Los AirPods son los mejores auriculares que he tenido

Photo: Daniel González

Apple presentó sus AirPods en 2016, junto con los iPhone 7, pero a día de hoy siguen siendo un producto que llama mucho la atención y al cual infravaloramos. Para empezar los auriculares se venden como unos TrueWireless, pero son mucho más que eso: combinan lo bueno de los inalámbricos (con una estabilidad increíble de conexión entre ambos canales); la comodidad de llevarlos y prácticamente ni enterarnos propia de los TrueWireless; y lo mejor de los cableados, que es la simplicidad de conectarlo “y listo”. Así pues, podríamos decir que es un todo, y eso es lo que me ha hecho enamorarme de ellos en estos 30 días.

Ya sabéis, Appleros, que hay varios tipos de auriculares: tienes los tradicionales de cable, los inalámbricos que llevan los dos canales unidos por un cable y luego los TrueWireless que son eso, auriculares, sin cables ni ningún otro elemento físico entre el emisor del sonido pero tampoco entre ambos canales. Los AirPods son la ejemplificación de los auriculares perfectos, y aquí te cuento por qué.

Así de bien quedan los AirPods en una oreja :) I Photo: Daniel González

¿Configurar los AirPods ? ¿Dónde?

Nos compramos unos auriculares Bluetooth, los sacamos de la caja y los encendemos. A partir de ahí tenemos que configurarlos en modo emparejamiento con un botón, entrar en ajustes de nuestro smartphones, buscarlos en la lista de dispositivos cercanos y enlazarlos con un toque… cuando funciona. Esto es infinitamente más fácil con los AirPods: los sacas de la caja, abres su estuche cerca del iPhone y ¡CHAN!, ya están conectados.

Se conectan por arte de magia, y no es coña… I Photo: Daniel González

Lo mejor de todo es que no solo se enlazan y punto. Automáticamente se conectan con tu cuenta de iCloud, por lo que se les da un nombre igual que al resto de dispositivos, en mi caso es AirPods de Daniel. La ventaja de tenerlos enlazados con la cuenta de iCloud es que, además, se enlazan con todo el resto de dispositivos para que los puedas utilizar con tus otros gadgets con un toque. De nuevo, la simplicidad de Apple sale a relucir como ya os conté en el artículo de mis primeras horas con el iPhone.

Le vamos a permitir el no tener un sonido increíble

Seamos sinceros y digamos que el sonido que nos ofrecen estos AirPods no se acerca al de otros auriculares como los Beoplay E8 de los que ya os hemos hablado, pero tampoco le hace falta. ¿Alguna vez has pensado en unos cascos tan cómodos que puedas llevar sin enterarte? ¿Y quedarte dormido con ellos? Bueno, pues pasa; mejor dicho, me pasa :/

Para empezar nos encontramos con un diseño que, a pesar de las dudas que generó, no se cae absolutamente nada. De hecho, los Beoplay E8 se me caían mientras andaba con ellos y es algo que no he notado en absoluto con estos AirPods: parece mentira, pero el diseño esta tan bien hecho que por mucho que he saltado, andado, corrido y dormido con ellos no se han movido un ápice del sitio. Ah, sentado también funcionan de lujo claro, (jaja): de hecho, estas líneas las escribo mientras escucho algunos temazos con ellos.

¿A que son cuquis? ❤ I Photo: Daniel González

Vale que el sonido no es el de unos auriculares profesionales ni mucho menos, pero el volumen es alto y se escuchan claro. Para mi es más que suficiente, que ya sabéis que me gusta darle al latineo y el pop y mientras voy en el metro se me sube la música a la cabeza por menos de “ná”. Si sois unos melómanos seguro que echáis de menos matices en los sonidos, pero nada preocupante para usuarios que lo que piden es disfrutar de su música sin complicaciones.

Y precisamente va de eso el tema, de las complicaciones. Porque señores, todo funciona estupendamente desde el primer momento: la conexión es instantánea según te los pones en la orejas y la interacción con el smartphone es prácticamente mínima hasta que empieza a escuchar tu música favorita, o incluso ninguna si utilizas Apple Music.

Siri es el principal atractivo de los AirPods

Siri es convirtió en el primer, y principal, asistente virtual en su momento con la llegada del iPhone 4S y a día de hoy sigue en los dispositivos de Apple pero con grandes mejoras. Este ha mejorado enormemente gracias a que ahora podemos hacer muchas más cosas con él, y esas las aprovechan enormemente los AirPods: previo pago.

¿Me vais a decir que no es adorable? I Photo: Daniel González

Y digo previo pago, porque para poder disfrutar de los comandos más avanzados necesitas estar suscrito a Apple Music y utilizarlo como principal plataforma de música. Gracias a ello puedes pedirle a Siri que reproduzca una canción concreta o una playlist que hayas creado, ¿qué pasa con los que usamos Spotify? Pues que nos toca abrir la app y reproducirlo desde ahí… la magia, como veis, se ha perdido.

También necesitamos utilizar el asistente para poder controlar la música, al cual podemos pedirle que pause la música, que reproduzca la siguiente canción o que suba el volumen. Muchos piden que esto se pudiese controlar directamente desde el accesorio, y se puede, pero no desde este accesorio: mientras escuchas música con el iPhone, los controles básicos pueden verse en la pantalla del Apple Watch y el volumen controlarlo con la Corona Digital. Casi mejor hacerse con el pack completo, ¿no?

Es muy fácil controlar la música que se esta escuchando desde el Apple Watch I Photo: Daniel González

Sigue siendo un producto redondo

Tiene fallos, como todo. El sonido no es su especial fuerte, aunque sigue sonando claro; el fuerte es la tecnología que lleva y hasta que punto te simplifica la vida: sonando con sacarlos de la caja y poner tu canción favorita. No he probado auriculares más cómodos de usar en el día a día: ni se caen, ni necesitan de configuración, ni requieren de más atención de la cuenta; es definitivamente el producto que esperábamos de Apple, y no lo podían hacer mejor.

Así de simple, sin complicaciones I Photo: Daniel González

Si te molan, de verdad cómpratelos porque no decepcionan. Os lo prometo 🙂 Ahora mismo están disponibles por 179€ en la web de Apple.

¡Nos vemos por las redes! 🙂