La importancia de los referentes femeninos en la ciencia

¿Habría Ada Lovelace alcanzado los mismos resultados de no haber conocido a Mary Fairfax Somerville en 1812? La “reina de las ciencias” fue la mentora de Lovelace, considerada la madre de la programación (¡e inspiradora de nuestro nombre!)

Un buen mentor puede cambiar el destino de la humanidad, o al menos el futuro de una persona.

El mentoring no consiste solo en el conocimiento técnico, que podemos alcanzar de otras formas, sino de otras aportaciones que se vinculan más a la experiencia que al estudio formal. Apoyo. Consejos. Acompañamiento.

En un mundo que exige estar en constante proceso de aprendizaje, como es el caso de la ciencia, el mentoring adquiere un papel muy importante, ya que gracias al recorrido y a los conocimientos de un mentor o mentora, nos resultará más fácil aproximarnos a algunas de las claves de este entorno: aprendizaje continuo, inquietud, pensamiento crítico…

Es por eso que en Adalab siempre hemos confiado en la figura de las mentoras voluntarias para acompañar a nuestras estudiantes tras el curso intensivo. Sí, mentoras. En femenino.

El hecho de que nuestro programa de mentoring esté abierto únicamente a la participación de mujeres tiene dos motivos:

  1. Visibilizar las mujeres que ya trabajan en tecnología. No solo hay pocas mujeres en el sector STEM, sino que además muchas veces las que están tienen poca visibilidad. Con este programa queremos ayudar a visibilizarlas y a hacerlas relevantes.
  2. Aportar referentes femeninos. Una de las claves que se señalan para explicar que hay pocas mujeres trabajando en el sectorSTEM es la falta de referentes femeninos. Queremos que las alumnas conozcan mujeres que ya han logrado los objetivos que ellas se están proponiendo, mujeres que han pasado por situaciones similares a las que ellas deben enfrentar.
Mentoras y mentorizadas de la Promoción Dorcas

Pero el beneficio no es únicamente para las alumnas: también enriquece a las mentoras y a las empresas en las que estas trabajan.

Al participar en este programa, las mentoras ganan habilidades relacionadas con la reflexión y el análisis. Muchas han destacado el aprendizaje que supone tratar de enseñar a alguien. ¡El poder de poner las ideas en palabras no es nada desdeñable!

En cuanto a los beneficios para las empresas, no podemos olvidar que el programa de mentoring es una pata del voluntariado corporativo que ofrecemos en Adalab a nuestras empresas colaboradoras. Es muy frecuente que sean nuestras empresas colaboradoras las que difunden el programa de mentoring entre sus empleadas y las animan a participar. Así se vincula a las empresas con Adalab: estas ofrecen una oportunidad de voluntariado a sus empleadas relacionado con su función (donde sienten que pueden aportar mucho), y la empresa puede conocer mejor a las alumnas y sus perfiles, valorando así si encajan con el talento que necesitan.

Con el paso de los años, el programa de mentoring ha traído una nueva ventaja a nuestro proyecto: las adalabers de las primeras promociones ya están preparadas para ser mentoras de las más recientes. ¿Quién mejor que una alumna que ya ha pasado por Adalab para ser mentora de una nueva adalaber? La comunidad se enriquece y se fortalece con ellas, y nos llena de orgullo que las alumnas sigan vinculadas con este proyecto y que cierren el círculo ayudando a otras a incorporarse al sector.

¿Qué necesitas para convertirte en mentora de Adalab?

Aproximadamente 100 mujeres ya han sido mentoras en Adalab, y gracias a ellas hemos podido concretar el perfil que buscamos: mujeres, con al menos 2 años de experiencia y que se encuentran trabajando en el sector tecnológico.

Aunque en Adalab formamos a nuestras alumnas para que sean programadoras front-end, no es un requisito imprescindible porque no se trata de un mentoring técnico sino profesional. La mentora acompaña a la alumna en su proceso de inserción laboral en un sector que esta desconoce.

Por eso buscamos mentoras que estén trabajando en el sector pero que no necesariamente sean el mismo perfil exacto. Buscamos mujeres que estén desarrollando sus carreras como front end, back end, scrum master, UX, UI, QA… ¡todos los perfiles digitales, siempre que sean técnicos!

También es importante saber que pedimos a nuestras mentoras una vinculación con el programa de al menos 4 meses, que es lo que dura el mentoring de una promoción. Al finalizar este tiempo, muchas continúan ayudando a sus mentorizadas, otras deciden no hacerlo, o al menos no de una forma tan formal, y muchas deciden renovar su compromiso de mentora con la nueva promoción. ¡Las opciones son múltiples!

¿Qué es un mentoring profesional?

En Adalab no buscamos mentoras que aporten conocimientos técnicos, o al menos no únicamente. El rol de las mentoras es ayudar a las alumnas a descubrir su nuevo sector y facilitar su incorporación al mundo laboral.

Para ponerlo en contexto, estos son los objetivos que les proponemos a las mentoras:

  1. Ayudar a su mentorizada en la búsqueda de la primera experiencia laboral. Esto va desde ensayar las entrevisas, a mejorar el CV, el perfil de LinkedIN, el Github… ¡o algo tan sencillo como comprender cómo funciona una empresa!
  2. Facilitar que la adalaber se introduzca en el sector ayudándole con el networking. Desde presentarles a otros profesionales a acompañarlas en eventos: la mentora puede ayudar a romper el hielo y generar confianza.
  3. Acompañarla en las primeras semanas en su nuevo puesto de trabajo. Surgirán retos y situaciones complejas que la adalaber tendrá que solucionar pero ¡no estará sola cuando lo haga!
  4. Recomendar formas de enfocar su nueva carrera. ¿Es el momento de aprender una nueva tecnología, de buscar cursos y talleres complementarios? ¿Qué recursos pueden resultarles útiles para seguir creciendo profesionalmente?

¿Te interesa ayudar a otras mujeres a recorrer tu mismo camino, y añadir diversidad y pluralidad al sector? El próximo 14 de mayo las estudiantes de la Promoción Fairfax conocerán a sus mentoras. ¿Serás tú una de ellas? ¡Apúntate como mentora aquí!

Sara Pato con Marta Aguilar en Kairós DS

Si todavía dudas y quieres más información, te recomendamos esta entrevista en la que hablamos con Sara Pato de su experiencia como mentora.