Shh

Cuando te quedas callado demasiado tiempo puede ser que olvides las palabras que más te gustaba usar, que pienses tanto en elegir tu segunda primer palabra que entonces te tome años decidir .

Que “hola” es demasiado simple para la espera, “perdón” tendría que ser acompañada de una razón que desconoces, un chiste podría no generar risas y tampoco sabes cantar.

Entonces desilusionarás a un mundo expectante de los motivos que te llevaron a guardar un silencio tan largo y decidas nunca más decir nada, simplemente porque no encuentras la palabra correcta para volver a ser tú.

.