El Verdadero Pacto

No tiene nada que ver con Enlace y sus maratónicas

El Pacto Bíblico tiene que ver con Dios y Su abundante amor y gracia, que luego de la gran caída de la humanidad, resultó en establecer un pacto de eterna salvación con el hombre mediante el sacrificio y resurrección de Jesucristo en la Cruz del Calvario, solo por fe, no por obras, para Su gloria.

Este es el único pacto verdadero, el que Dios hizo con el hombre para Su gloria. ¿Qué tienes tú que Dios necesite? ¿No es Dios el dueño del oro y la plata, el Creador y Sustentador de TODO lo que existe? ¿Qué podrías pactar con Dios, o qué podrías ofrecerle a cambio de Su favor? ¡TODO LO QUE DIOS DA ES POR PURA GRACIA INMERECIDA! Aun tu fe en Cristo para salvación y tus consiguientes buenas obras, Él las preparó de antemano para que anduvieses en ellas, para evitar toda jactancia (Ef. 2:8–10).