Gracias App Store por estos increíbles 10 años

¿Que hubiese sido de la telefonía sin el nacimiento de esta esta plataforma? Ya te lo digo yo, NADA. ¡Felices 10 años, App Store! Hagamos un repaso a su historia…

Los desarrolladores en la última conferencia mundial de Apple

Cogemos nuestro smartphone, o mejor dicho, NUESTRO iPhone. Y… ¿qué hacemos con él? WhatsApp, Instagram, Twitter, Facebook, etc… nuestro día a día se basa en aplicaciones que salen del App Store, pero… ¿y si esa tienda de aplicaciones que a veces vemos insignificante no existiese? Seguramente, la tecnología no hubiese revolucionado de la forma que lo ha hecho hasta ahora: poder instalar aplicaciones de terceras personas, que no es el fabricante del teléfono o quien lo usa, supone abrir las puertas a nuevas plataformas, nuevas formas de ver la vida, nuevas formas de interactuar con nuestros dispositivos… esa es la esencia del App Store.

Fue Steve Jobs en el año 2008 y fue el día 10 de julio: junto con iOS 2.0 llego esa A de Aplicaciones donde los usuarios podían descargar más de 500 cosillas diferentes para hacer un poco más productivo su uso del smartphone. Los usuarios veían entonces como podían darle una nueva vida a sus dispositivos de forma gratuita, o pagando en función de la aplicación, de una forma sencilla y rápida: pulsando el botón de descargar. Apple ya ha pagado más de 100.000 millones de dólares de ingresos a los desarrolladores y hay alrededor de 2 millones de apps en el App Store: esta ha sido la historia de sus 10 años.

Una tienda que ya nació mayor

Nace el retoño de la familia y cuando quiere ser un adulto pasan, a lo poco, dos decenas de años… cuando nació la App Store digamos que evolucionó rápido: apenas un mes después de su lanzamiento ya sumaba más de 10 millones de descargas de los usuarios más curiosos del iPhone y el iPod Touch; y de las 500 apps originales ya era 50.000 apenas 11 meses después, ¡una barbaridad! Y si, todas las aplicaciones buenas, probadas, de calidad; unas con más usos posibles y otras con menos, pero todas cubriendo una necesidad.

Hello back, iPhone 3G

Pero… ¿cómo consiguieron esto? Apple aportó a los desarrolladores las herramientas que tenían para permitirle desarrollar sus aplicaciones para su sistema operativo; Steve decía en la presentación: “has invertido semanas en desarrollar esa app y, ¿cuál es tu sueño ahora? Tu sueño es hacerla llegar a todos y cada uno de los usuarios de iPhone, y que si les gusta la compren”; y es lo que consiguieron. Y Apple, como siempre tan lista, creo sus `royalties´ que decían que el desarrollador cobraría un 70% de los ingresos totales de su app y ellos se quedaban con el 30%. El App Store se convirtió pues en una vía de negocio para importantes estudios o incluso pequeños desarrolladores: podían llegar a millones de usuarios y recibir un dinero porque descargasen su aplicación; un negocio que sigue funcionando a día de hoy y que tanto los desarrolladores como los usuarios siguen amando.

Fue dos años después, en 2010, nacía el iPad y sin ninguna duda la App Store se convertiría en su pieza fundamental para completar el puzzle. Si el iPad se ha convertido en el mejor tablet y no tiene rival es porque tiene millones de aplicaciones hechas específicamente para él, y no `agrandadas´ como pasa con los tablets Android que no son más que móviles grandes, tontos e incómodos. El iPad es una verdadera herramienta en si, pero no lo sería tanto sin sus aplicaciones dedicadas.

Los estudiantes han encontrado en el iPad su compañero de estudio perfecto

Un crecimiento a lo bestia y nuevos modelos de negocio

La App Store ha desarrollado estos 10 años de vida a un ritmo abismal: ha visto pasar aplicaciones de todo tipo, ha visto nacer y crecer a nuevos desarrolladores y, sobre todo, distribuye su conocimiento en 155 países. Un enorme abanico de posibilidades se abría entonces para todos los usuarios del mundo.

El modelo freemium de las apps es de los más exitosos del App Store

Pero ya no solo esto, si no que nacieron los tres nuevos modelos de negocio que se unirían al que ya conocíamos hasta el momento que era el de pago. Entonces la tienda de aplicaciones de Apple quedaba de la siguiente forma:

  • Pagando por descargar una aplicación
  • Con compras in-app para poder abrir nuevas posibilidades en la aplicación (esto es lo que más se estila a día de hoy)
  • Un modelo Freemium donde los usuarios tienen acceso gratuito a funciona limitadas y luego pueden pagar una suscripción mes a mes para obtener más funciones
  • Gratuitas

Este enorme abanico de posibilidades no solo permitía al desarrollador adaptarse más a las necesidades del usuario, si no incitarlo a pagar por una app que le gustaba en un primer momento y a la cual no podía renunciar si ya la había probado: es un ejemplo de lo que nos pasa con Spotify, una vez que lo pruebas no quieres volver atrás.

Y como curiosidad te contaré que, al principio, Apple no ofrecía la posibilidad de probar una aplicación antes de comprarla; esto era algo que a los desarrolladores no les gustaba porque era más difícil llamar la atención de los usuarios. A día de hoy, la compañía californiana ya permite una demo de las apps antes de pagar por ellas; pero hasta que no lo ha hecho los desarrolladores se buscaban la vida: de ahí el fenómeno “Lite” de las apps que te dejaban probar alguna cosilla y te ponían la miel en los labios para que luego fueses directo a pagar.

iOS 11 y la App Store: el mayor cambio de la historia

En toda la historia de la App Store, iOS 11 en 2017 fue un cambio positivo para la tienda con una nueva manera de mostrar las aplicaciones y con contenidos específicos que diesen información de valor a los usuarios. Digamos pues que dejó de ser ese cajón desastre de las apps y pasó a ser un espacio donde descubrir cosas nuevas, chulas e interesantes.

Personalmente me gusta como todos los días actualizan la página principal con algunas guías de descargas con apps productivas, con juegos y demás. Desde este cambio la tienda de aplicaciones se ha convertido en un espacio donde se aglutinan apps educativas, productivas, de salud, de entretenimiento y otros cientos de categorías diferentes; pero con un denominador común que es la sencillez y cuidado a todos los detalles en la experiencia de usuario.

Y, como novedad, la Realidad Aumentada ha sido esa exclusiva de Apple durante el último año: con herramientas como ARKit permite a los desarrolladores crear aplicaciones que aprovechan nuestro mundo real para proyectar objetos virtuales sobre él; un montón de aplicaciones, entorno a las 3000, con ARKit inundan ya el App Store y podemos disfrutarlas desde los últimos modelos de iPhone o iPad.

La Realidad Aumentada es una auténtica herramienta en el sector educativo y del entretenimiento

No cabe duda de que las tiendas de aplicaciones han supuesto un antes y un después en la tecnología. Y, como de costumbre, es Apple el que ha marcado la tendencia que luego siguieron el resto de multinacionales aunque no con tanto éxito.

Dicho todo esto solo nos queda decir una cosa: “FELICIDADES App Store”

Like what you read? Give Daniel González a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.