Si es que es más bonito ❤

6 de febrero: mi muñeca le da la bienvenida al Apple Watch Series 3 que viene a sustituir al Fitbit Ionic que llevaba usando desde su lanzamiento en septiembre. Lo enlazo con el iPhone y comienzan las pruebas. Mi gran duda, ¿echaré de menos a mi Ionic o se quedará en el cajón sin mayor problema?

Hoy te cuento un poquito más sobre mi experiencia con este reloj y hasta que punto ha cubierto mis espectativas. Pequeño spolier: me gusta, pero no es para mi.

Como smartwatch no tiene competencia

Recuerdo el 2015… los fabricantes lanzaban sus apuestas con Android Wear y lo cierto es que era una buena idea mal ejecutada: errores de configuración y conexión, la plataforma no estaba aún del todo adaptada, etc. Un pequeño desastre que ha hecho que prácticamente ningún fabricante siga apostando por relojes con esta plataforma, más allá de Samsung que integra su propio Tizen OS y Apple, con watchOS.

Mira que mono, tengo a los personajes de Toy Story en mi Watch! :)

watchOS funciona a la perfección con el Apple Watch, y esta claro el por qué. Cuando diseñas hardware y software en casa todo esta tan perfectamente integrado que la experiencia de usuario es excelente. Si a esto le sumas que el iPhone, con iOS también diseñado en casa, es su compañero de aventuras, tienes un smartwatch completito. La ventaja que tiene es que la conexión no falla JAMÁS, la sincronización de los datos es automática y extremadamente rápida (cosa que bien se echa en falta en el Ionic, ya sabéis que me desespera cuando toca sincronizar), y sobre todo que la conexión Bluetooth se mantiene estable en todo momento para recibir notificaciones o utilizar las apps del Watch. Las notificaciones llegan a través de pequeñas vibraciones a nuestro reloj y podemos interaccionar con ellas de forma sencilla, evitando así sacar el iPhone del bolsillo: a un WhatsApp podemos responder a través del micrófono, con emoticonos o con frases predefinidas; a un Tweet podemos darle like o RT.

Otro tema son las apps. Existen miles de aplicaciones desarrolladas para watchOS y por eso es el mejor smartwatch: podemos hacer un montón de cosas con él, un montonazo. Todas las apps que descarguemos en el iPhone se sincronizan de forma automática con el Watch para poder utilizarlas, de una forma más simplificada, a golpe de muñeca. Ejemplos de apps que he utilizado mucho son Instagram, que te permite consultar tu feed de publicaciones; Teléfono, para realizar llamadas a mis contactos a través del micrófono y altavoz del Apple Watch; Casa, a través de la cual puedes controlar todos los accesorios domóticos de tu hogar; o Mail, donde puedes leer tus correos electrónicos.

Mi desastre de aplicaciones aquí, en el box jeje
EFECTIVAMENTE, NINGÚN OTRO SMARTWATCH EN EL MERCADO ES TAN COMPLETO Y ESTA TAN TAN BIEN CONECTADO. EL RELOJ MÁS ÚTIL QUE MI MUÑECA HA TENIDO, CON DIFERENCIA.

Siri, Apple Pay y Apple Music; los tres grandes añadidos del Apple Watch

3 añadidos que pocos relojes tienen y que vuelven a este Watch un completo arma en tu día a día. Siri es tu asistente virtual e, igual que en el iPhone, esta integrada en este pequeño gadget de muñeca a través del micrófono y altavoz. Siri responde a las palabras “Oye Siri” para después solicitar que haga alguna acción; podemos pedirle cualquier casi cosacomo que encienda las luces de casa (HomeKit), que suba o baje el volumen de los AirPods, que nos diga cual es el tiempo en cualquier ciudad o que envíe un mensaje a nuestra persona favorita. Utilizar Siri te libra de tocar el Watch con las manos y te permite hacer las tareas de una forma muchísimo más sencilla; es tu gran aliado.

Apple Pay se estrenó en España de la mano de Banco Santander, pero ahora los bancos más importantes ya permiten enlazar sus tarjetas de crédito y débito con el servicio para pagar a través de nuestro iPhone… y de nuestro Watch. Solo tienes que enlazar la tarjeta con tu smartphone y ¡LISTO! Un doble click en el botón lateral del Watch y lo único que falta es que acercar tu reloj al datáfono para pagar todas tus compras. De verdad, a los que nos mola salir de compritas este Watch se vuelve nuestro mejor aliado.

Dale ahí a ese reggaeton ton guapo!

Y luego Apple Music, esa genial idea a través de la cual podemos sincronizar todas nuestras playlist para escuchar todas las canciones estemos donde estemos conectando nuestros AirPods al reloj. Si sales a correr y no te quiere llevar el iPhone puedes seguir escuchando música; o si te marcas un Dani (yo) y no quieres gastar la batería de tu smartphone tienes un Watch muy majo en la muñeca esperando a que te conectes a él.

Los datos deportivos…

Venga va, ahora hay que comprar con el Ionic (que para eso lo iba a echar tanto de menos, ¿no?) y mi sorpresa es que, por mucho que decían que el Apple Watch era uno de los mejores relojes deportivos, el trackeo del ejercicio diario no me gusta especialmente. Cierto es que soy un poco “especialito” con este tema y consulto los datos del Ionic prácticamente todos los días; me encanta como Fitbit ha conseguido organizar los datos de una forma sencilla y extremadamente visual (esto os lo conté en el unboxing del Fitbit Ionic).

Este Apple Watch utiliza 3 anillos para medir la actividad diaria: uno de movimiento con las calorías quemadas, otro de horas de pie y otro con los minutos de movimiento. El reto diario es llenarlos todos para ir ganando insignias e incluso competir con nuestros amigos a ver quién los llena más rápido. Mi conclusión a todo esto es: echo de menos la app de Fitbit para ver todas mis métricas, echo de menos el que mi logro diario sea e de 13.500 pasos y que el reloj me motive a hacerlo (solo te motiva a completar esos 3 anillos que os contaba antes).

Ay los anillitos de actividad… que mal me caéis

Otra cosa que también me parece super-importante es la medición de sueño, me gusta ver como es la calidad de mi sueño y es algo que ha ido perfeccionando Fitbit en estos últimos modelos gracias al sensor de ritmo cardíaco; el Apple Watch no mide el sueño de forma nativa si no que tendremos que descargar apps de terceros para hacerlo, y esto es un gran error.

Si, sin embargo, quieres hacer un trackeo de tu ejercicio más específico (como cuando sales a correr, a montar en bici o a nadar) este es tu reloj. Tiene una app de “Entrenos” de lo más completa que te permite no solo recopilar la información, si no también ir viéndola en directo en la pantalla del Watch. Cuestión de gustos, yo valoro más la parte de logros en el día a día (y no tanto entrenando en un momento concreto) y creo que ahí va un pasito por detrás de los Fitbit.

Ojo, esto es una percepción muy muy personal. Me gusta más como Fitbit muestra e interpreta los datos a través de su app, como te motiva y como te conecta con tus amigos. Esto no significa que el reloj sea una mala apuesta, que desde luego que no lo es; pero si buscas especialmente el tema de ejercicio diario, como es mi caso, te recomendaría más otro tipo de gadget.

La app de Actividad es buena, pero también mejorable…

Sigue siendo el mejor

Es mejor el mejor smartwatch, sin dada. Funciona a la perfección para todos aquellos que quieren ver sus estadísticas deportivas después de cada entreno. Y, sobre todo, sigue siendo genial para todos aquellos que tienen un iPhone en sus manos y que ven como el Apple Watch se vuelve su mejor compañero librándole de consultar el teléfono cada dos por tres o sustituyendo a su terminal por el reloj para ciertas tareas como contestar llamadas o responder mensajes.

El email, mi mejor amigo :)

No me disgusta, desde luego que no. Pero si que es cierto que a mi lo de los anillos no acaba de convencerme y creo que Fitbit ha enfocado mejor la estrategia en este sentido. Por el momento el vuelto al Ionic y espero seguir utilizándolo durante mucho mucho más tiempo; y, seguramente, echando un poquito de menos al Apple Watch por todas sus bondades.

Seguramente si no has probado otro smartwatch antes y te compras un Apple Watch te sorprenderá, y si has probado alguna otra pulsera de actividad lo más probable es que también lo haga. Si has probado otros smartwatch te sorprenderá de igual forma. Tiene mucha muchas cosas buenas y aquí ya entra en gustos, pero si usas un iPhone te encantará.

El Apple Watch Series 3 esta disponible a partir de 349€ en la tienda online de Apple.