5 formas de dar una buena atención a clientes

En #AgenciadeBroca estamos constantemente desafiando nuestra calidad de servicios y de productos, pero por sobre todo siempre buscamos mejorar la calidad de atención a nuestros clientes y stakeholders.

Walt Disney, alguien que la tuvo siempre muy clara en cuanto a atención y calidad de servicios.

Hoy queremos compartir 5 maneras en que nosotros trabajamos día a día para lograr ser coherentes con la imagen que buscamos proyectar y para mantener una buena reputación corporativa:

1- ATENCIÓN TELEFÓNICA

Puede sonar básico, pero atender siempre el teléfono usando no solamente un discurso institucional, sino también sonriendo mientras hablamos permite demostrar la amabilidad y apertura que necesitamos trasmitir.

“¿En qué te puedo ayudar?”, una frase puede hacer que cambie totalmente la actitud de quien nos está llamando.

2- REDACCIÓN DE CORREOS ELECTRONICOS

Muchas veces recibimos un montón de e-mails diariamente, y cuesta muchísimo tener la bandeja de entrada en cero. Pero eso no tiene que ser una excusa para dejar de responder un e-mail o tardar más de 24hs. para dar un simple acuse de recibo. Y ya que hablamos de responder, necesitamos hablar de redactar. Algunos puntos básicos:

  • Actualizar el subject SIEMPRE (sobre todo si es una cadena de e-mails, que empezó sobre un tema y después de 2 semanas ya se está hablando de totalmente otra cosa).
  • Leer 3 veces el texto antes de enviar. Meta: #CeroErrores — es horrible recibir un e-mail mal redactado, mal puntuado, mal acentuado, o con errores gramaticales.
  • Pedir a un compañero que lea el e-mail para corroborar si se entiende lo redactado, o si el tono es adecuado, para no aparentar ni muy desagradable ni muy tibio o “vueltero”.
  • Siempre usar “Responder a todos” cuando más personas están copiadas; al no hacerlo da la impresión de que estamos ocultando información a alguien.

3. REUNIONES CON CLIENTES

En honor al tiempo, obviamente lo más importante es cumplir con el horario acordado. Pero en esa línea, igual de importante es llevar impresa una agenda de la reunión con los temas a tratar.

Ante escenarios donde se debe negociar, o cuando hay dudas de si se puede hacer lo que pide el cliente, es mejor avisar que uno debe consultar con su equipo, y después dar retorno para indicar si será o no posible cumplir lo solicitado.

4. ASPECTO PERSONAL

Nuestro aspecto personal puede ser determinante para causar una buena impresión. En cuanto al código de vestimenta, siempre hay que evaluar a dónde nos estamos yendo; un estilo casual puede estar bien para ciertas empresas, pero quizás para una Embajada, deberíamos considerar un estilo más formal. Lo que sí se aplica en todos los casos;

  • Ropa planchada y bien puesta (camisa dentro del pantalón si amerita)
  • Cabello peinado/ordenado, aliento fresco
  • Calzados cómodos (y mejor si son cerrados, ojotas NO)
Ropa básica, colores neutros, y accesorios de complemento que dan un look cómodo, fresco y juvenil.

5. HABILIDADES DE NEGOCIACIÓN

Preguntar y conocer cuáles son las expectativas del cliente para nivelarlas con diplomacia, escuchar con sinceridad al cliente, evitar los prejuicios sobre él o su trabajo, cuidar la postura y la comunicación no-verbal, y tener siempre de referencia la propuesta aprobada pueden ayudarnos a atender adecuadamente a nuestros clientes y resolver cualquier disputa o diferencia.


¿Te gustaría darnos un aporte sobre otros puntos que no están mencionados? ¡Dejános tu comentario!

  • Y si querés darnos feedback sobre cómo te atendimos en el pasado, escribínos a info@debroca.com — nos encantaría saber tu opinión :)