¡La piedrita en el zapato!

Al levantarte en la mañana, tranquilo y sin preocupaciones, llega ese ligero pensamiento de que te va ir mal en tu día y piensas en cómo será.

Pero después de reflexionar, piensas que todo va a salir bien y nada malo va a pasar. Vas caminando, pero de repente pasas por un camino muy malo y lleno de arena y piedras, y sientes esa piedrita que se te mete en los zapatos, tratas de quitarlas pero no eres capaz, sigues caminando pero las piedritas se te siguen metiendo. Es inevitable que no se te metan, pero llegas a casa, con la tranquilidad de que te fue bien y te queda como una anécdota.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.