Mr. B.
Mr. B.

Mr. B.

Las mujeres me llaman feo hasta que descubren el dinero que tengo. Y cuando saben del dinero que tengo también me dicen pobre.