Acabo el bachiller, QUE HAGO?!

Muchos jóvenes nos encontramos envueltos en esta incógnita, estamos acabando la etapa escolar para enfrascarnos en la temible ‘Vida Real’.
Esta vida en la que nos dicen que no tenemos que arriesgarnos, hay que seguir las reglas y todo saldrá bien. Ya tenemos que tener pensado todo sobre nuestro futuro, la carrera a seguir, en que universidad acudir, que materias tomar, y si las cosas no estan del todo bien en casa, buscar un empleo que pague nuestros estudios.
Y así seguimos la cadena de la vida, no hay que descuidar las notas mientras a la vez disfrutamos de los años universitarios, solo tenemos que pensar en terminar nuestra carrera para luego conseguir un buen empleo, y tener un futuro asegurado, eso es lo que nuestros padres, profesores y la sociedad nos vendieron no?
Pero en realidad es ese el unico camino? Será que la vida es tan lineal como nos la cuentan? O hay algo más?
Por qué será que cuando insinuamos a nuestros padres sobre nuestros sueños alejados de lo que la sociedad tiene acostumbrada nos miran horrorizados?
-No Juan, el baile no te dará de comer!. -Pisa tierra María! De la música no se vive en este país, lo que tenes que hacer es seguir una carrera bien pagada y en el futuro no te preocuparás por nada..
No digo que no que nuestros padres lo hagan a propósito, es como a ellos los criaron y solo continuan la cadena. Pero, ¿en realidad estamos dispuestos a renunciar la vida de nuestros sueños solo porque la sociedad así nos lo ordena?.
Ojo, no creo que seguir una carrera en la universidad esté mal, es más yo seguiré una, pero no la seguiré por obligación sino porque en realidad creo que me puede aportar valor. Lo cual tampoco significa que me quedaré quieto 5 a 6 años esperando solo quitar buenas notas en la universidad y luego a repartir curriculums por todos lados. No, yo buscaré mi libertad desde el primer momento, yo buscaré servir a la gente con mi talento, no quiero que mi trabajo futuro esté definido por lo que dice un pequeño cartón. Yo sé que soy capaz de mucho más, yo sé que el país necesita de mí, no necesita mas desempleados desesperados repartiendo curriculums o empleados dedicándose a una labor que los hace miserables.
Y esta es mi invitación para cada jóven, paran que rompamos cada paradigma que nos impone la sociedad, para que apuntemos mucho más alto, no decaigamos ante las personas que nos dicen ‘seamos realistas’, nada de lo que vemos en la sociedad moderna fué creada por ‘gente realista’.
Así que no nos guiemos por lo que hace la masa, centremonos en dar valor agregado en lo que somos buenos, no caigamos en la frase tan trillada de ‘sin ese cartón no sos nadie en la vida’, no digo que un título no te pueda abrir puertas de acuerdo a tus objetivos, pero ten en cuenta esto, nosotros llegamos a ser ALGUIEN en la vida desde el día que nacemos y eso no nos lo quita nadie. La sociedad paraguaya y latinoamericana necesita más gente que esté enamorada de lo que hace, no me creo dueño de la verdad ni mucho menos, pero una vida bien vivida es más que suficiente, y luchar por tus sueños hasta el ultimo día, crear conexiones, y dejar un legado pueden ayudar a ese objetivo.
No tengas miedo, siempre habrán detractores, tampoco te tires al vacío, elabora un plan de acción que te guíe a tus sueños y por sobre todo que disfrutes de ese viaje.
Para finalizar les dejo con esta cita de Pablo Neruda: - Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quién no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo, quien hace de la televisión su guía. Quién evita una pasión, quién no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detras de un sueño, quién no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos. Muere lentamente quién no viaja, quién no lee, quién no oye música, quién no encuentra gracia en sí mismo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.