Flamenco triste

ser mujer es aprender a morir

en cada lluvia que llega a su fin,

es ser un isograma imperfecto,

una geometría en caos,

ser mujer, es amar a los hombres

más que a Dios,

es ser un invierno inundado de sol,

un diciembre que solo domingos trae,

es saber actuar en el mundo de forma impropia,

es cada mañana, ser angustia y desgarro,

un universo ultra sensible,

un paisaje que pierde sentido en cada atardecer,

ser mujer es ser un azul que perdió el color por la compleja ternura de un niño,

ser mujer es retar a la muerte

y a la vida también,

un relato en el cosmos riguroso y sutil.

En los textos ebrios de un hombre,

una mujer es un flamenco triste,

que se baila así,

ser mujer es ser un sol sin edad,

una ocurrencia exigida,

un paraíso,

que todo hombre teme descubrir…

-yasmari López

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.