Que es la difteria, como se contrae y cuales son sus sintomas

La difteria es una enfermedad infecciosa aguda causada por la toxina (sustancia tóxica) que produce una bacteria llamada Corynebacterium diphtheriae. Es una patología grave que en ocasiones puede causar la muerte.

La bacteria suele colonizar las mucosas de la nariz y la garganta, donde produce inflamación y la formación de unas membranas grisáceas que se adhieren fuertemente a la mucosa, pudiendo dificultar la respiración e incluso conducir a la asfixia.

Se caracteriza por la aparición de falsas membranas (pseudomembranas) firmemente adheridas, de exudado fibrinoso, que se forman principalmente en las superficies mucosas de las vías respiratorias y digestivas superiores. Suele afectar a las amígdalas, garganta, nariz, miocardio, fibras nerviosas o piel.

La difteria, una enfermedad que había sido erradicada en el país hace más de dos décadas, ha surgido nuevamente con casos en el estado Bolívar. Esta afección se caracteriza principalmente por el daño que produce en el sistema respiratorio alto, luego de una infección causada por una bacteria que origina una seudo membrana que se extiende hasta la traquea y causa la muerte por asfixia.

Infección

La difteria es altamente contagiosa y se contrae a través de las vías respiratorias. En concreto a través de las personas que han pasado la enfermedad o que son portadores sanos. Ataca sobre todo a niños menores de cinco años y a personas mayores de 60.

Esta enfermedad infecciosa provoca, entre otros síntomas, ardor en la garganta al pasar la comida, dificultad al respirar y/o estados de choque inminente (piel fría, inquietud, fiebre, exudado mucoso grisáceo). Puede ser mortal.

En principio, la difteria causa cefalea, fiebre alta, dificultades para tragar y ganglios linfáticos inflamados en la zona del cuello. Además, se puede formar una membrana en la garganta. Los síntomas suelen manifestarse de 3 a 9 días después del contagio.

¿Cómo se trata?

La difteria se neutraliza principalmente con antibióticos, sin embargo, si la enfermedad empieza a producir una toxina que afecta al miocardio y al sistema nervioso — que puede producir lesiones cardiacas, parálisis o incluso la muerte — se deberá atacar con un suero antitoxina.

Vacunación

El toxoide de la difteria usualmente se combina con el del tétanos (Clostridium tetani) y el de la tos ferina (Bordetella pertussis) en una sola vacuna triple conocida como DTP.

En el caso de las personas que han estado en contacto con el paciente, deberán, en primer lugar, reforzar la vacunación. Esta vacuna se pone junto a la del tétanos y tiene una duración de 10 años. No obstante, si hace más de cinco que se administró, se deberá aplicar un recuerdo.

Para los contactos más cercanos, se recurre a la profilaxis antibiótica con penicilina o eritromicina y además se les tomarán muestras faríngeas para saber si son portadores de la bacteria.