Turismo de lujo, una oportunidad para República Dominicana

El sector turístico en la República Dominicana ha tenido un crecimiento dinámico y sostenido en los últimos años, llegando a posicionarse como el principal soporte de la economía nacional -aporta el 16% del Producto Interno Bruto (PIB) de manera directa e inducida-.

Dentro del sector, el segmento del turismo de lujo supone grandes retos y compromisos para el país, al mismo tiempo que repercutirá en mayores beneficios. La meta de 10 millones de turistas por año -que también debe visibilizarse en las ganancias netas que los visitantes generarán durante su estadía- sólo será alcanzable si diversificamos la matriz turística.

Según el estudio ‘Luxury Travel Trends’, el 54% de los turistas de lujo gastan de media entre US$5,500 y US$11,000 por viaje. Mientras que el 20% tiene un presupuesto superior a los US$11,000.

En este sentido, las tendencias en viajes de lujo para 2017 revelan que los turistas siguen buscando “experiencias únicas”, esperan exclusividad en los momentos individuales y quieren, cada vez más, viajes personalizados. La industria nacional tiene grandes oportunidades para desarrollar estos aspectos.

Hay dos puntos importantes que quiero destacar -basados en el estudio “Shaping the Future of Luxury Travel: Future Traveller Tribes 2030”-, en aras de ofrecer momentos irrepetibles al turista:

Bienes experimentales vs bienes materiales

El lujo es una palabra que puede tener significado distinto según el contexto, pero en el sector turístico, el lujo lo representa el confort y las experiencias únicas que pueda vivir el vacacionista. No basta solo con infraestructuras y activos de gran valor, sino que se deben aportar vivencias enriquecedoras e inigualables.

Superar las expectativas

El servicio ofrecido debe ser con el mayor de nuestros esfuerzos; superando nuestra promesa de valor. La satisfacción del cliente será el referente para visitas futuras, teniendo en cuenta, además, los niveles de influencia del turista de lujo.


Para desarrollar un turismo de lujo en República Dominicana es necesario seguir innovando con responsabilidad. El turismo cambia y nos exige nuevos métodos y mayores compromisos a los actores implicados. Para atraer a los viajeros con mayor poder adquisitivo estas exigencias -ligadas, además, inseparablemente al concepto de sostenibilidad- se multiplican.

República Dominicana tiene las condiciones y la experiencia, es hora de apostar fuerte.

Espero que hayas disfrutado de esta lectura. Te invito a continúes visitando mi blog para seguir intercambiando ideas sobre el turismo. Sería un placer conectar contigo en Twitter: @wrphelan