Motivación 3.0

Una de las dimensiones más importantes del Management 3.0 consiste en energizar a las personas. Jurgen Appelo, autor de esta práctica, nos presenta dos tipos de motivación: extrínseca e intrínseca.

Se entiende como motivación extrínseca, aquella con elementos motivadores externos al ser. Ejemplo de esto tenemos aumentos de salario, ascensos, bonos, días compensatorios de descanso, entre otros.

El problema con estos motivadores extrínsecos es que cuando se esperan y no se reciben, se interpreta como una injusticia, lo que conduce a un efecto contrario al deseado cuando se implanta como método de motivación.

Dar una motivación extrínseca, por ejemplo, entregando bonos por buenos resultados a personas cuyo trabajo consiste en un proceso creativo (ingeniería, mercadeo, diseño, entre otras profesiones), condiciona el rendimiento. Esto tiende a desarrollar comportamientos de guardar o racionar la producción, para a fin de mes entregar ese adicional que conlleve a la recompensa o remuneración extra.

Esto no significa que no se deban pagar salarios o promover de cargo a las personas porque se van a desmotivar. Como seres humanos, tenemos unas necesidades básicas que debemos satisfacer, y a pesar de que los motivadores económicos son motivadores extrínsecos, ayudan a satisfacer dichas necesidades. Existe un mínimo en la aspiración salarial que cada persona necesita para cubrir sus necesidades. No pagar a sus empleados de forma justa o a tiempo, garantiza empleados desmotivados, pero una vez este acuerdo básico sea cumplido, los trabajadores de hoy se motivan mas por motivadores intrínsecos.

Estos motivadores intrínsecos funcionan a nivel personal. Consiste en hacer las cosas, no por esperar algo a cambio sino porque les gusta y apasiona. En otras palabras, la persona se recompensa así misma.

Todas las recompensas exitosas que fomentan la motivación intrínseca tienen estas seis cosas en común:

  1. No se prometen por adelantado, son recompensas en momentos inesperados.
  2. Son pequeñas y anticipadas.
  3. Se hace continuamente, no solo una vez.
  4. Se hace públicamente, no en privado.
  5. Se recompensa el comportamiento, no el resultado.
  6. Se recompensa también a los compañeros, no solo a subordinados.

Los motivadores extrínsecos funcionan bien a corto plazo, pero con el tiempo son perjudiciales, ya que deterioran la motivación intrínseca condicionando la actitud y los resultados al incentivo.

En mis siguientes artículos compartiré mi experiencia y los resultados de experimentos que he realizado con algunas de las prácticas del Management 3.0, los cuales incentivan la motivación 3.0. Progresivamente iré actualizando y enlazando a estos, en la siguiente lista:

Referencias

[1] https://management30.com/practice/moving-motivators/

[2] https://www.javiergarzas.com/2015/02/que-motiva-las-personas-1.html

[3] https://www.javiergarzas.com/2015/02/que-motiva-las-personas-2.html