Leopoldo López saluda a sus seguidores a la entrada de su casa en Caracas, después de salir de la prisión para cumplir arresto domiciliario. (Fotografía: MIguel Gutiérrez / EFE)

Del ‘panem et circenses’ a la excarcelación de Leopoldo López

La salida de prisión del líder de Voluntad Popular, símbolo viviente de la resistencia, refuerza a la Oposición y su apuesta por un plebiscito contra Maduro para el 16 de julio

por Alfonso Maldonado

HEMOS VIVIDO una semana demencial. Iniciamos el lunes con la ratificación de la Asamblea Nacional al vice-fiscal, doctor Raúl A. González, casi en paralelo, por unos días, con la designación por parte del Tribunal Supremo, como vice-fiscal, de la doctora Katherine Harrington (miércoles 5 de julio). Y en la tarde se anuncia la celebración de un plebiscito por parte de factores de la Oposición para el 16 de julio.

Absurdos en cuanto, en el caso del Poder Judicial, sigue corrigiendo la plana de la Constitución a conveniencia.

Por otro lado, la sesión solemne de la Asamblea Nacional efectuada el día miércoles, por el 5 de julio, con la doctora Inés Quintero, presidenta de la Academia Nacional de Historia, tuvo la incursión a la fuerza del vice-presidente Tarek El-Aissami para realizar la lectura de la propia acta de 1811.

Pero la función no terminó allí.

Luego, grupos violentos irrumpieron en los terrenos y patio interior del Palacio Legislativo, propinando golpes y tubazos a mansalva. El resultado fue de varios diputados heridos y un miembro de los “colectivos” (grupos violentos) zarandeado y golpeado. Algunos de los diputados o personal de la Asamblea lo protegió de otros que estaban más iracundos. Desde hacía 170 años no se vivía un hecho así de bochornoso, en tiempos de la presidencia de José Tadeo Monagas, conocido como “el fusilamiento del Congreso”.

Vale la pena recordar lo que en ese momento dijo Fermín Toro: “… Decidle al General Monagas que mi cadáver podrán llevarlo, pero que Fermín Toro no se prostituye…” Ello no impidió, en nuestro caso, pese a varias horas de secuestro de los diputados, que se aprobase en Asamblea la celebración del plebiscito.

El canal de televisión de los militares

Conviene, sin embargo, repudiar la manera baja como La Iguana TV, canal de la Fuerza Armada, trató el asunto del asalto a la sede de la Asamblea. La noticia comienza y termina con un sonido propio de quien destapa y toma un refresco, con el consecuente sonido gutural de placer. Luego colocan una música tipo hard-rock, al estilo Apocalypse Now, algún subtítulo para entender lo que alguien grita desde el interior del patio central y todo el concierto de cohetones y afines. Si bien no parecen tantos los que entran, no se puede dudar de su violencia.

Unos vecinos me llamaron para pedirme el teléfono del Foro Penal, ONG de abogados que han estado muy activos –y no solo ellos– para asistir a los detenidos por manifestarse en estos años de protestas. Sin poder confirmar, me seguía llegando algún tipo de información sobre el acoso de la Guardia Nacional Bolivariana contra los edificios de vecinos

Por otro lado, toda la edición destaca la conversación entre el periodista y el “colectivo” que entró (o “jalaron” presuntamente alguno de los diputados) dentro de la Asamblea. No sé si de manera planificada o no, termina hablando de maltratos que no los hubo (hubo otros, pues tuve la oportunidad de ver las imágenes sin editar), de afirmar que tuvieron que cogerle 50 puntos en la cabeza (¡es falso! Yo no solo vi las imágenes donde su cabeza estaba intacta, aunque su ropa hecha jirones, sino que él en ningún momento mostró los puntos a la cámara) y que le preguntaron sobre quién le pagaba (lo que le dijeron es ¿por qué lo haces? y asumieron que habría un pago), cosa que negó. Afirmó que las escoltas, que estaban armados, de Freddy Guevara, Miguel Pizarro y otros lo golpearon (desconozco si los zarandeos y alguna patada provenían de ellos y si en verdad portaban armas y de cuál tipo).

Asedio policial en Barquisimeto

En Barquisimeto, en la tarde de ese día continuó la arremetida violenta contra distintos sectores de la ciudad, aunque menos que el día anterior. Hay reportes de que lo ocurrido no fue una situación aislada, sino que se replicó en otras partes del territorio nacional. Pero destacó el asedio a la urbanización Sucre, en los bloques (edificios levantados por los gobiernos democráticos de la segunda mitad del siglo XX como política social para atender las necesidades de vivienda de trabajadores asalariados y obreros) que quedan en las adyacencias del estadio Farih Richard (de fútbol) y el Domo Bolivariano.

Estamos el pastor Franklin Limardo, el señor Ángel Delgado, la señora Giovanna Bavaresco y yo. Consideramos, como primer paso, buscar al superior que dirige los ataques con tanquetas

Desde horas de la mañana ya estaban ocurriendo cuestiones extrañas. Unos vecinos me llamaron para pedirme el teléfono del Foro Penal, ONG de abogados que han estado muy activos, y no solo ellos, para asistir a los detenidos por manifestar en estos años de protestas. Sin poder confirmar, me seguían llegando algún tipo de información sobre acoso de la Guardia Nacional Bolivariana contra los edificios. Hasta que otras personas de la misma Vicaría de Derechos Humanos de la Arquidiócesis indican que están pidiendo la presencia de mediaciones tipo Cepaz-Lara (Consejo de Estado para la Paz y la Justicia del Estado de Lara).

Escuchando a las víctimas

Una vez en el sitio, y resguardados los vehículos, la doctora Nelly Cuenca de Ramírez coordina los movimientos. Estamos el pastor Franklin Limardo, el señor Ángel Delgado, la señora Giovanna Bavaresco y yo. Consideramos, como primer paso, buscar al superior que dirige los ataques con tanquetas hacia los edificios. Pero cuando caminamos por la soberbia avenida Libertador, vacía de coches y llena de desperdicios, una bomba lacrimógena estalla a 40 metros y las corrientes de aire propias de ese lugar se encarga de que nuestros ojos y respiración lo sientan de inmediato. Intentamos hacer un rodeo sin mayor éxito que conseguirnos con el cuerpo motorizado del CICPC (Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas), quienes transmiten una consideración de “cese al fuego” para poder dialogar con las “partes”.

Los vehículos blindados y diseñados para enfrentar revueltas (¿cuáles revueltas?) lucen impactados por pinturas de distintos colores. Los mayores riesgos que han sufrido ha sido el impacto, en ciertos sectores, de bombas molotov. De hecho, como pude comprobar horas después, cuando estuve de regreso en mi casa, uno de esos vehículos ingresó en la mañana en las Residencias Victoria de El Paraíso en Caracas. Dichos ingresos, tumbando portones y sin órdenes judiciales, son propios de un “ejército de ocupación” (palabras de la Fiscal de la República, doctora Luisa Ortega Díaz).

Es muy lógico que el ciudadano lo sienta como amenaza de la cual defenderse. En varias partes los hechos vienen acompañados de las palabras: “a los hombres los vamos a llevar presos y a las mujeres nos la vamos a coger” (expresión última de carácter soez, para referirse a la violación). Pero esas incursiones no siempre salen bien. Ese día, en las residencias capitalinas, la tanqueta quedó trabada por razones desconocidas. Mientras se esforzaba por liberarse, le seguían lloviendo los cocteles de molotov (los videos del www.elestímulo.com ya no están) . El vehículo se prendió en llamas, sin que sus ocupantes lo abandonases. No fue sino hasta el día siguiente que supe cómo terminó la historia. Unas imágenes de otro suceso, en una carretera, esa noche me impactaron y desvelaron: un hombre calcinado y otro gateando para huir de las llamas. No sabía que no correspondía a ese suceso. Por lo que yo me pregunté (y sigo preguntándomelo) cómo unas personas prefieren enfrentar al fuego dentro de sus tanquetas a encontrarse con otros venezolanos como ellos ¿cómo es posible ese nivel de temor y de terror? Los funcionarios de la Guardia, en la Urb. El Paraíso de Caracas, no salieron. Pero al día siguiente vi que el carro de bomberos de la Guardia llegó a tiempo y pudo apagarlo.

Esa no era la situación en la Sucre. No dudo que le hubiesen caído algunas piedras y quizás fuegos de artificio propios de una verbena. Pero nada más.

Quien comandaba las tanquetas no quiso dialogar. El personal de las otras era más accesible. A lo lejos, cerca del Domo Bolivariano, estaba un contingente de tropas a pie. Estaban resguardando el partido final de la Liga Profesional de Básquet de Venezuela, que se jugaba en un remodelado Domo. Sin conocerlo, por lo que me dicen y he visto por televisión, es propio de un estadio de la NBA. De hecho, el equipo de Barquisimeto ha ganado los últimos 3 eventos internacionales, incluso enfrentando a equipos europeos. Cuenta con buenos jugadores, inclusive algunos de la NBA que están sancionados de jugar allá por algún tiempo.

Motorizados de la GNB, que acosaban por otras calles, se retiraron lanzando un “regalito” cerca de una de las entradas al edificio: otra bomba lacrimógena cuyo ácido impactó directamente las pupilas y fosas nasales de la doctora Nelly Cuenta y las mías, gracias al viento

La semana anterior, el lunes 26 de junio, tras un plantón exitoso en el país (se paran carros y/o personas y se paraliza el tráfico) y una jornada de represión con muchos detenidos, heridos y el dolor de los asesinados en los 90 días de protesta, algunos manifestantes de otras partes quisieron trancar las avenidas circunvecinas para que no se pudiese realizar la justa. No podían entender cómo un país en duelo podía aceptar que el calendario de actividades transcurriese como si nada hubiese pasado. El forcejeo solo consiguió que en la cancha se enfrentaran los equipos y en la calle algunos ciudadanos con la Guardia y que los habitantes de la Sucre recibieran el cerco militar y de terror con disparos, gases y perdigones a los apartamentos. Una persona recibió un impacto de bala, que ocasionó, según dicen fuentes creíbles, la pérdida del bazo y un riñón. Tal despliegue considera la gente que se debe a la estrecha relación entre algún familiar de los dueños de uno de los equipos con el gobierno nacional, eso que en Venezuela llaman “enchufados”.

Bandera blanca

En ese 5 de julio fue el CICPC quien consiguió convencer al comandante, quizás en vista de nuestra presencia, que retirara las tanquetas hasta el Domo, entre 100 y 200 metros de la comunidad. Motorizados de la GNB, que acosaban por otras calles, se retiraron lanzando un “regalito” cerca de una de las entradas al edificio: otra bomba lacrimógena cuyo ácido impactó directamente las pupilas y fosas nasales de la doctora Nelly Cuenta y las mías, gracias al viento.

Una joven mujer se acercó para decirme: “No sabe usted del alivio que representó para mí el solo hecho de ver esa banderita ondear por la calle”.

Apenas se fue dando esto y mientras el CICPC intentaba mediar con el cuerpo motorizado de la Guardia, las personas comenzaron a salir de sus refugios y apartamentos y a hablar festivamente. CEPAZ-Lara tiene una banderita blanca con una paloma azul, que izaba la doctora Nelly Cuenca. Yo, pese a no pertenecer a esta organización, le hice el quite. En el camino, para reunirnos en las áreas comunes de los edificios (una especie de patio central demarcado por las construcciones), una joven mujer se acercó para decirme: “No sabe usted del alivio que representó para mí el solo hecho de ver esa banderita ondear por la calle”.

Dentro comenzaron las historias, formas de drenar emocionalmente toda la tensión acumulada durante 90 días de asedio. Lo acontecido en esa jornada, cuando un hombre disminuido en su locomoción debido a un ACV corrió el riesgo de ser detenido, en la calle por la Guardia, o ser impactado, por lo que un “escudero” (uno de los jóvenes que protestan con escudos artesanales que solo sirven para detener perdigones de goma o desviar bombas lacrimógenas lanzadas directamente contra los cuerpos); o en días pasados, cuando se llevaron detenido a Kevin Rincón, un joven con síndrome de Down que no tenía nada que ver con las protestas.

Estragos de la represión

Otra persona señaló cómo llegando al piso de su mamá, una bomba lacrimógena de forma puntiaguda había impactado la puerta del apartamento y estaba por provocar un incendio cuando le prestaron unos guantes para “despejar” hasta la avenida, a unos 150 metros, el artefacto (en Venezuela los manifestantes que pueden usan máscara de gas y, armados de guantes, devuelven a la policía las bombas).

Ya la noche estaba cayendo. Hicimos una oración y nos retiramos. Alrededor de los edificios reinaba una completa oscuridad, ideal para los movimientos de los grupos paramilitares

Alguna relató la situación que vive al estar sola con su esposo, pues su hija tuvo que irse a vivir a Chile. Era alguien que recordaba la esperanza que había suscitado el presidente Chávez, y que era tan contrario a esos 90 días de sobresalto. Nunca se sabía cuándo podían irrumpir colectivos armados (paramilitares) con sus disparos, sin que en esas noches de horror se aparezca nadie a defenderles (ni policía ni GNB): en días pasados se registraron conatos de incendio por estos grupos, como pude comprobar visitando el lugar al día siguiente. Alguien termina llorando en los hombros del pastor de la Iglesia de las Buenas Nuevas. Otro grupo muestra cómo una cerca de alfajol (cercas de alambre de acero inoxidable dispuesto en red) fue tumbada por una de las tanquetas. Ya la noche estaba cayendo. Hicimos una oración y nos retiramos. Alrededor de los edificios reinaba una completa oscuridad, ideal para los movimientos de los grupos paramilitares.

El día jueves se anunció una marcha hasta el Tribunal Supremo. No pudo llegar a su fin, por la represión. Otros activistas se acercaron a la asede del Tribunal, pero el número era exiguo para enfrentar las líneas de Guardias Nacionales. Se dijo que Freddy Guevara, vicepresidente de la Asamblea Nacional, había sido detenido por la GNB. Pero la información y video correspondían al mes de abril.

Maduro sigue adelante con la Constituyente

En la tarde tuve que resolver algunos detalles y enfrentar otros compromisos. Cuando esto ocurre, es oportunidad de conectarme con la radio. Caí en cuenta de que todos los medios se habían conectado, en lo que llamamos “cadena”. Poco a poco supe que la trasmisión ocurría desde el Estado de Bolívar. Una trabajadora, candidata a la Asamblea Constituyente, tomó la palabra para destacar las virtudes del proceso y de cómo se había recobrado la soberanía al estatalizarse las empresas ligadas al hierro y aluminio. Estacioné mi carro y me puse a resolver mis asuntos. Cuando volví ya estaba Maduro hablando, en lo que supe que era la “Constituyente obrera”. Pero antes, lleno de una euforia histérica y malamente histriónica, comenzó a anunciar una buena noticia, dando grandes voces para agradecer el milagro divino: hace un año el embalse del Guri, que se nutre de las aguas del río Caroní en la Amazonia venezolana y que dota de electricidad al 60% del país, llegó a su nivel más bajo. Tal cosa supuso un racionamiento eléctrico porque, según él, el fenómeno de El Niño, que produce grandes inundaciones en el sur de Sudamérica, y sequías en los países del norte del subcontinente, estaba afectando al país.

Los técnicos y oposición le contestaron que la causa real había sido la falta de previsiones y de decisiones técnicas llevadas a tiempo, cuestión que implicó, por lo visto, que la Asamblea Nacional no aprobara sus decisiones. Este jueves el mandatario dijo que giró la orden de quitarle la luz a la Asamblea (Maduro dixit). El milagro consistió en que este año estaba a rebosar, pese a los malos augurios de quienes se le oponen. No es descartable, considero, que un gobierno tan “showcero” (coloquialismo venezolano para referirse a quienes buscan el protagonismo sensacionalista propio de ciertos medios de comunicación, calificados como “show”), todo quiera crear un clima de entusiasmo que favorezca augurios mejores de lo que se oyen para el día de las elecciones de la Constituyente. El general Luis Motta Domínguez, que preside Corpoelect, la empresa eléctrica del Estado, tuvo que hacer una representación de entusiasmo propia de los Razzie Awards, que ganaría de manera ostentosamente holgada. Fingiendo ser predicado de “Iglesia electrónica”, tiene pinta que tuvo que cumplir la orden que pone en duda para qué rayos sirve una cadena de mando. Supongo que la alternativa no sería hacer sentadillas en el patio de la Academia…

La Oposición intenta jugar adelantado convocando un plebiscito unos 14 días antes que la elección a la Constituyente, como para demostrar mayor musculatura política y apalancar otras decisiones posteriores

Aumento salarial del 50 % (¿arruinar a la empresa privada? ¿dar gusto a las masas que deban recorrer las filas de votación el 30 de julio?) y el milagro de la multiplicación del agua (ordenó abrir todos los aliviaderos), aunque desconozco cómo esté la situación del mantenimiento de las turbinas y generadores, que funcionaban en menos de la mitad de su capacidad hace algunos años.

La oposición llama a votar el 16 de julio

Luego regresa con su gran preocupación: la Constituyente, esa que a Mons. Diego Padrón le parece que conduciría a un estado marxista y militarista que abriría el compás para que inicie una etapa absolutamente dictatorial. La participación pareciera que va a ser escasa. Y la Oposición intenta jugar adelantado convocando un plebiscito unos 14 días antes que la elección a la Constituyente, como para demostrar mayor musculatura política y apalancar otras decisiones posteriores. El sistema electoral, lo que se llama las bases comiciales de Maduro están viciadas de nulidad. Claro que a él eso no le interesa. Su gran logro es la forma de votar sin tener en cuenta la proporción territorial de la población. Un municipio, un diputado. Sin importar cuántas personas vivan en él: una familia o 3 millones. Se vota dos veces, si eres reconocido como integrante de uno de los siguientes sectores: trabajadores; campesinos y pescadores; estudiantes, personas con discapacidad, pueblos indígenas, pensionados, empresarios; comunas y consejos comunales… si estás afiliado a al gremio o sindicato del gobierno, o al consejo comunal que tenga personalidad jurídica (lo consejos comunales en manos de la oposición, no tienen ese reconocimiento). Nada que ver con organizaciones independientes.

La Oposición el 16 de julio, con el plebiscito, se juega Rosalinda (expresión venezolana que significa jugarse el todo por el todo)

En esos apuros se dice en cadena lo que antes se coordinaba “soto voce” desde lugares como el Frente Francisco de Miranda: las movilizaciones. Para Maduro la libertad del voto (solo se puede votar por candidatos del gobierno, porque la Oposición, y con razón, le ve los agujeros al garbanzo) es una bagatela. Derecho y deber pueden ser sinónimos coyunturales. La cosa es simple: una empresa, privada o del Estado, busca la nómina de empleados y controla la asistencia. El riesgo de perder el trabajo en tiempos de hambre es alto. Y con el carnet de la Patria (una especie de cartilla de racionamiento, versión electrónica), se puede votar, según dijo Maduro.

El referéndum no será en las iglesias

La Oposición el 16 de julio, con el plebiscito, se juega Rosalinda (expresión venezolana que significa jugarse el todo por el todo). En gran parte es crucial. Hay voces que se escuchan por whatsapp, que parecen fidedignas, que grupos afines al gobierno quieren evitar instalación y consulta plebiscitaria a como dé lugar. Se había corrido la voz de hacerlo en las iglesias. Pero, Mons. Mario Moronta, obispo de San Cristóbal, esgrime buenas razones para no prestarse: la Iglesia es de todos y cae día domingo. Pero hay que aclarar: no es que la Iglesia sea de todos, altos jerarcas del gobierno y de la oposición. Es de todos: de esa gente sencilla con sensibilidad particular y criterios más o menos instruidos, que tiene su opinión de todo esto y quiere ver en la Iglesia aquella que fija el rumbo en horas oscuras de incertidumbre, sin pertenencia a bandos políticos. Es el respeto principalmente por ellos, más allá de otras consideraciones. Y el resto de los obispos puede tener un criterio parecido.

¿Qué pasa si un derecho del todo legítimo, que está reconocido por la carta de Derechos Humanos y que puede ser expresión de la voluntad del Soberano (artículo 5 de la Constitución) se cercena o corre grave riesgos? ¿Es papel de la Iglesia también, puesto que su causa es el ser humano, ponerse a su lado para que pueda manifestar libremente su voluntad?

La gente que protesta y que quisiera que todo esto cambie, independientemente qué tan opositora sea, puede sentir el vértigo del riesgo ¿existen condiciones como para recoger esas firmas en este país? La Iglesia podría brindar cierta seguridad, aunque fuera aparente ¿la Iglesia les está sacando el cuerpo? Es delicado, porque puede variar mucho dependiendo del diagnóstico de ante qué gobierno estamos y hacia cuál sistema quieren hacernos ir. El diagnóstico puede ser fundamental.

Igual queda la pregunta que no es de menor peso: ¿qué pasa si un derecho del todo legítimo, que está reconocido por la carta de Derechos Humanos y que puede ser expresión de la voluntad del Soberano (artículo 5 de la Constitución) se cercena o corre grave riesgos? ¿es papel de la Iglesia también, puesto que su causa es el ser humano, ponerse a su lado para que pueda manifestar libremente su voluntad?

Leopoldo López pasa a arresto domiciliario

Termino de escribir el viernes en la noche. Creo que, como en el Calvario, consummatum est. Sin embargo, no me decido a enviar esta crónica. Mi olfato, que en Venezuela no necesita ser muy sensible, me dice que espere al sábado para redondear cualquier información. Como alguien le explicaba a un medio internacional, Venezuela requiere constante atención a todos lo que ocurre, pues es como una tajada: es una fritura de plátano maduro, de sabor distinto a lo que se conoce como plátano o banana en la Península, pero familia, que nunca se come crudo. Su preparación requiere buen cuidado, pues al menor descuido puede quemarse si no se retira a tiempo del aceite hirviendo.

A las 4 am aproximadamente debió Leopoldo López tocar la puerta de su hogar, convertido ahora en cárcel. Nadie en Venezuela podía suponer que tal cosa pudiese pasar. El viernes fue un día frío en noticias, tanto que Julio “Coco” Jiménez, un activista político que ofrece un análisis diario de la situación por YouTube (el “Beta Político”). Cosa, por supuesto, extraña. Ni su esposa ni su partido ni los medios venezolanos. Por lo visto la información salió de España y debió tener a Zapatero como quien coló la información.

La presión de calle ha hecho suficiente mella, como para empujar a la excarcelación de Leopoldo López. La lucha pacífica ha conseguido un triunfo nada despreciable: lo que parecía ser la joya de la corona del gobierno, su rehén, la máxima garantía a la hora de llegar a una negociación con la Oposición

La pregunta es ¿por qué? Si bien he sentido un poco menos cargado el ambiente y no he tenido mayor información sobre represión, no son pocos los escépticos. “Hoy, en Venezuela, se levantaron 30 millones de analistas políticos” (Julio “Coco”). Así es. Como en el caso de Óscar Pérez, el comisario policial de élite que sobrevoló el Ministerio de Interior y Justicia y el Tribunal Supremo, una buena parte apostó a hacer consideraciones de lo que podía estar oculto. Especulaciones sobre bajas componendas que no tienen ningún asidero con la realidad, pero que muestran el grado de escepticismo y de protección ante el desengaño que tenemos los venezolanos.

Claves de la excarcelación

Soy de los que lee en contexto los acontecimientos, y desde ahí lo entiendo, con otras personas mucho más preparadas que yo, como un elemento significativamente positivo. No sé si sea fácil ordenar las ideas, algunas más claras que otras. Otras más evidentes que algunas. Es un conjunto de aciertos y errores. Los primeros en quienes se oponen desde las calles y los segundos a quienes se defienden desde el Gobierno. Aunque es bueno e importante ser cautelosos con este último, sea por sus intenciones o sus cartas ocultas (aunque en los últimos tiempos hace gala de poca imaginación):

La presión de calle ha hecho suficiente mella como para empujar una medida de este tipo. La lucha, en su mayoría de carácter pacífico, ha conseguido un triunfo nada despreciable: lo que parecía ser la joya de la corona del gobierno, su rehén, la máxima garantía a la hora de llegar a una negociación con la Oposición.

La propaganda entre las filas del chavismo hacía que no se pudiera considerar tal medida, pues era poco más o menos, según ellos, que un terrorista, instigador al odio, que tiene en su haber una buena cantidad de muertos durante el año 2014. Igualmente Yoami Sánchez desde Cuba reseñaba la sobriedad con que había sido tratada esta liberación por la prensa insular, cuando antes daban un pérfido perfil del personaje.

Pero no debe olvidarse la presión internacional en distintos escenarios. Esa presión creció notablemente luego del asalto a la Asamblea Nacional. Como diría Julio “Coco”, fue todo un autogol del vice-presidente, Tarek El-Aissami, el personaje más cercano a todo esto. El gobierno puede haber buscado lavarse la cara ante la comunidad internacional con esta muestra de longanimidad. Queda la pregunta si detrás de Leopoldo, se conmutarán las penas de otros reclusos de conciencia.

El piloto policial Óscar Pérez pudiese haber influido en algo, en la medida en que sus amenazas pudieran ser creíbles: el de un hondo malestar ante el gobierno por parte de sectores cada vez mayores de los cuerpos de seguridad del Estado.

Otro tanto, dice alguno, pudo deberse a conversaciones entre Trump y Putin. Hay que recordar que Venezuela ha estado señalada como cabeza de playa en América del expansionismo del Hezbollah. Que Tarek El-Aissami, que es vicepresidente, está siendo investigado no solo por sus contactos con los carteles de la droga internacional, sino por sus contactos con movimientos terroristas como el mencionado. Cuestión que no interesa ni a Estados Unidos y menos a Rusia, mucho más propensa y permeable en sus fronteras a cualquier radicalización islamita.

El gobierno puede haber pretendido varias cosas:

–Lavarse la cara ante la comunidad internacional. El mismo Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, concedió declaraciones para CNN, sobre ese asunto.

–Enfriar la calle.

–Tender una celada a la Fiscal de la República, para hacerla responsable de la encarcelación de Leopoldo López y mal ponerla ante la MUD.

–Buscar que se reconozca al Tribunal Supremo de Justicia, cuyo presidente y 11 magistrados principales y una buena cantidad de sus suplentes pueden ser removidos por el simple hecho que su nombramiento fue fraudulento (írrito de toda nulidad). Si bien es vox populi que la orden provino de Miraflores, se quiere atribuir la responsabilidad al TSJ. Igualmente se dice que toda esta maniobra no era sabida y, por lo tanto, menos consultada por otros factores de coalición de gobierno.

–Dividir a la Oposición entre los diversos líderes, además de aislar a la Fiscal.

Considero que poco va a conseguir el Gobierno. El paso que tuvo que dar ha reforzado la ruta de las protestas cívicas. Es decirle a la gente que “quien se cansa, pierde” (Leopoldo López). No creo que con ello se consiga evitar la consulta plebiscitaria del próximo domingo (que no va a celebrarse en las iglesias, sino en zonas aledañas). Tampoco va a legitimar a la Constituyente, sino la hace ver que sufre de muerte prematura. No va a conseguir que la Oposición se siente a dialogar o a negociar bajo cualquier término.

Pareciera que la fractura y debilidad del gobierno crece a pasos agigantados. Algunos hablan ya de trámites para que los responsables principales puedan establecerse en gobiernos extranjeros y que se dé un gobierno de transición. En lo personal creo que esto último es contar los pollos antes de nacer.

Es complicado predecir en Venezuela, fuera de detectar avances significativos. Hoy, más que nunca, es válido aquel refrán que reza “los rusos también juegan”. Supongo que los cubanos también: en horas del sábado en la madrugada, Maduro salía para Cuba. ¿Acaso iba a que le dieran líneas (instrucciones)?


Alfonso Maldonado es sacerdote desde hace 25 años. Vive en una comunidad de laicos en la arquidiócesis de Barquisimeto, Venezuela. Tiene estudios de teología sistemática. Da clases en el Seminario Divina Pastora. Publica artículos en www.razonesparalaesperanza.blogspot.com, teologiahoy.com y noticias251.com. Aficionado a la radiolocución, lleva un programa dominical llamado “Razones para la Esperanza” en www.unionradio.am

Crónicas anteriores:

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Actuall’s story.