Aprendizaje significativo: la misión del docente

De todas las asignaturas cursadas, de todas las clases recibidas, recordar un tema o una materia en particular no es imposible; muchas personas afirman que, gracias a un docente, aprovecharon e incluso disfrutaron por lo menos un espacio de formación. Y es que gracias a ese maestro que no se ajusta a un enfoque educativo tradicional, en el que el docente constituye la autoridad suprema del saber y los estudiantes son simples receptores pasivos de información, las experiencias memorables de aprendizaje son un objetivo que se puede lograr.

Fuente: https://goo.gl/yYdBB2

Sí, en realidad son los docentes quienes deben procurar porque los estudiantes vivan el aprendizaje y no sólo que acepten el conocimiento transmitido sin siquiera cuestionarlo; pues en el contexto actual, aprender es una responsabilidad de individuos: no de entidades. Debido a esto y ante la transformación digital que vive el mundo, se requiere contar con educadores comprometidos que asuman el reto de cuestionar el papel tradicional de la docencia, convirtiéndose en facilitadores que descubran y estimulen las habilidades de sus estudiantes.

Hoy, cuando sociedad del conocimiento está necesitando de más y mejores talentos para resolver los nuevos desafíos del día a día, el docente se constituye en el gran aliado para formar a las próximas generaciones de profesionales que se encargarán de dirigir los procesos empresariales que involucran a las tecnologías de la información y que posibilitan el desarrollo del país. Es así como en cumplimiento de esta misión, los maestros deben ser capaces de adaptarse al contexto actual.

Desde todas las instituciones se debe involucrar a los jóvenes a través de docentes que inspiren con sus métodos innovadores de enseñanza y sepan promover la autonomía del estudiante, promoviendo en ellos una actitud para la resolución de problemas. Por eso, si el maestro es capaz de obtener respuestas acertadas a los desafíos de este momento histórico, despertará la pasión de los estudiantes.

El reto para los educadores es enseñar a aprender. Ahora las aulas están habitadas por estudiantes que reclaman una mayor participación en la formación que reciben y esto sólo se logra fomentando la acción como una manera natural de aproximarse al conocimiento; de este modo, es posible generar aprendizajes significativos en los jóvenes, puesto que acompañados por los docentes llevarán a cabo procesos de investigación y análisis, que los conduzcan a descubrir la solución de situaciones complejas.

Profe, ¿y tú cómo eres parte del cambio?

Like what you read? Give Empiricus a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.