ROMPIENDO LOS VIEJOS PARADIGMAS PARA PODER SER

Tan difícil es romper el Status Quo en tu actuar como hacerlo en tu hablar o en el escribir en mi caso, porque los que no podemos hablar pues escribimos. Recordemos que estamos SANANDO y el no decir las cosas enferma el cuerpo.

El hablar nos quita presión y nos ayuda a expresarnos, a liberarnos de las mentiras, de las falsas suposiciones, de los inventos, de lo que no es y nos pone frente a lo que Es: nuestra realidad. Ver esta realidad y enfrentar nuestras creencias reales nos da la oportunidad de cuestionarlas, porque el no saber nos dará paz pero una paz fundada probablemente en mentiras o si bien nos va, un remedo de paz, una vida llena de incertidumbre; si en algún momento de nuestra vida no nos enfrentamos a nosotros mismos quedamos a nivel de un paria ignorante que en la creencia de haber vivido suficientes años y haber tenido ciertas experiencias se cree que lo sabe todo. Nos podemos volver egocentristas, y cerramos la puerta a nuevos aprendizajes y nuevas experiencias que probablemente si nos hubieran hecho cambiar la visión de nuestra realidad.

TAL VEZ SI, TAL VEZ NO, ¿QUIEN LO SABRÁ?

¡Pues Tú no! ¡porque te has negado¡ La ceguera que produce el ego es la peor que podamos vivir.

Permitirme experimentar cosas nuevas es algo que Yo he hecho siempre, intentarlas aunque me causen estrés o me ocasionen dificultades, aunque sepa que hay otros mejores para hacerlas, de hecho Yo soy bastante lenta para las cosas, tardo tiempo porque me gusta conocer detalles y compararlas con lo que ya sé y se me va la vida disfrutando, pero no importa voy a mi paso y a mi tiempo, y aunque otros me rebasen, en lo que si no son mejores es en la ilusión de aprender y creo que en la persistencia. Intentar hacer y conocer cosas, no por ser mejor ni por saber que será un éxito, no. Yo creo que el hacer cosas nuevas, distintas, intentar aquello en lo que no soy tan excelente me permite crecer y conocer aspectos de mi persona que nunca había explorado. Me permite conocer gente nueva y no sé, a la mejor un día de estos encuentro a alguien igual que Yo.

Personalmente tengo hambre de hablar con alguien que vea la vida así, como una oportunidad, quisiera hablar con personas inteligentes, sentir ese estimulo mental que produce hablar con alguien que sepa un poco de todo, con el que no puedas dejar sin tocar ningún tema, pero no de esas inteligencias que van por el mundo con tono de maestro o maestra del siglo pasado, con aspecto de sabelotodo o sabelotoda, diciendo NO a cada cosa que otra persona opine, mostrando el báculo de la sabiduría e imprimiendo tal temor, de manera que nadie se atreve a contradecirla o contradecirlo. Creo que de la mano de la inteligencia va también la sencillez.

Cuando una persona respeta lo que dices produce el respeto en consecuencia. El ego de un ser que se cree invulnerable a las circunstancias y situaciones de la vida, alguien que no reconoce los cambios de un paradigma que ya no sirve y no se adecua al nuevo, no investiga no descubre, está condenado a morir.

SER ANTES QUE PARECER

Voy a explicar esto, la palabra SER es una acción, un verbo que aparece en todos los idiomas y es el primero en ser enseñado, se entiende pues que es el más importante. Se llama SER a todo aquel ENTE que tiene y puede definirse a si misma, que tiene y a reunido la capacidad suficiente para definirse, con características propias y asumidas como creíbles y reales, un ENTE que define su propia existencia a través de su propio conocimiento, en un tiempo y en un lugar, a dejado de ser un ente cualquiera, para convertirse en un SER.

Un ENTE puede ser muchas cosas no definidas, mezcladas, confusas, pues no se define un SER define su propia existencia no a través de un paradigma establecido,

sino a través de SU propio paradigma creado por sus propias creencias, que a logrado a través de su propia definición, de la formación de su propia libertad individual.

En los siglos XVII y XVII, los lingüistas crearon una palabra que fungía como participio presente, ENTE que abarcaba personas, cosas, animales, sucesos, eventos, etc., pero esta no se popularizó, de manera que se generalizó el uso del SER para dejar de ser entes.Se asumió que SER es sinónimo de ENTIDAD pero existe una diferencia el más importante pero era incorrecto, “SER es el modo que tiene el ENTE de darse en el mundo”. Pongo un referencia sencilla pero si se quiere entender con profundidad, se puede leer El ser y el tiempo de Martín Heidegger.

Sabiendo todo esto podemos entender la diferencia entre vivir como ENTES o Vivir como SERES. ¿Repercutiría esto en la LIBERTAD? Creo que sí, porque no es lo mismo que un ENTE comprenda que puede definirse a sí mismo, que puede experimentar todo lo que existe, que no hay límites para su vida y sus experiencias, que todo lo formado está hecho por pensamientos y concepciones de otros que Ya han descubierto esto y lo han utilizado en provecho personal para lograr el beneficio de algunos , grupos o personas. Vivimos en ese paradigma, formado por creencias hechas por otros y aun peor dirigido por entes que ya ni siquiera saben porque se vive de esta manera, ni porqué las cosas son así, ni porqué se enseña a vivir de esta manera,

simplemente siguen el paradigma sin cuestionarlo, sin cuestionarse.

Son SERES, ¡claro que no!, son ENTES, pero ¿Quienes SON? Yo no puedo responder eso, solo puedo responder en que creo Yo, quién SOY YO y en quién me convierto cada día que pasa. Puedo explicar el camino que quiero recorrer, las experiencias que quiero vivir y con quién las quiero vivir. ¿Por qué? Porque creo que esas experiencias me harán mejorar y fortalecer aquello en lo que creo, aquello que Yo Creo no lo que otros han creído que crea, no lo que otros me han enseñado.

Esto es el SER , en ese Yo SOY me muevo, me da la humanidad, el modo en el que que me desenvuelvo en esta vida y le da sentido al EXISTIR.

Esta es la realidad, una realidad que depende de Ti Misma, de uno mismo. ¿Qué tanta realidad impuesta por el paradigma de creencias establecido por la sociedad actual crees? ¿Ese paradigma de donde vives o viviste fue impuesto por la educación que tuviste, creencias impuestas y fabricadas en tu mente por aquella sociedad a la que perteneciste y que ya no es tuya? ¿Qué tanta realidad de ese paradigma en el que te desenvuelves a diario cuestionas o estás comenzando a cuestionar? ¿Qué tantas de tus creencias son tuyas realmente y cuantas solo las has vivido porque “así son las cosas”? ¿ Y si no lo haces, qué vida es esa? ¿Qué ERES?

Estamos en un proceso, un proceso personal , si pero también un proceso de cambio y evolución como humanidad. En la medida que nos cuestionamos el porqué creemos o debemos creer en determinadas situaciones, nos convertimos en SERES.

Cuestionarme porque creo que esto o en aquello, no cuestionarme si es bueno o malo, sino por qué razón creo que es bueno o malo, en la misma medida crezco, me libero de creencias estúpidas impuestas po pensamientos lideres de otros, me libero del líder social, me libero de los prejuicios, me libero de los escrúpulos falsos que limitan mi pensar y mi actuar y creo Mi liderazgo personal, creo Mi Ser, Mi Yo Soy. Esto puede dejarnos solos, en verdad que sí, pero, por lo pronto…

Como sabiamente Nietzsche decía:

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.