Exposición y subasta de arte “A mar”

Por Mariana Carrillo

Con la exposición se pretende generar conciencia de las bellezas del mar.

El pasado jueves 04-abr., 2019 se realizó la exposición y subasta de arte “A mar” dedicada a generar conciencia sobre las bellezas del mar y las repercusiones de las actividades humanas en la vida marina.

Silvestre Restaurante fue la sede donde cuatro fotógrafos mexicanos, un experto en la técnica de grabado y un proyecto de arte urbano expresado con un mural creado en tiempo real, buscaron enfatizar la convivencia del arte con los temas sociales y ambientales.

Exposición y subasta de arte “A mar”.

“Mediante una variedad de artes visuales se pretende generar una odisea a lo profundo del océano en la cual se abordan las distintas formas de vida que yacen debajo y sobre él, pasando después a las diferentes actividades que los seres humanos hemos adoptado para poder permanecer en contacto con la gran masa de agua salada, terminando con las consecuencias que sufre la vida marina gracias a las diferentes actividades que practica el humano para satisfacer las comodidades que buscamos como sociedad”. Declara Rodrigo Azanza, uno de los jóvenes organizadores del evento.

La subasta apoyará a proyectos que tengan como fin la protección del mar.

El evento tuvo un lleno total y las piezas expuestas fueron subastadas, el 10% de la venta de cada fotografía o grabado será donado a un proyecto que tenga como fin la protección o cuidado de los seres que habitan en el mar, como forma de aportar a la causa de la remediación y no solo la concientización con el fin generar un impacto positivo trascendente.

Mural “Herencia familiar” creado en tiempo real.

El mural fue titulado “Herencia familiar” el cual representa “la transición generacional de las especies, con un cangrejo en su concha natural que representa a la generación de nuestros padres, quienes tuvieron la oportunidad de tener su casa más natural, mientras el cangrejo pequeño, el hijo, representa nuestras generaciones, que en lugar de contar con una concha se cubre con un residuo plástico, debido a que actualmente es más fácil encontrar plástico en los mares y playas que elementos naturales” explica Rodrigo Azanza “es una forma de hacer notar el que teníamos y qué nos estamos dejando, la vida sale del mar, es el punto medular de todo y de ahí tenemos que comenzar a resolverlo” aporta Óliver Castillas, artista encargado del diseño del mural.

Síguenos en twitter.com/ambientalJAL y visita www.ambientaljalisco.com.mx para más información