El día siguiente

Disfrutó la fiesta.

Salieron sus demonios a pasear

cabalgando la humareda.

Habló miel y masticó deseos.

Tomó el antídoto

y bebió luego el veneno.

Se fue con la primera luz del día

y dejó a los demás

recogiendo los restos de la noche.

Despertó cuando estaban los créditos en turco.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.