Ventana (entrada del viento), janela (puertecita)

La palabra ventana viene del latín ventus (viento). Las ventanas en Roma no iluminaban, la luz entraba por el patio central.

En un principio el significado era abertura, respiradero, orificio de la nariz (tal acepción conservada en ventanas de la nariz).

En castellano antiguo, para ventana se empleaba hiniestra, del latín fenēstra.

Y queda así en francés fenêtre, el italiano finestra y el alemán Fenser.

Pero el portugués fue juguetón, siguió otra tendencia. Así tienen b, del latín vulgar januella (puertecita).

Al tener esta formación de palabras a partir de experiencias y usos, ¿cómo será la palabra para quienes viven en chozas o iglús? (sin ventanas). Podríamos repasar casos en los que no sean necesarias ventanas o que más bien sea necesario no tenerlas como en una caseta, una choza en un lugar muy frío, un búnker.

Sólo como dato compartimos que se hace referencia a la abertura y al cristal en el caso de las ventanas de vidrio. Así de acuerdo al uso y función un auto tiene ventanas pero el parabrisas es mucho más un parabrisas que una ventana, aún siendo ésta la de mayor dimensión en el coche.

Referencias

Etimología de Ventana (Etimologías en dechile.net)
Window en Online Etimology Dictionary