¿Sueñan los frascos con likes de Twitter? Mi primera experiencia con IoT

Participé en la Hackaton IoT de Aerolab y ayudé a inventar esta simpática mascota que reacciona a las redes sociales.

El 9 de marzo, en Aerolab hicimos una Hackaton. ¿Qué es eso? En palabras de Valentín Muro, el organizador del evento y Creative Technologist del estudio, es una "jornada intensiva" de desarrollo de software o hardware. El objetivo es aprender, compartir y divertirse en equipos, armando un proyecto que pueda quedar funcional ese mismo día.

Con mucho entusiasmo, luego de la introducción, arrancamos la experiencia reunidos en círculo, con marcador en mano y papel. Había que definir el objetivo del proyecto, que era un poco nebuloso: un objeto que notifique las interacciones que estén sucediendo en las redes sociales.

Hay equipo.

Ante el abanico enorme de posibilidades que presenta IoT, definir qué cosas va a hacer el objeto resulta bastante difícil. Todo parece posible y todo suena divertido. Pero también el tiempo apremiaba y sabíamos que, seguramente, tendríamos que enfrentarnos a varios problemas técnicos. Nos decidimos por hacer una “mascota” en forma de frasco que fuera capaz de reaccionar con distintos estados lumínicos a los replies de Twitter.

Contábamos con una plaquita Particle Photon, un Arduino Uno, una tira de LEDs RGB, un kit con un controlador LED con control infrarrojo, además de varios componentes electrónicos y herramientas. Uno de nosotros tenía una mínima experiencia con Photon y yo con Arduino, el resto del equipo, mientras curioseaba el avance de la parte técnica, probaba configuraciones de luces y planeaba los distintos estados y la forma del objeto.

La intensidad y la buena onda en la mesa de trabajo.

Photon se configura para que use wifi con una app desde el celular. Usando IFTTT conseguimos disparar una función cargada en el chip de Photon y prender un LED. Para tener mayor control y una respuesta más rápida, nos decidimos por hacer la consulta a la API de Twitter y la comunicación al Photon con un servidor node.js. Photon se comunica con el controlador de los LEDs usando un emisor infrarrojo que clona al control remoto. Este invento colateral, implementado en Arduino, capaz de clonar cualquier control remoto, abre la puerta a usos mucho más interesantes que controlar los LEDs, y seguramente estaremos experimentando con eso en futuras hackatones.

Me sorprendió que la dificultad de crear IoT no esté tanto en la parte de “Internet” como en el “of things”. Internet está bien dispuesta a interactuar: las API están ahí, los tutoriales están ahí, las librerías están ahí. Los objetos, en cambio, se rehusan a colaborar. Los componentes son delicados, las cajas no siempre cierran, los aparatos tienen interfaces rígidas. Las cosas no están pensadas para interactuar entre sí, es como si hablaran distintos idiomas.

It's alive!

Al final de la noche el objeto estaba funcionando. Digo objeto, pero en realidad me estoy refiriendo a una serie de componentes y cables desparramados por arriba de la mesa de trabajo. La caja contenedora y forma final recién la resolvimos al otro día.

Un frasco, que hasta esa tarde solo podría haber servido para contener mermelada o caramelos, ahora está conectado y comunica. La sensación de alegría al ver al objeto “vivo” es maravillosa.

El aparato es el de la foto de la izquierda.

Gracias al gran equipo que trabajó con Planto:
Ale Amenta, Facu Pérez, Iván Pojomovsky, Mariano Girondin, Mauro Pitaluga, Pato Pitaluga, Seba Falasca y Sof Andrade.

PD: ¡Hay más proyectos de la Hackaton! Podés leer sobre la hackatón y los demás proyectos en Aerolab Stories :D