¿Qué significa realmente “overtime”?

Xuan Prada
Dec 17, 2013 · 8 min read

En la industria de los efectos visuales hay un montón de profesionales que se enfrentan a diario a uno de los problemas más comunes del sector audiovisual, el “overtime”.

Me refiero a trabajadores cuyas jornadas laborales orbitan alrededor de un número de 80 horas semanales.
En muchas ocasiones, cuando tengo pequeñas conversaciones con profesionales que se encuentran en esta situación, se pueden escuchar dos posturas.
Por un lado los que se quejan y están hartos de esa situación, y por otro, los que se escudan en términos de sobra conocidos como “working hero”, “perfeccionistas”, “importancia para la producción”, etc.

Hay demasiado ruido detrás de la palabra overtime, que hace que algunos profesionales de la industria de los efectos visuales no vean ni entiendan de forma objetiva, lo que realmente significa.
Por desgracia, este problema ya está tan extendido en algunos países y determinados estudios de vfx, que ya nos parece algo común, mundano y que va ligado a esta profesión.
Es por ello, que me gustaría hablar claro, y explicar sin pelos en la lengua, que significa realmente el overtime, o al menos, lo que yo creo que significa.

Overtime significa trabajar gratis

Si estas contratado a tiempo completo en un estudio de vfx y trabajas más de 40 horas a la semana, estás trabajando gratis.
Si, se que hay excepciones como contratos que contemplan mas horas a la semana, o estudios que pagan el overtime aparte, pero al menos en Europa y America del Norte, esto no es lo normal.

Si trabajas para un estudio que te obliga a hacer overtime y te paga por ello, tu nómina mensual engordará, pero no estas haciendo ningún favor a la industria, ni a tu empresa ni mucho menos a ti mismo. (a no ser que necesites una cantidad de dinero por algún motivo en especial.)
Ya hablaré sobre otros problemas relacionados con el overtime pagado en otra ocasión.

Overtime significa crear falsas expectativas

Un cliente no tiene porque saber que el estudio que ha contratado para desarrollar los vfx de su película está trabajando horas extras.
Si un estudio determinado completa un volumen de trabajo en un tiempo dado haciendo que sus empleados trabajen alrededor de 80 horas semanales, el cliente tomará ese tiempo como referencia para futuros deadlines.
Esto obligará a mantener el ritmo de trabajo de 80 horas, ya que el cliente se ha creado la falsa expectativa de que el estudio puede desarrollar una cantidad de trabajo determinada en una también determinada cantidad de tiempo. Lo que puede que no sepa, es que los empleados están trabajando el doble para conseguir finalizar el trabajo.

Sus expectativas serán demasiado altas, y el estudio con tal de complacer al cliente con el fin de retenerle para el futuro, pedirá a sus trabajadores hacer overtime para cumplir los deadlines.

Overtime significa problemas de cultura interna

Trabajar 80 horas semanales simplemente destroza a la gente.
Los empleados que tienen que trabajar semejante numero de horas de forma regular, terminan por largarse de los estudios. Cansados, disgustados de la industria, hartos de oír hablar de fechas, quemados en general.

Cuando se van y alguien les pregunta el por qué de su marcha, no se cortan en explicar sus motivos.
Este es un doble problema para el estudio que somete a sus trabajadores a estos horarios. Por un lado los trabajadores que se van no vuelven en el futuro.
Y por otro, el estudio se crea mala fama y dudosa reputación humana, que hace que profesionales opten por otras empresas en lugar de estas.
Además, esta reputación cuesta mucho quitársela de encima y desligarse de ciertas etiquetas. Todos podemos nombrar una cuantas empresas para las que nunca querríamos trabajar, verdad?

Overtime significa pobre liderazgo

Cuando un estudio se ve obligado a forzar a sus empleados a trabajar 80 horas semanales, puede ser por varios motivos, pero nombremos dos factores muy comunes, tiempo y dinero. En ocasiones son lo mismo.

Los responsables del estudio/proyecto no tienen narices para decirle al cliente que no están dispuestos a aceptar un presupuesto tirado muy a la baja, que forzará a los managers a pedir a sus trabajadores que trabajen gratis para poder sacar el proyecto adelante.

Cuando un estudio cede en este aspecto, empieza a perder parte del respeto que el cliente le otorga. Que no te quepa la menor duda de que solo será el principio de los favores que el estudio tendrá que hacer para mantener contento a un cliente, que amenazará con irse a otro estudio si la música no suena al ritmo que él impone.
Trabajar en franjas horarias más acordes con la localización del cliente, overtime, cambios no estipulados, incremento de planos sin agendar, favores gratuitos para otros proyectos (pitches, etc) y demás.

Overtime significa una pobre gestión

Cuando un estudio de vfx tiene que pedir a sus empleados trabajar durante un número de horas desmesuradas, pueden darse dos situaciones bastante comunes.

Una, a sabiendas que esto iba a pasar. Porque se ha firmado un pobre presupuesto que obliga a sacar una cantidad de trabajo adelante en la mitad de tiempo, pidiendo a los trabajadores que completen la otra mitad de forma gratuita.
Si este es el caso, la poca consideración de los managers hacia los empleados, es evidente.

Dos, que esta situación pille por sorpresa a los managers, que han errado en sus cálculos de producción.
Con esos pésimos cálculos, obligan a que los trabajadores arreglen la papeleta invirtiendo su tiempo personal en sacar adelante un proyecto o parte de un proyecto.

Si no lo hacen, el estudio perderá dinero, y perderá posiblemente un cliente. La estrategia concienciadora que el estudio ejercerá sobre los empleados para que esto no ocurra será evidente.

Overtime significa perder el balance de tu vida

Por cada hora extra de trabajo estás perdiendo tiempo de estar con tu familia. Si esto ocurre con asiduidad, puede resultar gravemente incómodo, o incluso inaceptable para algunas personas.
A nadie le gusta pasarse el día solo en casa esperando por su pareja, y a ningún niño crecer mientras sus padres se dejan toda su energía en la oficina.

Por supuesto, no hablo solo de gente con familia, todos tenemos amistades y compromisos personales, ademas de tareas fuera del ámbito profesional.
Labores de la casa, ir al supermercado, hacer la colada, etc, pueden resultar realmente difíciles de llevar a cabo cuando salimos de la oficina a las 1o de la noche.
Todos necesitamos descansar y desconectar para estar frescos y capacitados cuando suena el despertador.

Overtime significa promocionar la figura del working hero

No son pocas las veces que escucho comentarios como “ayer me fui a casa a las 12 de la noche, pero mi personaje va a ser el mejor de toda la película” o “llevo dos semanas trabajando 12 horas al día, pero que orgulloso estoy de este trailer”.

A todo esos profesionales que os sentís orgullosos de las horas que empleáis en un proyecto, o que os sentís dignificados porque vuestro productor os da una palmada en la espalda cuando se estrena un trailer, os lo voy a decir claro: Os están engañando!

Tu empresa te esta engañando, te están haciendo creer que eres un elemento indispensable para la producción de un determinado proyecto, que tu trabajo es importantísimo y que sin ti ese trailer no saldría adelante.
Esto no es justo contigo, ni con tu familia. Si estas en este caso, quizás deberías plantearte si ese estudio es el mejor para desarrollar tu actividad profesional.

Overtime significa menos productividad

Tu mejor que nadie, eres capaz de juzgar de forma más objetiva tu propia productividad laboral.
En mi caso lo tengo claro, en 40 horas hago mas cosas y sobre todo mejores cosas que en 80 horas.

Cuando estás cansado, agobiado con fechas, quemado en general, el trabajo no sale, y si sale, lo hace con una calidad mala, malísima.
Cuesta mucho más generar contenidos.
En muchas ocasiones el estudio para el que trabajamos puede no importarle esto, ya que quizá no le importe la calidad si no la cantidad. Aunque esto es otra historia de la que también hablaré otro día.

Overtime significa atajar para hacerse un hueco

Los jóvenes son en general menos reacios a hacer overtime. Quizá tienen menos obligaciones, no tienen familia dependiente, y sobre todo, quieren hacerse un hueco en una industria que ya empieza a estar saturada, o mejor dicho, una industria que no es capaz de satisfacer sus propias necesidades de un modo sensato.

Hacer más horas que un reloj, es una de las estrategias de los mas jóvenes para posicionarse frente a sus competidores. A esto también sumamos que están aprendiendo y sedientes de conocimientos.
Muchos piensan que trabajar de sol a sol puede ser el diferencial que hará que sus managers los elijan para quedarse en la empresa tras finalizar el proyecto.
No os engañéis, si os quedáis al terminar vuestro proyecto actual será por uno de estos dos motivos, o quizá una combinación de ambos.
Uno, sois mas baratos que el resto, o dos, tenéis talento potencial. Y digo potencial, porque si realmente lo tenéis, en este punto de vuestra carrera aún no habréis tenido la oportunidad de demostrarlo, no al menos en un gran estudio.

Así que olvídate del tema de hacer méritos por trabajar mas que nadie.
Si realmente no te importa trabajar y no tienes otras responsabilidades, invierte ese tiempo en estudiar, en hacer trabajos personales, colaboraciones con otros artistas, etc. No malgastes tu tiempo haciendo horas extras en una oficina, sacando adelante tareas que ni siquiera te gustan. Realiza proyectos que te llenen de verdad, o pronto acabaras quemado de una industria que puede ser muy áspera si no se maneja con cautela.

Overtime significa no disfrutar de tu trabajo

En numerosas ocasiones he escuchado cosas como “no me importa hacer overtime porque me encanta mi trabajo”.
Si realmente te encanta tu trabajo, empieza por dignificarlo y respetarlo. Trabajar 80 horas semanales es cuanto menos, no respetar tu profesión.
Cuando trabajas rodeado de grandes profesionales, magníficas instalaciones, con todo tipo de comodidades, grandes herramientas de hardware y software, etc, puede resultar tentador permanecer más tiempo del debido en la oficina, incluso pasar la barrera de ocio y trabajo, quedando un poco confuso cual es cual.

En ocasiones esto acaba por convertirse en un sueño hecho realidad para algunos managers, ya que ven como sus empleados, a los cuales les encanta su trabajo, no tienen mayor inconveniente en trabajar gratis, simplemente porque les gusta lo que hacen.

Créeme, por mucho que te guste tu trabajo, cuando te hacen producir sin descanso, presionándote con fechas de entrega, etc, pronto empezarás a no disfrutar ni un ápice de tus tareas.
Aguantarás ese ritmo durante un tiempo hasta que no puedas más y digas basta. Te irás del estudio para el que trabajas buscando mejor suerte en otro.
Por otro lado, puede que te encuentres managers o productores con un código ético a la altura de las circunstancias y te pare los pies si intentas trabajar más de la cuenta, te aconsejen descansar o incluso te prohíban aparecer un domingo por la oficina.
Si te encuentras con alguno de estos, escúchales e utiliza sus consejos, tienen más experiencia que tu y saben de lo que hablan.

Algunos estudios promocionan actividades deportivas o extra laborales, para que sus empleados pasen más tiempo alejados de los ordenadores, alejados de todo tipo de actividad laboral.
No son pocos los estudios, que del mismo modo que no quieren trabajadores vagos, que pululan por la oficina sin hacer nada, tampoco quieren super trabajadores que ellos solos pretenden sacar todo el trabajo.
Son conscientes de lo perjudicial que un trabajador de estas características puede ser para un ambiente de trabajo sano, y los problemas que un extreme working hero puede traer consigo.

Tómate el número de 40 horas semanales como una mera referencia, pero creo que es un número razonable para cumplir sobradamente en esta industria.

    Xuan Prada

    Written by

    Visual Effects Artist, London. www.xuanprada.com