Lugar de joyas y preseas

Antiguo Cuscatlan — La Libertad

Si pudiéramos viajar al pasado y ver el municipio de Antiguo Cuscatlán desde los ojos de Pedro de Alvaro, descubriríamos la capital de los Nahuatl-Pipil, el señorío de Cuscatlán, donde se establecía su centro ceremonial y militar.

Siempre siendo vigilados de día y de noche, por el volcán Quetzaltepeque, o volcán de San Salvador, acompañados de una laguna que descansaba en el cráter de un volcán.

El día de hoy Antiguo Cuscatlán es un prospero municipio lleno de actividad y dinamismo, su significado en lengua castellana es “ Lugar de joyas y preseas”, y aunque sea parte del departamento de la libertad se considera parte de la área metropolitana de san salvador.

Entre sus iluminadas carreteras y arquitectura moderna, este municipio posee interesantes destinos por descubrir. Comienzo mi travesía adentrándome a la zona industrial para mi sorpresa en el centro de la actividad encuentro uno de los mayores pulmones de la ciudad, el jardín botánico de la laguna, único, debido a que esta ubicado en el cráter de un volcán, que en algún momento era una laguna hasta que en 1873 fue drenada por un terremoto.

Jardin botanico de la Laguna

Actualmente cuenta con 3500 especies de plantas que se encuentran en el territorio nacional y de otras partes del mundo, también tiene una gran cantidad de aves que prestan su talento musical como si fueran una filarmónica.

El jardín cuenta con diferentes estanques y puentes, con coloridas especies de peces, también cuenta con un pozo de los deseos, donde dicen que el amor puede llegar por el simple hecho de tirar una moneda con los ojos cerrados.

Recomiendo el lugar para escapar de la ciudad, sin salir de la ciudad.

A menos de tres kilómetros del jardín botánico, al frente al redondel Roberto D’Aubuisson se levanta desde hace pocos años una joya de la arquitectura salvadoreña, El Templo de San Salvador o Templo Mormón.

Templo Mormon, San Salvador

Revestido de granito Bianco Sienna de Brasil, con un diseño inspirado en la arquitectura española colonial de El Salvador, que se destaca por sus arcos y caracolas, en el diseño de su decoración se realza la Flor de Izote, que se puede apreciar particularmente en los vitrales y en el granito exterior, viéndolo desde cualquier ángulo, es un edificio que evoca suspiros.

El templo “Mormón”, o templo de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Dias, es utilizado solo para fines sagrados de su feligresía, pero es posible entrar a sus alrededores para realizar tours familiares o individuales gratuitos, guiados por toda la manzana del templo.

El recorrido incluye visitas por los demás edificios y un recorrido por el centro de historia familiar, que se abre para todos los interesados en la genealogía, para realizar el tour lo mejor es hacer una cita telefónica al 2524–4800.

Cambiando drásticamente de lo sereno a lo activo, tengo otro destino obligatorio, les invito a descubrir una colmena de atracciones llamada “ Dreamland”, uno de los “Arcades” mas grandes de America Latina.

Tiene un concepto muy innovador, ubicada frente a la embajada americana, sus tres amplios niveles llenos de restaurantes, maquinas electrónicas, juegos digitales , “laser tags”, paredes para escalar, canopies, neones, sports bar, pantallas , etc.

Esta colmena esta llena de juegos interactivos y muy competitivos, tal como su nombre lo indica, es una tierra de los sueños, en la cual todo individuo sin importar la edad, logrará sentirse como un niño.

La entrada al lugar es gratuita, pero para hacer uso de los juegos será necesario que adquieras un tarjeta electrónica la cual podrás recargar con la cantidad monetaria que desees.

Antiguo Cuscatlán, es bien conocido por ser un destino obligatorio en lo que respecta a la gastronomía por su gran variedad de pupuserías. pero hay una con un atractivo diferente, en el mismo “Dreamland”, esta “mucha pupusa” pionera en la implementación de colorantes naturales para hacer pupusas como nunca antes se han visto de ¡colores!.

Las famosas pupusas son elaboradas de los mismos sabores tradicionales, queso, revueltas, de chicharrón, etc, pero sus tonos no son como los de costumbre, son, rosas, verdes, verdes amarillos, etc.

La atmósfera de juegos, las luces artificiales, y los tonos divertidos de las pupusas, hacen que la experiencia sea única.

Al conocer estos cuatro lugares de Antiguo Cuscatlán a veces he llegado a pensar que aquellos que nombraron este territorio como el lugar de joyas y preseas nunca han estado mas cerca de la verdad.