La burocracia duerme cuando en Venezuela nos matan.

No es un secreto que el Gobierno de Venezuela es una dictadura de la peor calaña; con un dictador que género por sobre todas las cosas un sentimiento de asquerosidad; un aborrecimiento tal, que puede llevar a los limites al estomago más fuerte. Tampoco es un secreto que los principales funcionarios comulgan con organizaciones delictivas de todo tipo.

En las ultimas semanas hemos sentido como recrudece la arremetida de la dictadura en contra de nuestros jóvenes; de nuestro futuro. Se nos han ido; más de 40 que no volverán, gracias a la mano asesina de aquellos que una vez juraron defenderlos. Luchaban por un futuro digno, y con el sueño de ser grandes.

Y las preguntas que todos nos hacemos, ¿nos dejarán solos contra esta bestia?, ¿Dónde está la comunidad internacional?, ¿Porqué no se toman acciones?; a sabiendas que se lucha contra una organización criminal, con careta de gobierno. Seguramente que sí se están tomando medidas; seguro; pero con una lentitud que desespera al que día a día vive el infierno que vive Venezuela.

Muchos dicen que nuestros problemas los arreglamos nosotros mismos, iluso seria pensar que eso es cierto; nunca creí esa historia de David y Goliat en los textos bíblicos; ¿a costa de cuantos muertos ?; los criminales no solo se juegan un puesto, se están jugando la libertad — igual que nosotros — .

La lenta burocracia milita con los planes de la dictadura; lamentable pero cierto; pero mientras la burocracia tome el ritmo que llevamos los venezolanos, no tenemos otro camino que la resistencia y la protesta indefinida; sí realmente queremos libertad.

*Déjame tu opinión en la caja de comentarios.
*Si te ha gustado esta lectura, darle un poco de amor con un corazón. ❤
*Suscríbete para más contenido.
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.