Esto es lo que siento de rechazar tu emprendimiento en un proceso de selección

Fui yo; yo soy la que te rechazó en el proceso de aplicación al mundo emprendedor, soy yo la que sintió que el corazón se le apachurraba al tener que decirte no.

Sí, ese es mi día a día desde hace ocho años que trabajo dentro del ambiente emprendedor. Una de mis funciones es comunicar la aprobación o el rechazo de tu emprendimiento a una organización.

Las reacciones siempre son diferentes: algunos se enojan y gritan, otros se ponen a la defensiva y excusan el resultado con comentarios negativos; hay personas que lloran, otros escuchan y toman la oportunidad de mejorar. En fin, cada quien lo procesa de manera distinta.

El primer panel de Naranya Labs / 2013

El proceso es realmente complicado, ya que nos toca ver toda la preparación con la que expones tu emprendimiento y todo lo que construyes; Te admiro y entiendo por lo que estás pasando… Mas, también quiero decirte que es importante medir tus reacciones, tanto actos como palabras, porque los que estamos del otro lado, también sentimos.

Generalmente quien te va a evaluar en un proceso de selección es un mentor, un inversionista o una persona con un rol de ejecución en una organización. Personas que tenemos que hacer ciertas preguntas, cuestionar y empujar, gente que nos interesa que tú y tu emprendimiento haga grande a México ❤

Aquí te comparto una ruta:

1. Si pides ayuda a una Incubadora, Aceleradora, Movimiento o Fondo, ten una actitud receptiva. Es importante que el emprendedor sea una persona con capacidad de escuchar porque en el camino se tratará de guiarte y acompañarte y es importante que escuches y veas el todo desde una perspectiva distinta.

2. Cuando estés en un pitch o en la presentación recuerda que la persona que está del otro lado tiene la misión de descubrir aspectos de tu persona para conocerte mejor, saber qué buscas lograr y cómo eres. Así como tienes empatía con tu mercado, igual deberás tenerla con tus aliados.

3. Considera que la persona que toma este rol lo hace de una forma desinteresada, ningún mentor que esté en una organización pro emprendimiento cobra y su función hacia ti es genuina.

4. “El que se enoja pierde” y pierde mucho, créeme. Si tomas una actitud negativa, te enojas o haces berrinches con la gente a cargo de tu proyecto y posiblemente el futuro de tu emprendimiento, hay un 99% de probabilidad de que seas rechazado de nuevo.

5. Recuerda que esto no es personal, y que puedes dejar a tu contraparte con una muy mala experiencia y el horrible sentimiento de creer en un proyecto mas no en el líder que debería de llevarlo a cabo.

Con cariño,
Roru

Post original en mi blog emprendedor, pero tuvo tantas visitas que también lo puse en esta ruta. Si conoces a alguien que vaya a estar en un proceso de selección recomiendale que vaya con una actitud abierta :)

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.