LA VOCACIÓN

Que es la vocación? Te importa descubrir la vocación? Es muy simple y fácil saber la vocación de una persona que ha tenido un encuentro personal con Jesucristo. Primero, que nada Jesucristo te ama. Segundo, Dios te perdona de todo pecado. Tercero, El quiere ser TU SALVADOR Y TU REY. Pero, tu y yo debemos renunciar a todo pecado y seguir el camino hacia Jesucristo. El caminar de Jesús hacia Gólgota no fue nada fácil y más aún fue un camino de oscuridad, caídas, y sufrimiento. Pero, después de ser crucificado y morir el resucito y fue glorificado. Si aún no conoces a Dios, te digo hermano/a date el tiempo de conocerlo por que haci es como en verdad encontrarás tu vocación. Sin Dios no tenemos nada, Sin embargo con Dios lo tenemos todo y sin a veces tomarlo en cuenta. Tu crees que Jesús quería venir a este mundo de cómo tal manera vino y pasar sobre todo como humano y divino? Por que no nació en un palacio y fue rey de tal tribu? El llamado de Jesús fue tal como el padre quiso y Jesús le escucho. Tu y yo debemos ponernos en los zapatos de Jesus y ser discípulos de oídos, obras y cumplir todos los sacramentos para seguir el llamado. Anda y orar con humildad de tarde o temprano tu Corazón palpitara como el sagrado Corazon de Jesus. NO TENGAS MIEDO A DESCUBRIR CUAL ES TU LLAMADO! Tal Vez Dios te llame a ser un diácono, laico comprometido o a lo mejor ser hermano/a religioso/a. Aún más ser un sacerdote de Corazón que pueda servirle a su pueblo llevando la gente en un encuentro hacia Jesus y Jesus hacia la gente. Que más bonito es servirle a Dios con Amor y Corazón. Todo llamado tiene su recompensa. No todos estamos llamados a servir en el mismo ministerio de una parroquia, igual en la vocación, todos tenemos una vocación a la cual Dios ya nos ha llamado desde antes que naciéramos. Es nuestra parte tomar tiempo y dedicarle para poder descubrir ese hermoso regalo que el nos a otorgado. Lo primordial de la vocación es ENCONTRAR TU FELICIDAD! Dios te quiere ver con una sonrisa de aliento que sea transmitido a los demás y no servir con gestos y caras de Muertos. Algo, más no te rindas si crees que no encuentras tu vocación de un dia para otro, Juan Pablo tuvo su llamado a la edad de 36 años y fue un llamado fuerte de conversión al Cristianismo. Está siempre dispuesto como Samuel, que le decía al señor “habla señor que tu siervo escucha”. Te reto que tomes tu barca y redes para puedas encontrar tu puerto al que Dios te ha asignado! Papa Juan Pablo II nos decía que, “al inicio de toda vocación tenemos que tener la misma actitud de la virgen santísima en la anunciación” y digamos he aquí el esclavo del señor hágase en mí según tu palabra”.

Bendiciones,

Erick Guillen 
Encuentro #67

Erick Guillen, Encuentro 67