Devolvámosle la dignidad al legado de Shirley Jackson

Un intento de comentario imparcial sobre la serie de Netflix: “La maldición de Hill House”.

Image for post
Image for post

Qué difícil es escribir sobre algo o alguien que te gusta mucho; algo o alguien que enciende tus pasiones. El corazón se me acelera y no puedo hilar palabras en orden. Nada parece suficiente y todo pierde su poca objetividad. Sin embargo, en la poca imparcialidad que podré reunir, quisiera comentar una de las últimas series de Netflix: “La maldición de Hill House”, basada en la novela más famosa de mi escritora favorita, Shirley Jackson.

Francamente, cuando terminé el primer capítulo estaba indignada. Me pareció espantoso, ridículo e irrespetuoso. Sin todavía entender bien la naturaleza de mi indignación, acudí a las redes sociales y vacié toda mi ira. Después me calmé, pensé: no puedo juzgar una serie entera por su primer capítulo, así que la vi entera. También conversé con algunas personas a quienes les había gustado la serie — incluso hice una encuesta por Instagram, para acceder a un mayor número de argumentos y personas — e intenté hacer un análisis un poco más sereno y objetivo.

Quisiera retractarme de las primeras palabras que emití cuando acudí a Instagram en busca de una catarsis: la serie no es mala. Es una pésima adaptación de un gran libro, esto lo mantengo — y ahondaré al respecto más adelante -, pero creo que vista como una creación independiente no es mala: la trama desarrolla un drama familiar emotivo y cercano, no parecen quedar huecos narrativos ni cabos sueltos y… es entretenida. A algunas personas con las que conversé les gustaron las actuaciones, los efectos especiales, la estética de la atmósfera y los giros de trama. No sé si estoy del todo de acuerdo con esto, pero para efectos prácticos mi opinión al respecto no importa demasiado. Con lo que sí estoy de acuerdo es con que la serie es cautivadora y aunque mis intenciones fuesen verla sólo en un afán crítico, en el fondo sí tenía ganas de seguir viéndola y aunque me enojaba, lo pasé bien.

Convenido que la serie no es mala ¿qué problema tengo entonces con ésta? ¿por qué estoy escribiendo esto? Porque algo me produjo rabia y tristeza. Después de darle algunas vueltas a estos sentimientos me di cuenta de que no nacían de la serie misma. No son los eventos mismos que se desarrollan en su trama y que los espectadores están disfrutando los que me indignan, sino que es la sensación de que alguien, en el proceso de toma de decisiones, bautizó la serie con el título de la obra más famosa de Shirley Jackson sin importarle si ésta le hacía justicia al título original y a su autora o no. Esto es lo que me indigna, esto es lo que me entristece: sentir que alguien se aprovechó de la reciente fama de una autora históricamente subestimada y maltratada, cuando ni siquiera era necesario.

Varias personas me han dicho: oye, pero cálmate, si es una adaptación. Y yo respondo ¿una adaptación no requiere que al menos el resultado final remita al original? Las películas de Harry Potter son adaptaciones de los libros. Sí, guste o no faltan elementos y algunos se modificaron deliberadamente, pero al final el grueso de las novelas se visualiza en las películas. “El resplandor” es una adaptación de un libro escrito por Stephen King del mismo nombre. En la película también se omiten elementos de la novela y también se toman decisiones deliberadas, por ejemplo, la personalidad de la madre de Danny en la película es completamente distinta a la de ella en la novela. Sin embargo, el grueso de la película sigue adhiriéndose al libro. El caso de esta serie es el inverso: no es que falten algunos elementos de la novela original, sino que solo algunos elementos están presentes. Lo único que existe de la obra original en la serie son: nombres de personajes y la casa. ¿Era entonces realmente necesario aprovecharse de la escasa fama de Shirley Jackson y utilizar el nombre de su obra más popular como título? Ya existía una nueva historia que podía sostenerse por sí sola ¿Por qué, para qué recurrir a tan solo algunos elementos de otra?

Creo que si le hubiesen puesto absolutamente cualquier otro nombre a esta serie, le hubiesen cambiado los nombres a los personajes y se hubiese dicho que era un guion original (es decir, sin estar basado en ninguna obra previa), la serie habría funcionado exactamente de la misma forma y nadie la habría acusado de plagio. Es más, incluso se habrían podido eliminar todos los “guiños” al libro que en realidad no sirven para nada en la serie y quizá habría quedado espacio para desarrollar más y mejor elementos propios de la nueva historia.

Lo que más me dio pena y rabia de la serie fue que ni siquiera se conservara el espíritu feminista de la obra de Shirley Jackson. Ni la revolución feminista ni el fenómeno “me too” que han dado la vuelta al mundo este último tiempo pudieron impedir que el protagonismo de la obra, originalmente perteneciente a una mujer, pasara a un hombre. Si ya iban a concebir un personaje que se llama Shirley, igual que la autora ¿por qué no podía ser ella la narradora de la serie? ¿por qué no pudieron siquiera permitirle conservar su autoría del libro? ¿por qué Shirley tiene que ser la “control freak” de este grupo de hermanos y no la “autora aclamada”?

Shirley Jackson fue una mujer que lo pasó mal y que plasmó todos sus demonios en su obra literaria. Fue una mujer criticada a lo largo de toda su vida por no cumplir con lo que se esperaba de una mujer americana en los años 50. Tenía sobrepeso, fumaba y se casó con un hombre judío. Fue criticada por su familia y por sus vecinos. Después fue manipulada por su esposo, quien la obligó a aceptar infidelidades y quién terminó manejando su dinero bajo el resentimiento de no ser el principal proveedor económico de la familia. Aunque fue popular en vida, fue subestimada por la crítica. Jamás obtuvo ningún reconocimiento, ningún premio por nada. Durante muchos años “La maldición de Hill House” fue considerado “tan solo un libro de fantasmas bien escrito”. (¡Y en la obra original ni siquiera hay fantasmas!) Hoy se están haciendo esfuerzos para reivindicar su autoría y su obra, la misma que está casi enteramente constituida de protagonistas que son mujeres o niños. Sus textos encarnan la ansiedad, la inconformidad y el horror de la realidad. Y el terror de su obra es transversal a los tiempos.

¿Era realmente necesario volver a pasar a llevar a Shirley Jackson para el éxito de la serie?

Dicen que ninguna publicidad es mala. Quizá el fenómeno de la serie de Netflix por fin lleve la obra de Shirley Jackson a todo el mundo y más personas puedan sobrecogerse con la genialidad de sus relatos. Ojalá fuera así. Y que Shirley Jackson por fin pudiera gozar del reconocimiento que siempre mereció.

Adjetivo

Adjetivo es un pequeño blog de literatura y cultura en…

Catalina J. García

Written by

Me gusta la literatura tanto como la pizza.

Adjetivo

Adjetivo

Adjetivo es un pequeño blog de literatura y cultura en continua construcción. No tenemos grandes aspiraciones pero sí muchas ganas de escribir y compartir las cosas que nos emocionan con la esperanza de que éstas emocionen a otras personas también.

Catalina J. García

Written by

Me gusta la literatura tanto como la pizza.

Adjetivo

Adjetivo

Adjetivo es un pequeño blog de literatura y cultura en continua construcción. No tenemos grandes aspiraciones pero sí muchas ganas de escribir y compartir las cosas que nos emocionan con la esperanza de que éstas emocionen a otras personas también.

Medium is an open platform where 170 million readers come to find insightful and dynamic thinking. Here, expert and undiscovered voices alike dive into the heart of any topic and bring new ideas to the surface. Learn more

Follow the writers, publications, and topics that matter to you, and you’ll see them on your homepage and in your inbox. Explore

If you have a story to tell, knowledge to share, or a perspective to offer — welcome home. It’s easy and free to post your thinking on any topic. Write on Medium

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store