Las personas en su vida diaria sobreviven a muchos cambios que quizá no esperaban ni planificaron que ocurrieran en sus vidas. Lo mismo sucede con la educación. La nueva era tecnológica, ha provocado muchos cambios y avances en el mundo, transformando así la forma de aprender; desde los más pequeños hasta los adultos.

Los estudiantes, ya no pueden- aunque quieran- adquirir ese interés por una clase magistral, donde deben memorizar y no pueden salir de ese sistema de aprendizaje encajonado, en el que no logran demostrar sus habilidades. Se les pide un producto con un único medio para su obtención, el cual deben seguir al pie de la letra. Este tipo de enseñanza en ocasiones provoca negativa hacia la educación y otras consecuencias que a la larga afectan al educando.

No se debe culpar únicamente al docente, también se sabe que muchos centros educativos no poseen la tecnología necesaria para desarrollar estrategias distintas, además; existe el caso en el que algunos estudiantes no poseen un celular… Estos son limitantes que en ocasiones hacen que el docente abandone la idea del cambio.

Se debe trabajar en conjunto MEP — Centros Educativos -Estudiantes- Padres de familia. Con el fin de provocar un cambio positivo en todos. Es necesario dotar a los centros educativos de las herramientas que sean necesarias, capacitar a los docentes sobre el uso de la tecnología, pero sin recargar más las funciones de los mismos, ya que a parte de todo el papeleo que elabora, normalmente, deberá realizar estrategias con el uso de herramientas tecnológicas. Los padres de familia deben tener un control estricto sobre el uso de la tecnología en sus hijos, evitando así un uso indebido de la tecnología.

Si esto se logra, el aprendizaje de los educando será más significativo, aprenderán haciendo.

¡Innovar es una manera de aprender profesionalmente!

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.