La nueva narrativa de videojuegos

The Red Strings Club

Creo que fue en segundo de carrera, cuando cerré mi obsesión con la trilogía del Prince of Persia, cuando aparqué los videojuegos. Hasta entonces habían sido un entretenimiento, una diversión que aún no me había parado a analizar. Este hobbie quedó relegado a la Nintendo DS, que alternaba con libros en mis largos trayectos diarios a la universidad.

Flashforward a 2016, cuando Nintendo sacó la Switch y empecé a ser consciente de cuánto había evolucionado el medio. Y aquí estamos. Como apasionada de la narrativa, voy descubriendo juegos que utilizan la interactividad para conectar a otro nivel con un espectador que es mucho más que eso.

Abro este post para insertar los pequeños hilos que voy dedicando al tema en twitter porque, de momento, el tiempo no me da para mucho más :D

Stardew Valley y su tratamiento emocional de los personajes

Un hilo con varios vídeos e imágenes enfocado a cómo un juego tan aparentemente inocente trata psicológicamente a sus personajes no jugadores. El foco principal del hilo está en Shane, un pnj con depresión.

Oxenfree y revivir el trauma

Un grupo de amigos adolescentes van de botellón a una isla desierta en la que empiezan a vivir extrañas situaciones sobrenaturales. El hilo está centrado en cómo el papel del jugador (que elige entre opciones de diálogos diferentes) influye en la forma en la que percibimos la relación con los demás, el trauma y la culpabilidad.

The Red String’s Club