#LucesdeBarrio16 vuelve a llenar de luz los distritos de Sevilla

Este año la iluminación singular, comisariada por Nomad Garden, llegará a los huertos urbanos de San Jerónimo, Alcosa, Rey Moro, Vega de Triana, Instituto Romero Murube y Hacienda San Antonio.

Esta Navidad vuelve a Sevilla Alumbra, el programa diseñado por el Ayuntamiento de Sevilla el año pasado y que celebrará su segunda edición en las próximas fechas navideñas. Actividades de todo tipo se repartirán por los barrios de la ciudad para implicar a los vecinos y vecinas de Sevilla en la celebración de la Navidad como ya ocurriera hace un año. Dentro de este amplio programa de actividades, vuelve una experiencia que fue pionera el 2015 en España y que ha recibido diversos reconocimientos a lo largo de 2016 por su propuesta innovadora: Luces de barrio. De este modo, el Ayuntamiento ha querido repetir este programa de “iluminación singular”, que alumbrará seis huertos urbanos de la ciudad de la mano del colectivo de arquitectos sevillanos Nomad Garden, que ha comisariado este proyecto participativo en el que participaron el pasado año 900 vecinos.

La aspiración de esta iniciativa es iluminar lugares urbanos ejemplares que, cuidados y cultivados por colectivos cívicos, encarnen el vínculo que desde antaño se establece entre la sociedad, la naturaleza y los ciclos durante la navidad. Esta iniciativa se ha presentado esta mañana en Fablab Sevilla, el Taller de Fabricación Digital de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Sevilla, donde se han realizado los prototipos de los diferentes proyectos.

INTERVENCIONES EN LOS HUERTOS

SAN JERÓNIMO

San Jerónimo es uno de los huertos más antiguos de la ciudad. Estos huertos se caracterizan por la multitud de programas de carácter educativo y demostrativo. Entre ellos, los huertos escolares, el pastoreo de ovejas autóctonas o la producción de huevos ecológicos.

Detalles técnicos:

Colectivo de creadores: Lugadero

Comunidad implicada: Ecologistas en acción y Red de Ecoartesanos

Intervención: En un huerto en el que ánimo de lucha y mejora impera frente al incesante vandalismo que sufre el huerto, la propuesta parte de la motivación de los vecinos para convertir las lámparas que necesitan para iluminar en palabras de luz. Un campo de letras, extendidas por todo el territorio, en el que, a través de lámparas individuales, se visualiza e ilumina el máximo verde posible, al mismo tiempo que, desde un punto estratégico, permite leer el mensaje que los parcelistas del huertos de San Jerónimo quieren compartir. Que con el poder de las palabras, luces de barrio les de voz y luz. La frase será a modo de lema y será elaborada colectivamente entre los usuarios del huerto, el equipo creativo y el artista Fernando Mansilla.

TRIANA

Los huertos urbanos del parque de la Vega de Triana son una iniciativa del Distrito para dotar de contenido al recién creado parque y proporcionar al barrio unos huertos vecinales ecológicos que sirvan como espacio de cultivo individual, espacio de convivencia social y desarrollo educativo. Por ello, se ha garantizado el acceso de múltiples asociaciones y AMPAS de colegios y CEIPS vecinos.

Detalles técnicos:

Colectivo de creadores: los creadores independientes María Cabeza de Vaca y Fran Pérez

Comunidad implicada: Asociación huertos vecinales Vega de Triana; Asociación de Padres y Madres del Colegio Rico Cejudo, Colegios Alfares, Jose María del Campo, San Jacinto y San José de Calasanz.

Intervención: El conjunto de huertos actualmente no cuenta con ningún tipo de iluminación artificial y se queda vacío tras el atardecer, por lo que esta intervención debía poder ofrecer alternativas. Durante el proceso creativo se ha podido diferenciar entre la acción artística en sí misma, efímera y delimitada en el tiempo, y la huella que queda en el conjunto de huertos después de la intervención, duradera y cambiante. La naturaleza del equipo artístico motor conecta con una intervención basada en el movimiento de los cuerpos y de las luces que los alumbran. El interés por ligar las luces a los cuerpos nos ha llevado a pensar en artefactos que permitan que no sea la luz la que determine el espacio de la mirada, sino que sea la mirada la que controle la luz en función del objeto observado. Así que se ha decidido trabajar con frontales de luz que se llevan en la frente, con focos similares a los que llevan los mineros para trabajar en la oscuridad. Si bien estos artefactos no se insertarán en un casco, sino que se ajustarán a la cabeza como coronas florales. A partir de esta imagen se transformarán estos frontales incluyendo ornamentación vegetal que los convierta en coronas de celebración de la cosecha. Estos artefactos se ligarán a los huertos en las dos temporalidades de la intervención, de forma efímera en el evento inaugural y de forma duradera quedando como propiedad del huerto y posibilitando el acceso al mismo tras la puesta del sol.

PARQUE ALCOSA

En el Parque Alcosa se halla una de las concentraciones de huertos urbanos más densa de la ciudad. Concretamente existen dos, el más antiguo, limítrofe con el tejido residencial del barrio, y el más nuevo, entre el parque arbolado y la A-4.

Detalles técnicos:

Colectivo de creadores: WWB

Colaboradores: Colectivo Oh-Let!, Álvaro Villegas (Diseño y producción), Sergio Moreno (Programación y diseño), Alejandro Gutiérrez (Programación y diseño) y Misael Rodríguez (coordinación, electrónica, programación y diseño)

Comunidad implicada: Hortelanos de los Huertos del Parque Alcosa.

Intervención: La idea del colectivo artístico Oh let! es trabajar en el huerto del Parque Alcosa introduciendo un pequeño jardín de historias y luces, empleando zootropos y luces solares. Los zootropos conforman el marco de expresión propuesta, la herramienta con la que crear pequeñas animaciones y narraciones al vecindario. Las historias de los zootropos son intercambiables, permitiendo que quienes lo deseen sustituyan las existentes por nuevas series, si bien las primeras narraciones nacen de los talleres realizados en el C.P. Joaquín Benjumea. La idea es que la propuesta ayude a iluminar y mejorar la visual nocturna del huerto urbano de Alcosa, pero también que las pequeñas animaciones sirvan para explicar los ciclos de las plantas sembradas en el huerto.

HUERTO DEL REY MORO

El Huerto del Rey Moro es en la actualidad el mayor espacio público no urbanizado ni mercantilizado del Casco histórico. Una parcela verde y autogestionada, recuperada desde 2004 por y para la ciudad por los vecinos con la colaboración de las instituciones, y destinada al uso y disfrute como zona de esparcimiento y de contacto, donde la agricultura urbana actúa como elemento aglutinante de personas, ideas, aprendizaje y convivencia.

Detalles técnicos:

Colectivo de creadores: Darío Mateo Berciano, arquitecto y artista del estudio e Isabel Arias de Saavedra, diseñadora y creadora textil (Hisabelia).

Comunidad implicada: Asamblea de Amigos del Huerto del Rey Moro “La Noria”, Cooperativa TraMallol; Artesanos y artistas de Pasaje Mallol y Plaza del Pelícano; Barrio de San Luis- San Julian (en la creación de las lámparas en los talleres).

Intervención: Focalizar en este lugar la reflexión sobre la dimensión lúdica y gastronómica de los huertos urbanos. Se sugirió la posibilidad de centrar el proyecto en su potencial de espacio de celebración asociada a comidas populares, cumpleaños, festividades… Eventos, donde la alimentación a base de productos ecológicos, los talleres de pan, o el encuentro colectivo son los principales hilos articuladores. Por ello se ha propuesto trabajar en la celebración de una mágica comida navideña ofrecida a los ciudadanos y articulada alrededor de una gran mesa engalanada con frutas y verduras iluminadas. A su vez dado el espíritu de respeto al medio ambiente, se realizarán unos talleres en los que ciertos elementos cotidianos (latas desechadas y aceite usado reciclados durante estos meses por aportación de los vecinos y usuarios de Huerto del Rey Moro) se convertirán en farolillos que darán luz de apoyo al contenido de la instalación. Una persona, una luz.

BARRIADA MURILLO

El I.E.S. Joaquín Romero Murube es una institución muy respetada dentro de la barriada Murillo del Poligono Sur, cuyo patio acoge, no solamente a la comunidad estudiantil, sino a otros sectores de la población, en una exploración conjunta que excede las expectativas de los planes de estudio. Como ejemplo de este diálogo sirva los dos huertos que allí se encuentran: El primero se configura como una herramienta didáctica a través de la cual se desarrollan diferentes programas del centro escolar, y que recientemente ha sido galardonado con un premio nacional. El segundo corresponde a una iniciativa de soberanía alimentaria y auto-abastecimiento de Verdes del Sur, que reúne a cerca de 50 familias involucradas.

Detalles técnicos:

Colectivo de creadores: CRTL+Z

Comunidad implicada: Parque y Jardines, Verdes del Sur y profesorado I.E.S Joaquín Romero Murube

Intervención: La propuesta se desarrollará a través de diferentes narrativas para la creación de distintos espacios lumínicos. Una de ellas se desarrollará en estrecha colaboración con el equipo docente del centro, mientras que la otra con la asociación Verdes del Sur. Ambas tienen el doble objetivo por un lado producir los objetos lumínicos y por otro introducir conocimientos y compartir con los colaboradores y los participantes nociones que podrán ser de utilidad para el futuro desarrollo de esta o de otras iniciativas. Se construirán dos estructuras geodésicas, una de persianas con los alumnos del centro escolar y otra de madera con los vecinos. Alrededor de estas estructuras y para completar su instalación se utilizarán diferentes técnicas de arquitectura lowtech.

HACIENDA SAN ANTONIO

Situado en el interior del Parque Hacienda San Antonio -junto al barrio de Torreblanca pero dentro del Distrito Cerro-Amate- se halla rodeado de tejidos industriales y residenciales aún poco ocupados, lo que transforman a este espacio en un “terrain vague” cuyo único contrapunto de actividad es el trabajo diario de los usuarios de este huerto.

Detalles técnicos:

Colectivo de creadores: ‘MOTORETA’ Y ‘MAL’

Comunidad implicada: Parques y Jardines, Asociación de Huertos Familiares de Torreblanca y Endesa

Intervención: Aprovechar la iluminación en este espacio para reflexionar sobre los “vestidos” que necesitan las especies hortícolas para prosperar: artilugios como los tutores de caña para dirigir el crecimiento; los invernaderos y sombrajos para lograr una adecuada aclimatación; o las banderas y mangas de viento para asustar a los pájaros aparecen continuamente como delicadas estructuras revestidas.

En lo que a materialidad atañe, la actuación pretende llamar la atención de los vecinos sobre la tensión entre naturaleza y artificio. Al mismo tiempo que se asume que la fabricación de plásticos no es lo mejor para el medio ambiente, no se dejan de usar materiales no degradables para los cultivos de andar por casa. Imaginamos la instalación con los materiales cotidianos del huerto: cuerdas, recipientes varios de plástico reutilizados, varas metálicas, cañas, pinturas plásticas…a los que incorporar elementos textiles reciclados para crear una ‘colección textil’ susceptible de ser iluminada para poner en primer plano por medio de dicha iluminación “lo añadido” a la naturaleza para la creación de un huerto.

Más información: http://lucesdebarrio.com/