[Día 3 de 40] Sobrepasando los retos

Copia impresa de mi manuscrito del libro Alcanza las estrellas con tu imagen visual. Por: Amanda Jusino

Domingo de madrugada.

Mi computadora nueva se quedó sin batería y, a pesar de conectarla a la corriente, decidió no prender…

De mi mente no se iba la preocupación de qué iba a hacer ahora sin mi computadora… «¿cómo iba a trabajar el diseño de mis clientes? ¿cómo iba a terminar mi libro?»

Sí, lo sé, soy una exagerada pero, enserio, mi laptop es mi herramienta de trabajo «full».

Casi entro en una crisis existencial, pero respiré profundo y me puse a realizar otras tareas «offline».

En la mañana, revisé mi computadora nuevamente… y aún no prendía.

Gracias a Dios, aún cuento con la garantía, así que me dirigí a la tienda. Allí, el técnico hizo magia y en unos minutos logró prenderla y entregármela.

Te confieso que pasé un susto increíble, pero todo ocurre por alguna razón, ¿no?

Gracias a que me quedé por un rato sin computadora, me puse a buscar entre mis documentos y encontré mi manuscrito impreso. Ésto me ayudó a adelantar bastante, ya que me puse a revisarlo y pude continuar poniéndome al día.

¿Te imaginas que hubiera sucedido si me hubiera puesto furiosa porque mi computadora no prendía? Quizás, hubiese perdido mi tiempo y lo peor es que me hubiera afectado a mí emocionalmente.

Hay veces que la vida nos pone en situaciones que se convierten en enseñanzas… cuando descubres su verdadero propósito.

Honestamente, el estar trabajando con el manuscrito, hace que vengan a mi mente muchas interrogantes. Por ejemplo, «¿quién soy? ¿de dónde vengo? ¿hacia dónde voy? Pero más allá… ¿Cuál es mi propósito? Osea, ¿por qué hago lo que hago? ¿Estaré haciendo lo correcto?»

Mi mentora me dijo una vez que quizás una de las cosas que me ha detenido de publicar mi libro es el síndrome de la «parálisis por análisis». Y sí, lo admito, he sufrido de este mal. Pero, junto a este reto de 40 días, me he propuesto sobrepasar todo aquello que me limita, como por ejemplo: el perfeccionismo.

El perfeccionismo, a pesar de parecer algo bueno, también puede convertirse en tu peor enemigo, ya que hay veces que te impide actuar.

Hoy tuve la oportunidad de ir uniendo material de mi Academia de Branding Online con el contenido del libro, ya que una cosa va de la mano con la otra. Voy viendo como poco a poco va cogiendo forma y estoy super emocionada con los resultados.

Gracias por acompañarme durante el día de hoy. Recuerda, deja tu comentario, eres parte de este proceso creativo.

Te veo mañana, en el día 4 de 40.

Con amor,

Amanda Jusino

PD. Si estás uniéndote por primera vez en mi reto de 40 días, puedes ponerte al día visitando: