3 herramientas simples para sentir el poder de estar informado

Es bueno entender que hoy vivimos una etapa de la historia muy particular. La era de la información, es sin dudas, la antesala de la era del conocimiento. Estar informados no es un lujo ni es una moda, estar informados es una responsabilidad básica que empodera y permite decidir sobre nuestro futuro.

Hoy no existen excusas para estar ajenos a lo que ocurre en el entorno. Estar al tanto de lo que pasa en el barrio, en la ciudad, en el país y el mundo, es sinónimo de querer involucrarse con la comunidad.

Tener la disciplina de estar informados nos permite planear qué hacer con lo que sucede alrededor o simplemente aprovechar las oportunidades.

La Información no es solamente la suma elocuente de datos relacionados, ya que su riqueza fundamental radica en la generación de conocimiento. Aquí yace la importancia de instar y promover la inquietud por saber qué está pasando, todo el tiempo.

A pesar de que ya es harto sabido que las redes sociales marcaron un punto de inflexión en la historia de la humanidad, ésto tiene varias perspectivas. Nosotros entendemos que esta herramienta hace que la persona se empodere, se haga escuchar y que logre instalar cambios profundos en su entorno, con tan sólo 140 caracteres.

Todos somos periodistas

Las redes sociales son la expresión más pura del sentido primario de la democracia, en el pueblo radica la autoridad. Gracias al protagonismo que dan las redes a la voz del individuo, cada uno de nosotros puede ser generador de contenido relevante, desde donde esté, contando lo que está viendo y disponibilizando la información a través de decenas de medios.

Hoy tenemos como un deber tácito de estar actualizados en información, porque sobran los medios y porque todo el tiempo ocurren cosas que valen la pena contar. Estas son tres herramientas para hacer más fácil el consumo de información:

  • Google Alerts: Preferentemente para seguimiento de publicaciones en medios de comunicación. Definí las palabras clave de las que necesitás hacer seguimiento, se pueden escribir nombres personales, de instituciones, conceptos compuestos o hasta sucesos que estén aconteciendo.
  • Notificaciones de Twitter: Orientado más a seguir los debates u opiniones de tus periodistas predilectos. Activá las alertas de todo lo que publican en tiempo real los medios o periodistas que vos elijas, te llegan como mensajes comunes con el link de la info. De esta manera, a la fuerza te vas a enterar de todo.
  • feedly.com: Herramienta muy útil para seguir a blogs o sitios que publiquen visiones alternativas acerca de lo que pasa en tu entorno. Te permite categorizar por temas y da la posibilidad de tener actualización permanente de estas fuentes.

No creas todo lo que leés

Cuando uno adquiere la disciplina informativa, también adquiere filtros de veracidad que se aplican instintivamente a los datos que consume.

El hecho que las redes empoderen a la gente, no significa que todo lo que se publique será verdad, porque así como sirven de vehículo de ejercicio de la democracia, las redes también pueden ser herramienta para la desinformación o la manipulación de los hechos.

Lo importante es nutrirse de información basada en hechos demostrables, porque finalmente cada uno construirá su opinión en base a cómo interpreta esos hechos. No compremos opiniones de otros, hagamos el ejercicio rutinario de escuchar y pensar, de verdad vale la pena.

Es necesario saber que demasiada información desinforma, por eso al momento de consumir una información en la web, es necesario saber de dónde provienen los datos, conocer los intereses que motivaron esa publicación y contrastarla las “otras verdades” del mismo tema.