ¿y cuál es tu problema?”; Estamos en una relación y si algo no anda bien lo primero que nos preguntamos es: ¿que tengo que arreglar?, ¿cuál o dónde es que está el problema?; A nivel nacional nos enfocamos en todo lo que está mal, el gobierno, la pobreza, la corrupción, etc. Incluso hay estudios en donde se les pregunta a colaboradores en empresas en que es mejor enfocarse, en las debilidades o en las fortalezas y la mayoría piensa que es mejor enfocarse en las debilidades porque es donde se puede mejorar.

Sin embargo, se ha comprobado que aquellas personas que se enfocan en lo que, SÍ funciona y en las fortalezas, son mucho más exitosas. No solo a nivel organizacional, si no en las relaciones, a nivel personal, a nivel nacional. Comenzar a sentirnos orgulloso de lo que tenemos y de lo que somos, enfocarnos en lo que sirve y apreciar lo que sí trabaja para construir sobre eso.

Esto no quiere decir que se ignora lo que no funciona, si no se trata de obtener un panorama más amplio de lo que existe como un todo, y poder sacar siempre un aprendizaje y vivir nuestra vida con mayor goce.

Recuerda que en lo que le pones atención, crece. ¿Está tu enfoque en lo malo, en lo negativo, o está tu enfoque en la apreciación, en la gratitud, en el amor?

Tómate un tiempo para reflexionar Wellnie y hacer conciencia donde ha estado tu enfoque estos últimos días. Sin juzgarte, simplemente haciendo conciencia desde qué perspectiva estás viendo la vida.

Te invito a comenzar a cambiar el tipo de preguntas que te haces, a cambiar el enfoque. Como los vasos de fruta estaban en la foto, así también hay cosas buenas en nuestra vida diaria. Comenzar a cuestionarte: qué marcha bien en tu vida, en tu relación, en tu trabajo.

Las preguntas que nos hacemos crean nuestra realidad.

Si la pregunta cambia, la realidad cambia. Aquí te dejo una lista de preguntas que te pueden ayudar a comenzar a enfocarte en lo que FUNCIONA y comenzar a vivir una vida más enfocada a lo positivo.

  • ¿Por qué estoy agradecido hoy?
  • ¿Por qué puedo sonreír?
  • ¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?
  • ¿Cómo puedo sacar lo mejor de esta situación?
  • ¿En qué estoy pensando en este momento para sentirme así?
  • ¿Qué hay de bueno en esto?
  • ¿Cómo puedo sentir compasión y amor por esta persona/situación?

Espero que esto te pueda ayudar a vivir una vida más enfocada en la apreciación y en el amor, pues recuerda, vemos lo que estamos buscando, y nuestra experiencia del mundo está fuertemente incluida por nuestra percepción.

¡Hasta pronto Wellnie, cuéntanos cómo este cambio de enfoque cambia tu vida y cómo se replica este efecto positivo en los demás!

Recuerda visitar nuestro blog, también nos puedes apoyar en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o en nuestra página web. Ayúdanos a hacer llegar esto a más personas para tener un equilibrio entre cuerpo, mente y alma.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Wellnie’s story.