Una imagen de ti


ahora

te he visto entrecortada

peleando el humo

de cortinas de suave hilo

de cortezas de árboles

entre almas palpitadas

manos apretadas de pasado

bocas sin besar, esperando

ojos en vilo

soñolientos olores que acallan

el acre del vino tinto

la espuma de un simple gesto

una mano abierta

y ojos, apuntando.

¿Qué será que nos ha pasado

que surca nuestro rostro

con bello aroma?

Te despide un reencuentro

la luz del día se vuelve profana

es preferible esperar silencioso

entre tumbas

a la muerte.

Ya estamos aquí

qué más da

ahora que te veo

(te ves como una espuma blanca)

y los ojos que me quitan la vida

son tuyos

cuchillos

que cercenan la piel

todo se reduce

entre suspiros

y besos prometidos.

Ya estamos acá

qué más da

dando suaves tumbos

caigo a tus pies

y estoy muerto

yo estoy muerto

de tí.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Zoran Vranjican’s story.