Ingredientes necesarios que no garantizan el éxito, pero si que ayudan.

Ya estamos en marcha. Teams un producto vivo y por lo tanto, al igual que ocurre en la vida real con un recién nacido, hay que mantenerlo continuamente. Pero antes de que todo esto empezara a funcionar son muchas las horas y sobre todo los ingredientes que se han puesto en la receta con el fin de que este plato o menú llegue a ser un éxito.

Al igual que sucede cuando se va a elaborar un menú para un restaurante nuevo, la importancia de los ingredientes no es el foco donde deberíamos poner nuestra atención, sino en el equipo que elaborará y elegirá ese menu en base a unos ingredientes que considere oportunos.

Esto es lo que ha sucedido en Teams. Desde el primer momento se contaba con una base de personas que lejos de parecer monos ni lagartos, ha trabajado de forma brutal, aportando su granito de arena, en aquello que dominaba o no, dando continuidad a un trabajo exquisito.

Y seamos francos, esto no garantiza que Teams vaya a ser una empresa de éxito pero, sí que la sitúa con los deberes hechos para que el éxito pueda suceder. Desde que desembarqué en Autentia las cosas se han realizado con sentido común. Se ha aplicado todo el esfuerzo necesario, tanto humano como de capital, pero lo más importante son los tres ingredientes que considero necesarios para tener un buen punto de partida: capital, clientes y equipo.

Capital

Es muy importante disponer de este, que bien suele ser bastante difícil de conseguir. Desde Autentia se ha apostado de forma directa y real sobre el desarrollo de Teams. Diré que se ha puesto toda la carne en el asador. Muchas veces cuando empezamos un proyecto y más en este país, es necesario tener capital, para poder avanzar en el desarrollo del proyecto y de esta forma poder salir a mercado con al menos, una versión mínima del mismo. Me gustaría profundizar en este primer periodo, pero lo haré en otro post, ya que me da para uno bien largo.

Clientes

Muchas veces, nos centramos en que tenemos una idea, que en nuestras cabezas suena increíble. La pasión que le ponemos a la hora de contarlo a nuestro círculo cercano, no deja ver la realidad, ¿Quién va a pagar nuestra diversión? ¿Tenemos identificada la tribu que lo va a adquirir y por ello pagar por el uso? Está muy de moda, o no se le da la importancia necesaria a lo relevante que es que nuestra idea tenga un modelo de negocio sostenible, ya que sin él, nos será imposible seguir adelante con nuestro sueño.

Equipo

Podemos comenzar con el desarrollo de la idea por nuestra cuenta, pero pronto nos daremos cuenta que es necesario contar con muchas personas o, al menos un grupo de personas que realicen las tareas necesarias. En muchas ocasiones, estas serán las que determinen que el producto vaya a funcionar o no. No sé donde leí hace mucho tiempo, que las 10 primeras personas que entran a formar parte del equipo en una empresa, son las que determinarán el futuro de esta.

Me repito porque considero importante recordar que estos tres puntos no garantizan el éxito pero si que son tres ingredientes necesarios y muy importantes.


Esta reflexión ha sido escrita en la semana 21 de 2016.