El Amor de Dios en #NarutoShippuden
Claudia Valdivieso
12

La antítesis del odio: el amor

Descansemos en nuestro Salvador Jesucristo para poder vencer ese pecado tan terrible que es la ira desenfrenada. Por ahí leía el siguiente título: “La virtud olvidada del dominio propio”, lo cual ahora recuerdo, porque el Señor nos ha dado tal virtud para que podamos controlar en nosotros cosas tan terriblemente pecaminosas como la ira, la cual, sin control, tiene efectos gravísimos, como decías, tanto para la persona que está airada como para los que están a su alrededor. Me gustó el artículo. Sigue así.

Solo a Dios sea la gloria.