No dejes que la monotonía controle tus relaciones sexuales

Buscar un embarazo que no llega afecta inevitablemente a la vida en pareja. Todos sabemos que hacer el amor es una de las actividades más placenteras, divertidas, estimulantes, ardientes e incluso favorecedoras para el cutis… que existen, pero una cosa es practicar sexo cuando el cuerpo te lo pide, y otra es tener la espada de Damocles encima avisándote de que, o hacéis el amor o se os escapa una nueva posibilidad de engendrar un bebé. Convertir tu vida sexual en una obligación diaria, premeditada, estudiada, fija y rutinaria sólo ayuda a tirar por la ventana el tan excitante y mágico deseo sexual, y por tanto, convertir la búsqueda en una tarea estresante y/o aburrida.


Si hay una regla en las relaciones íntimas de pareja es que no hay reglas. Buscar un bebé no debe ser razón para hundir vuestro deseo sexual sino al contrario, una maravillosa razón para experimentar con todo aquello con lo que nunca os habéis atrevido. Los únicos límites que os debéis imponer son aquellos que vosotros no queráis cruzar, pues entre dos personas adultas, son sólo estas quienes marcan las pautas. Si quieres incrementar la excitación, háblale de tus deseos más íntimos, cuéntale que te gustaría hacer o que te haga, verbaliza tus deseos, de esta manera, no sólo subirás el termómetro de la pasión, sino que además, tendréis mucha más confianza e intimidad, algo fundamental en toda relación de pareja.

Jugad, experimentad, cambiad los roles, probad varios lugares, no os pongáis horarios, practicad diferentes y múltiples posturas… ¿habéis probado a hacer el amor en la cocina?, ¿un aquí te pillo en la entrada?, ¿y si introducís juguetes sexuales?, la imaginación es infinita y las posibilidades de disfrutar de la sexualidad, también.

No descuideis el romanticismo; aunque de repente en vuestra vida el sexo haya pasado de ser una diversión sin un objetivo físico a una actividad con una función clara y materializable, lo cierto es que sigue siendo sexo, es decir, una de las mayores expresiones de unión entre dos personas, que además necesita de una conexión emocional y sensorial para ser realmente placentero. Haceros saber que os deseáis, permitíos cenas románticas, escribíos mensajes picantes, bañaos juntos, besáos, besáos mucho y con mucha intensidad, no hay nada más sexy que los besos.


¿Conoces el sexo karezza?, este tipo de encuentros sexuales le da mucha importancia a los momentos previos y busca alargar las relaciones sexuales. Aunque su finalidad es no tener que llegar al orgasmo, si estamos buscando un embarazo, podéis aprovechar estas técnicas para incrementar el deseo y los momentos preliminares. Karezza, significa caricia, y es en lo que se basan estás técnicas eróticas, cuya función es conseguir la conexión total entre la pareja; control de la respiración, imaginación a la hora de acariciar y tocar a tu pareja, movimientos lentos y circulares, sexo oral y sobre todo, dejar las prisas fuera de casa.


La vida sexual es muy importante en la salud de una pareja. La búsqueda de un bebé no debe enfriar tus relaciones sexuales, sino al contrario, ¡debe subir la temperatura!. Aprovecha ahora, ya que el nacimiento de un hijo suele disminuir considerablemente los encuentros sexuales, si lo conviertes desde ya en una monotonía estaréis perdiendo unas maravillosas oportunidades de disfrutar del tiempo que tenéis para vosotros solos.


Originalmente publicado en el blog de WOOM el 12 de octubre de 2016.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.