Photo by Matt Artz on Unsplash

La importancia de ser agnóstic tool (con tilde)

Diego Seara
Aug 9, 2018 · 6 min read

Prólogo: Esta entrada tiene 14 párrafos. 13 son de experiencia propia contando mi libro y sólo el párrafo final aporta algo a la humanidad. Siéntete libre de saltarte todo y quedarte con el tweet final. De nada. 😉

Yo soy un tío afortunado en millones de sentidos y uno de ellos es el proyecto profesional en el que estoy trabajando. En Orange Bank estamos creando un servicio bancario que, esperemos, haga mucho ruido gracias a la manera de tratar a sus clientes… pero no adelantemos la historia (permanezcan atentos al Q4 de 2019… )

Crear semejante proyecto desde cero pasa necesariamente por aglutinar en un mismo espacio (reducido) talento y energía. En medio de esa pléyade de talentazos que hay trabajando en este proyecto me he colado yo, pero esa es otra historia que ya conté aquí:

Como es de suponer, cada persona que estamos integrando los diferentes equipos tenemos un background diferente (vamos, que cada uno viene de su padre y su madre con sus manías e historias), de manera que a la hora de establecer herramientas, metodologías y flujos de trabajo hemos tenido que sentarnos y debatir. Y digo debatir porque para cada uno lo suyo es lo mejor o lo más rápido.

A lo largo de mi carrera profesional he pasado por mil y un programas. Yo soy de los que utilizó Windows 3.11, Photoshop 5, Freehand 7, Illustrator 6 (ay esa Venus de Boticelli)… entonces mi trabajo era uno. Hoy es otro y obviamente he ido utilizando diferentes herramientas para esto o aquello, y creo que eso me ha enseñado la necesidad de ser agnóstico en el uso del software, porque aunque desarrollemos un expertise de la leche (yo me llegué a considerar un fucking master de Photoshop en su versión CS2), más adelante tendremos que ser lo suficientemente responsables para aprender a utilizar otra herramienta (llevo sin abrir Photoshop para algo serio más de 24 meses), y ojo, que he utilizado la palabra responsable completamente aposta, porque conseguir este pensamiento es una responsabilidad en todo diseñador senior que se precie de serlo.

La splash screen de Illustrator 6 … qué grandes recuerdos…
Esta pantalla me transporta a segundo de carrera directamente…

La toma de decisiones ha sido divertida, algunas decisiones han sido sencillas como el uso de Sketch para el diseño UI, ya que hoy por hoy la herramienta más útil y potente es la de Bohemian, y me bato en duelo al amanecer con cualquiera por defender esta idea (aunque sí, miramos de reojo FramerX); ahora bien, aunque Zeplin parece un fijo en esta ecuación… las alternativas o su no uso se pusieron encima de la mesa… y entonces llegaron las preguntas:

¿Invision? ¿Axure? ¿Marvell? ¿Slack? ¿Word? ¿Teams? ¿Gmail? ¿Amazon AWS?… y así hasta las mil doscientas herramientas de workflow que dicen ser las mejores y más top del mercado. ¿Cual fue mi respuesta? “Me da lo mismo”. Todas tienen cosas buenas y menos buenas, pero lo que tenía claro era para qué la íbamos a necesitar y así plantearnos la cuestión desde el punto de vista presupuestario, compatibilidad y de agilidad.

En los equipos de Devs, el debate es más apasionado. En sus conversaciones aparecen nombres y herramientas totalmente desconocidas para mi. Términos como Cucumber, Mongo, lenguajes y frameworks más o menos conocidos se aglutinan en el debate, debate al que también contribuimos con la siguiente pregunta:

En una vida anterior, estos debates me producían urticaria. ¿Quien se planteaba el uso de una u otra herramienta si la que mejor me venía a mi era esta o aquella? Qué lejos quedan los tiempos de ¿eres de Freehand o de Illustrator? (Yo usaba mal los dos así que me daba lo mismo). Afortunadamente hoy tenemos un millón de herramientas para nuestro trabajo, cosa que es maravillosa y terrible a la vez. Sirva de ejemplo este artículo:

Dulce casualidad, mientras escribo esta entrada escucho un viejo temazo de Nach con el Chojin que se titula Ayer y Hoy, y la letra dice cosas como estas:

“(…)Los tiempos cambian la vida nos hace crecer
El hoy es consecuencia del ayer así de simple
Desde el Ghetto Blaster hasta el iPhone
Desde Michael Jackson hasta Akon
Solía ir con mis zapas J’hayber
Nike marcaba la pauta
Hoy todas son como botas de astronauta casi
Gafas Gucci, chaquetas flashy (…)

Nach y el Chojin (Gold School)

Ayer mismo como quien dice pinté varios flowmaps para la APP de la mayor compañía energética de España en Axure. Más de 200 pantallas con flujos, comentarios y enlaces a Historias de Usuarios que casi suponen una obra de ingeniería y que nos veíamos obligados a imprimir en plotter (2m.x3m.) para analizar nuevos flujos y escalados. Os veo a muchos echándoos las manos a la cabeza. Sí, con un par.

Pantallazo del flowmap que estuvimos desarrollando.

¿Y hoy? La verdad sea dicha, comencé con Axure y según empezaba a crecer el flujo me acordé de Herr Jot(a) con su cara de intelectual, mesándose la barba mientras el pelo le ondeaba acompasando sus palabras mientras pronunciaba Overflow. Así que lo re-descargué, lo probé y pam! Axure pasa al mismo cajón que Freehand, al menos para este proyecto o hasta que la versión 9 (aún en beta) logre convencerme… Quizás sea demasiado tarde.

Overflow 🙌

Las curvas de aprendizaje me producen mucha pereza, pero aprender algo nuevo es excitante (al menos para mi) y a la larga mas útil porque qué queréis que os diga, Overflow ha resuelto mis problemas de mapeo de flujos tan rápido que ahora lo único que temo es el precio que le pongan al programa cuando salga de su versión beta. Y quien dice Overflow hoy, puede decir Framer mañana…

Lo bonito de todo esto es que cada vez salen más herramientas que buscan facilitar nuestro trabajo y aspiran a convertirse en commodities para nosotros. Eso está bien, pero mi consejo es que si amáis una herramienta ciegamente no seréis capaces de ver las cosas buenas de las alternativas. Pero eso es sentido común…. ahora viene el Tweet.

Bonita reflexión de perogullo diréis. No os culpo, pero la reflexión final no es esta. No gastemos todo nuestro tiempo en probar nuevas herramientas buscando la golden tool, dediquémoslo en entender mejor a nuestros usuarios, el negocio de nuestros clientes, las necesidades de nuestros equipos de trabajo y a crecer como profesionales.

¿Herramientas? No tengo fe en ellas. Lo tengo en mi trabajo y en el de mis workmates.

A veces digo cosas más interesantes (I promise).

Puedes seguirme en: Medium, Twitter y Linkedin.

Above the Folk

Artículos sobre UX, UI y Service Design en español.

Diego Seara

Written by

UX lead at Orange Bank Spain. El que ríe el último... es porque piensa más despacio.

Above the Folk

Artículos sobre UX, UI y Service Design en español.

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade