La Aventura con Bnext

La tarjeta rosa y por qué deberías invertir en diseño antes de nada

Akimad
Akimad - Realistic Innovation
5 min readApr 23, 2019

--

Al principio de su viaje, Bnext tenía en sus manos lo siguiente: una buena idea, un buen equipo, y buenas habilidades tecnológicas.

¿Adivina qué? Todas esas cosas no han sido suficientes para tener éxito en el temible y despiadado ecosistema de startups tecnológicas.

Si lo piensas bien, ¿cómo puedes obtener una inversión si tu imagen corporativa es casi inexistente? ¿Tú invertirías dinero en un proyecto con un diseño como este?:

Bnext estaba desarrollando un producto que tecnológicamente estaba muy bien. Pero, ¿cómo puede el mundo entender que tienes una buena idea, si no puedes mostrarla de una manera apetecible?

Aquí viene el mensaje simple pero rotundo: tienes que invertir en tu diseño ANTES de invertir en el desarrollo del producto tecnológico completo. (Déjanos adivinar, ¿estás desarrollando una aplicación?)

Por mucho que no quieras escucharlo, la gente juzga el libro sobre todo por su portada, y los inversores juzgan la empresa sobre todo por la impresión que causa primera vista (cuando la primera vista no es lo suficientemente buena, no obtienes una segunda, prometido).

Nos pusimos a trabajar con Bnext con mucha ilusión y con el único objetivo de crear una imagen atractiva y profesional de su marca. Suena difícil, ya que lo que estamos vendiendo es un producto financiero (sin entrar en detalles), pero no es imposible.

Comenzamos por replantear las raíces: Bnext necesitaba un nuevo logotipo, una nueva identidad corporativa, una nueva landing page y una fuerza visual completamente nueva.

El equipo de Bnext fue lo suficientemente inteligente como para captar la idea de que esta sería la clave para su crecimiento posterior. Entonces, en vez de desarrollar una bonita funcionalidad nueva para tu app, siéntate y observa cómo cambia todo a primera vista:

Por supuesto, sin el producto tecnológico real, no funcionaría. Pero, al revés, solo el producto tampoco era suficiente para funcionar por sí solo.

Ese aporte ayudó a hacer que la marca fuera atractiva e interesante, de modo que las personas realmente sintieran que entendían en profundidad cuáles eran las funcionalidades y la misión.

Bnext tenía un buen equipo y una gran experiencia técnica, pero estas dos cosas, por importantes que sean, no son suficientes para vender el producto. Significa que eres bueno, pero también pobre. No queremos que seas pobre.

Les ayudamos a crear una capa de diseño nueva y brillante con su nueva imagen corporativa y haciendo que todo se vea simple, elegante y delicioso. Si juzgas el libro por su portada, mostramos una imagen fantástica. Sin cambiar nada de su contenido actual.

Esta presentación se usó en su aplicación para entrar en el acelerador Plug & Play y ¿adivinen qué? Entraron!

Lo que vendieron fue principalmente una maqueta de una aplicación, pero una maqueta maravillosa. Resultó ser mucho más eficiente que desarrollar un producto de primera línea por adelantado.

Veamos algunos ejemplos reales:

  • Tarjeta de prepago rosa — puede que te guste el color rosa o que no te guste el color rosa, pero es original.
  • Nuevo logo
  • Nuevo diseño de aplicaciones
  • Página de inicio donde se puede ver que sabemos algo de UX

Aquí tocamos nuevamente nuestro tema favorito: la diferencia entre MVP y MAP. Lo que Bnext necesitaba para poder dar el paso crítico hacia adelante era un MAP. (¿Curioso? Lee más sobre MAPs aquí.)

Entonces, antes de obtener un producto tecnológico perfecto con muchas características sofisticadas, es realmente crucial invertir en lo visual. Hemos recreado su imagen corporativa, resumen ejecutivo, logotipo y página de inicio. Invirtieron en el diseño y lograron dar el salto.

Las primeras tarjetas de prepago

Especialmente para las nuevas empresas en el principio de su camino, no hay otra manera de captar la atención siendo solo una pequeña parte entre una multitud salvaje de empresarios y empresas. Si no hay nada sobresaliente en tu imagen, no es sorprendente que los inversores, abrumados por el desbordamiento de información de cada lado, no te llamen.

Gracias a nuestra ayuda, Bnext pudo obtener el dinero que necesitaba e incorporar un equipo de diseño interno. Así que ya no nos necesitan. Eso es genial. Ese es un final feliz.

Lo que aprendimos junto con Bnext es que invertir en el diseño es crucial para tener éxito con un producto tecnológico. Este es el mensaje clave. Si ya lo tienes, y si quieres entender qué es lo que realmente hace Bnext (además de ser lo suficientemente inteligente como para invertir en su diseño), aquí está su sitio web: www.bnext.es

Gracias Bnext por confiar en nuestra experiencia, por dejarnos trabajar y crecer a tu lado, ha sido una verdadera aventura emprendedora.

Si tú también estas empezando algo y quieres cambiar el mundo, no te olvides de la importancia de la primera impresión. Esa regla puede ser antigua, pero ahora mismo es más verdadera que nunca.

Si quieres compartir con nosotros lo que piensas, aquí estamos!

Primer Fundraiser: 240K€ en 24h! 👏🏻
Equipo actual de Bnext

Akimad es una agencia digital donde aparte de desarrollar y diseñar, ayudamos a emprendedores a no fracasar (o al menos a fracasar más barato). Nos gusta la innovación realista. Nos gustan las personas soñadoras y nuevas tecnologías. Si a ti también, no dudes en contactarnos! www.akimad.com

Escrito por Daria Krauzo.

--

--