¿Qué tal está Darksiders en Switch?

Juan Toro
Juan Toro
Jun 13 · 5 min read

Por distintos motivos, nunca me había llamado la atención los juegos de Darksiders. Afortunadamente, apareció la edición remasterizada y tuve la oportunidad de probarla. Es un juego que combina elementos asociados con otras franquicias más conocidas como God of War y The Legend of Zelda, y lo maneja de una manera muy entretenida.

Darksiders fue lanzado originalmente en 2010 para PS3, Xbox 360 y PC. Esta versión remasterizada para Switch no agrega mucho valor en comparación con las de esa fecha. Peor aún, parece que no se tomaron el tiempo siquiera de probar lo suficiente para evitar la cantidad de errores explícitos que hay en el software.

Bajo la típica premisa de la guerra eterna entre ángeles y demonios, aparecen los cuatro jinetes del apocalipsis que mantienen el orden y la paz entre ambos reinos. El juego gira alrededor de War, uno de los cuatro jinetes, el cual es deterrado al ser engañado por uno de los demonios e involucrarse en una batalla que no debía. War pide que lo regresen a la tierra para buscar venganza y revindicarse.

Aunque la temática está llena de clichés, Darksiders maneja una narrativa sencilla, enfocándose más en que el jugador juegue y no que se la pase viendo videos. Mucha de la historia transcurre mientras el jugador está manejando al personaje, así que no hay ese desacoplamiento constante que ahora experimentamos con muchos de los juegos de última generación.

La dinámica del juego es fluida, aunque exige algo de exploración y a veces se siente que el personaje es muy lento para las distancias que debe recorrer. Los controles son fáciles de manejar y la interfaz te informa de acciones que puedes hacer y de los poderes adicionales que tienes junto a su respectivo botón de acción.

El juego mantiene un balance apropiado entre batallas y acertijos. A pesar de ser una historia muy lineal, las zonas son algo abiertas y las que ya has explorado quedan disponibles para ser visitadas de nuevo, en caso que no hayas encontrado algun item en la primera pasada.

Su manejo de stats como un RPG es poco significativo, y nunca te encontrarás atascado por no estar en el nivel adecuado. Manejando una buena estrategia de combate puedes pasar cualquier obstáculo. La cantidad de habilidades que se van consiguiendo a lo largo del juego abre nuevas posibilidades de jugabilidad y mantiene el dinamismo para evitar aburrirse de presionar los mismos botones una y otra vez.

La sangre y violencia son un gran atractivo, pues cada enemigo, por insignificante que sea, tiene una manera de morir al oprimir el botón de acción. La variedad de armas es limitada, pero los movimientos con ellas son suficientes para no quedarse estancado en oprimir el mismo botón y buscar hacer combos de ataque más altos.

Tiene demasiados cutscenes innecesarios: presionas un botón y hay cutscene de la puerta que se abre, eleminas los enemigos y hay cutscene del portal que se abre, etc. Con una vez que se lo mostrara al jugador bastaría.

El otro problema que daña completamente la dinámica del juego son la cantidad de bugs y errores a lo largo del juego. Muchos se pueden pasar por alto: los carros voladores, los cuerpos que no colisionan, etc. Pero que un jefe reviva mágicamente o que la puerta no se abra al eliminar a todos los enemigos hace que pierdas tiempo tratando de descifrar si te falta algo, para al final entender que debes recargar el juego y repetir la zona.

Recordemos que este juego salió para la generación de PS3 y Xbox 360, por lo que sus gráficos no pueden ser comparables a lo que vemos en esta nueva generación. Sin embargo, al compararlos con juegos de su misma época y género (como God of War 3), sí se puede ver que su calidad es muy baja y pudo haber sido mucho mejor. Claramente, la version remasterizada nos brinda texturas mejoradas y un framerate mayor, pero los modelos de los personajes siguen igual de planos. Además, los efectos son pobres y de principiantes, donde es más que evidente que la destrucción de un objeto consiste en su reemplazo por una nube de humo, y no se ve una transición de un estado al otro, sino un cambio abrupto entre ellos.

Por otra parte, la música no tiene nada que destacar. No agregan a la ambientación, y a duras penas agregan algo de emoción a las batallas con los jefes finales. De resto, es una música que acompaña al jugador pero no cautiva, ni retiene, ni es memorable.

Darksiders es una propuesta entretenida de Hack and Slash, con una historia bastante sencilla y predictiva, pero que mantiene una narrativa elocuente y fácil de seguir, incluso si has dejado de jugar por un tiempo. El juego maneja un buen balance entre el combate y los acertijos, cambiando la dinámica del juego constantemente.

Gráficamente no se destaca, comparado con otros títulos de su época carece mucho de detalles y su música tampoco sobresale, sin embargo, todas estas cosas se compensan con la jugabilidad, llena de dinamismo y violencia que te mantiene entretenido a lo largo del juego.


Positivo

  • Buen balance entre acción y acertijos
  • Jugabilidad dinámica y violenta
  • Narrativa fácil de seguir…

Negativo

  • … Aunque bastante predecible
  • Gráficos y música que no se destacan
  • El movimiento del personaje a veces se siente muy lento para todo lo que toca explorar

Tiempo de juego

  • 16 horas

Fecha de Lanzamiento

  • Abril 2, 2019

Género

  • Acción
  • Aventura

Desarrollador

  • THQ Nordic
  • Kaiko

Publicación

  • THQ Nordic

anothernoob

🎮 + 👾 + 🕹+ ❤️

Juan Toro

Written by

Juan Toro

Me encanta el retro. Solo tengo consolas.

anothernoob

🎮 + 👾 + 🕹+ ❤️