12 ideas para leer más libros en 2017

A veces todo lo que necesitas es un pequeño ajuste

Imagen vía Juan 1:16

Se acerca el 2017 y con ello los propósitos de año nuevo. Entre los más populares seguramente se encontrará “leer más libros”. Lo triste es que, pasado el mes de febrero, muy pocas personas se acuerdan de sus compromisos de inicio de año. Tratamos que de una sola vez cambien todos nuestros malos hábitos, cosa que realmente no es posible. Y cuando vemos que no estamos avanzando, nos desanimamos y mejor abandonamos todo.

¿Por qué no intentas probar haciendo un pequeño ajuste? Aquí hay doce ideas que pueden ayudarte a leer más que antes. Prueba un algunas de ellas (no intentes hacerlas todas al mismo tiempo) hasta que encuentres lo que funciona para ti.

1. Ten un “libro para el móvil”

La mayoría de nosotros rellenamos los “minutos muertos” del día jugueteando con el móvil. ¿Qué tal si pruebas cargar un libro en él? En lugar de abrir automáticamente Facebook o Twitter al sacar el teléfono, pon esas aplicaciones en una carpeta difícil de acceder (o mejor aún, bórralas) y coloca una aplicación de lectura — Scribd, iBooks, Kindle, etc — a primera mano. Procura que sea un libro ligero, de capítulos cortos y fáciles de leer.

2. Lee en sprints

10 minutos. Es todo lo que necesitas. Piénsalo. Ese tiempo se te va en un rato en Facebook o simplemente soñando despierto. Apaga tus notificaciones, pon un temporizador de 10 minutos y lee todo lo que puedas. Te sorprenderás de lo mucho que puedes avanzar. Toma tiempo y esfuerzo ejercitar la concentración de nuestra mente, pero vale la pena.

3. Siempre lleva contigo un libro

Nunca sabes cuándo podrás tener tiempo para leer. No pierdas la oportunidad solo porque no estás preparado. Siempre puedes llevar un libro en el móvil o uno ligero en formato físico que no te haga mucho bulto.

4. Lee libros de capítulos cortos

Sentir que no avanzas puede desanimarte rápidamente. Busca un libro cuyos capítulos sean de dos o tres páginas. Será fácil esforzarte para leer hasta terminar un capítulo. Cuando menos lo pienses, habrás leído tres o cuatro.

5. Deja de leer los libros que no te gusten

Si te pones a pensar en todos los libros que han sido publicados en la historia y todos los que se publican cada año, los números te pondrán un poco ansioso. Es simplemente imposible leer todo lo que hay. ¿Por qué perder valioso tiempo y energía en algo que ni siquiera estás disfrutando? ¡Deja ese libro ahí y pasa al siguiente! Escribí un poco más de esto (en inglés) en este artículo para ChurchMag.

6. Deja de leer basura

Por las mismas razones que el punto anterior, no deberías leer “chatarra”. Procura rodearte de lecturas que estimulen tu mente y te lleven a la reflexión que trae verdadero crecimiento. Si ingieres basura, lo único que saldrá de ti es basura. No desperdicies tus neuronas.

7. Utiliza audiolibros

En 2016 descubrí los audiolibros. No que no supiera que existían, pero empecé a realmente usarlos. Descarga uno (procura escuchar una muestra gratis antes, porque si la voz del narrador no te gusta, la experiencia será insoportable) y reprodúcelo cuando estás limpiando, en el auto, o alistándote para salir. ¡Enriquece tu mente sin mucho esfuerzo!

8. Lee una página al día

Yo soy una de esas personas competitivas que quiere dejar su lista de tarea en cero todos los días. Si eres como yo, prueba poner en tu lista “leer una página”. Ese pequeño compromiso te puede dar el empujón que necesitas para ser constante y dar pequeños pasos todos los días.

9. Hazte amigo de la rutina

Este va relacionado con el punto anterior. La rutina trae progreso. Crea una rutina que te ayude a cumplir tu objetivo diario de lectura. Elige una hora y un lugar, y siéntate a leer. Y vuélvelo a hacer al día siguiente. Y de nuevo el día siguiente. Continúa hasta que se convierta en algo natural para ti. Si lees un capítulo todos los días antes de dormir o después de levantarte, muy pronto acabarás un libro entero.

10. Únete a un club de lectura

Mejores son dos que uno (Eclesiastés 4:9). Los humanos somos criaturas sociales por naturaleza. Tener personas que te animen cuando no tienes muchas ganas de leer o que compartan contigo lo que van aprendiendo es muy enriquecedor. Si no encuentras un grupo de lectura cerca de ti, prueba uno virtual o simplemente reunirte con un amigo a platicar de libros de vez en cuando.

11. Planea tus lecturas

Ten una lista de libros que te interesa leer. Busca algún reto de lectura al que tengas que seguir el paso (este de Tim Challies se ve genial).

12. Registra tu progreso

Yo utilizo Goodreads para marcar el porcentaje de lectura que llevo en mis libros. El ver cómo vas avanzando te motivará a seguir adelante, además es muy bueno poder ver lo que estuviste leyendo este año.


Espero que alguna de estas ideas te inspire para tener un 2017 lleno de buenas lecturas. El hábito de la lectura no es algo con lo que se nace, debemos ser intencionales a la hora de cultivarlo. No te desanimes, ¡cada página cuenta!


¡Muchas gracias por leer! Si te gustaría ver más contenido como este, sería genial que presionaras el pequeño corazón verde de la parte inferior.

Creo que estas lecturas también podrían interesarte: