Curitas para el alma

10:00 p.m.

Todo empezó a las 10:00 p.m. cuando perdió los estribos y se dirigió después de una buena peda, a una fiesta cuyo principio seria a las 2:00 a.m. el tiempo citado se transformó en suspiros, drinks y llantos difusos. Después de ello se aceleró en el delorian de su interior y decidió despegar al sonido de The Kills.

3:00 a.m.

El sentimientos voraz y distante que en el pasado había sentido se iba al compás de una rola de Motörhead, fue en ese momento que aprobó una tertulia que había imaginado el suspiro del pasado con alguien más en el presente, junto la temible desesperanza del sentimiento alejado, hacía que una que otra ocasión llegara el retardo del sentimiento, esta vez no, esta vez se envolvió en una rola de The Cramps y se decidió al finalizar su tarro de cerveza, por comenzar de nuevo, por crear un cronopio, una nueva faceta sin perder los sentimientos, sin perder tiempo, sin perder los tenis, sin perder palabrería y crear un aparheid de las flores y su habita, se decidió a ser alguien libre, como zaratustra pero versión birdman cuando anda pedo, y así poder empezar con los ideales renovados .

La diferencia de aquella ocasión era diferente, al menos en el presente podía desenvolverse con tan solo decir unas cuantas palabras, conjugar frases y oraciones nunca había sido tan fácil como ese día, en donde conoció unos suaves labios que transformaban hasta el espacio más solo y sombrío. Al compás de “playgroundlove” buscaba la reconciliación con el sentimiento y pasión que siempre había imaginado y nunca había obtenido, creo que al final de cuentas en eso se resumen los momentos de la vida, en sentirse de la verga, o en realidad sentir que estás haciendo las cosas bien y hay reciprocidad de cualquier tipo.

4:00 a.m.

El resultado fue que al ritmo de Your Heart Feels pacto su lengua con otra galaxia llena de suavidad palpable y melancolía generosa. Cuerpo a cuerpo, cara a cara. El encuentro era de esos que sobreviven al choro mareador de siempre, este encuentro era pragmático y reconfortante, de hecho ni el mismo Lars von Trier hubiera creado una escena de digna calidad y emoción.

Dentro de sí mismo crecía una especie de ectoplasma que solo se hacía brillar al calor de los sentimientos, el atrevimiento y los deseos de conjugar los cuerpos vinieron justo cuando precisaba una noción de esquiva miento del pasado y del desamor.

6:00 a.m.

Todo se dilato, el sentimiento del pasado había caducado, así como su ganas de seguir esperando el día que siempre anhelo llegar. Ahora había encontrado en sí, una manera de seguir en la ruta de los sentimientos y deseos. Ahora se encontraba de regreso a casa, pasando en un túnel tranquilo y vacío, con cigarro en mano, de regreso a sus nuevos sentimientos.

https://www.youtube.com/watch?v=s6Uu2lQ9rYo

Like what you read? Give Oscar Sánchez a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.