Pol y Bruno regresan a la gran pantalla este jueves con Merlí: Sapere Aude

Hace ahora 2 años el fenómeno Merlí invadió las pantallas de miles de adolescentes (y no tan adolescentes…) con una emocionante historia de instituto basada en la filosofía. Este jueves se estrena Merlí: Sapere Aude, un spinoff en Movistar+ que completará las lagunas que quedaron pendientes — he visto los primeros 5 capítulos y estas son, sin spoilers, mis impresiones.

Daniel González
Dec 2 · 8 min read

Recuerdo con añoranza la época Merlí hace un par de años. Ha sido una de esas pocas series que me ha marcado a nivel personal y emocional — y admito que me enamoré un poquito más de la filosofía después de ver a semejante profesor (que envidia que ninguno de los míos sea así) dando clase. Hace un par de años, cuando la vi por primera vez, yo estaba en 4º de la ESO y creo que queda poca gente quedaba sin ver esta producción de tres temporadas disponible completa en Netflix.

Tiempo ha pasado desde eso, pero el recuerdo nunca se ha ido. Este tiempo “de reflexión” para asimilar todo lo que ocurre en Merlí, como me gusta llamarlo, nos ha llevado a un nuevo estreno, el de una serie totalmente diferente en Movistar+ que, creada por Hector Lozano (mismo creador) quiere transmitir las sensaciones de Pol al llegar al mundo universitario, y como sus relaciones y forma de entender la vida cambia por completo. Así que sí, Merlí: Sapere Aude es una serie totalmente distinta — y eso me encanta: no es un refrito, no es sacar una nueva temporada “por sacarla”, ni es una continuación innecesaria como cada una de las nuevas pelis de Star Wars: es la continuación más que necesaria de una historia.

Y hoy estoy aquí, después de haber visto los primeros cinco capítulos de este emocionante y esperado spinoff para contarte mi opinión más sincera. Si no has visto las tres primeras temporadas, no sigas leyendo — habrá spoilers anteriores, pero ninguno de la nueva serie. Si estás mordiéndote las uñas esperando al jueves, no worries que no te desvelo nada que no deba.

¿Es una serie nueva? ¿O una cuarta temporada?

Merlí: Sapere Aude se basa en Pol como protagonista, y cuenta la historia de su paso por la universidad hasta convertirse en profesor de filo igual que el hombre que le marcó en la vida, Merlí. Muchos de vosotros recordaréis ese flash-forward final en el último capítulo de la tercera temporada en el que se conocía la vida de los estudiantes de Ángel Guimerá 10 años después de haber salido del instituto — ahí se desvelaba esta nueva faceta, esperada también os digo, de Pol Rubio y, sobre todo, su esperada relación sentimental con Bruno en la que profundizaré un poco más adelante.

Pol Rubio en Merlí: Sapere Aude

El caso es que Sapere Aude es una serie totalmente distinta, y no otra temporada más de Merlí. Se ve rápido por varias motivos: el personaje principal es otro, Pol y no Merlí como en las serie original; los personajes son totalmente distintos, solo se ha conservado a Pol y Bruno por razones obvias pero el resto son nuevas relaciones y experiencias con los nuevos compañeros de universidad; y, sobre todo, el enfoque menos filosófico (sin obviarlo, claro) pero más activo y salvaje en cuanto a la vida personal de los personajes principales. Hay una palabra que usan muchos mis amigos, “putiferio” para referirse a los líos y relaciones habituales entre compañeros de las que se habla en todos los institutos — y no podemos decir que Merlí: Sapere Aude sea una serie “putiférica”, pero se acerca bastante a todo ese salseo que queremos ver los fans de la producción original.

Para esta nueva serie cambian por completo los escenarios: destacando Barcelona y la Universitat de Barcelona donde se desarrollan las principales tramas de la serie. Sigue siendo esa misma producción de “andar por casa”, sin grandes efectos especiales, vestuarios variopintos ni rollos — cuenta una historia, una historia que engancha y que enamora. Y eso me sigue parecido genial porque independientemente de que entra dentro de un contexto de ficción es un drama muy real y con el que es fácil sentirse reconocido cuando eres adolescente, o adulto.

Pol: más persona, menos chulo y más filósofo

Raro es el instituto en el que no tenemos un Pol: el típico chico guapo y buenorro en el que todo el mundo tiene los ojos puestos. Si no localizas uno en tu clase, a lo mejor eres tú… 🤭 Típico desencantado con los estudios, cuya única aspiración a corto plazo en la vida es vivir y pasárselo bien sin pensar mucho en el futuro. Pero un día esto cambia, en el caso de Pol en el momento en el que conoce a Merlí, profesor de filosofía en bachillerato, que le enseña a pensar, reflexionar y conocer: en definitiva, a amar la filosofía.

El Pol Rubio más pensativo en Merlí: Sapere Aude

En Sapere Aude vas a ver a un Pol mucho más sensible y dudoso. Será la primera vez que veamos al ese chulo inagotable dudar de como va a ser su vida después de la muerte de Merlí, cuáles son sus aspiraciones y por qué debe estudiar filosofía para llegar a convertirse en el mejor profe de filo que haya existido. Así que si, ahora es cuando tenemos al filósofo en potencia que esperábamos, dudando sobre toda su vida — una frase que me encantó escucharle decir en este nuevo estreno es: “Ya no sé qué hacer, no sé a dónde ir ni a quién querer”.

Molan mucho, mucho, Biel, Ray y otros amigos nuevos que va a hacer en la universidad a la ver que estudia filosofía. Las fiestas, las locuras (incluso organizar una huelga de estudiantes) y mucho más son cosas que se vuelve el pan de cada día en el nuevo estreno. Pero si hay un personaje que le va a marcar será la profesora Bolaño: cual buen catedrática de filosofía y su profesora de ética, le inspirará a seguir aprendiendo, pensando y dudando. No es el nuevo “Merlí” ni mucho menos, tampoco lo pretende, pero sí es esa profe guay con humor negro a la que cuesta pillar en ocasiones y que da lecciones de vida muy muy valiosas a sus alumnos. Es una sorpresa muy necesaria, que seguirá ayudando a los espectadores a cuestionarnos temas filosóficos en los que quizá no habíamos pensado en nuestra vida. La universidad para Pol no es un paseo, pero tampoco va a ser un mal trago… tengo ganas de ver cómo sigue la historia.

Pol y la profesora Bolaño, el nuevo dúo filosófico de la Universidad

“Brunol” — el shippeo por excelencia

Pero si hubo algo que a los fans de la serie nos gustó de la producción de TV3 es la apasionante relación entre Pol Rubio y Bruno Bergeron, el hijo de Merlí profesor. Es evidente que con ese final de la tercera temporada de Merlí, con la pareja saliendo y viviendo juntos, todo esperábamos esclarecer y profundizar más en esa historia. Brunol, como se conoce popularmente al shippeo de esta pareja en las redes sociales, tiene que esclarecernos a los espectadores como han llegado hasta ser la pareja más bonita de todo el panorama audiovisual, y me llevo una pequeña decepción respecto a este tema.

Verdad es que Bruno y Pol siguen existiendo en la nueva serie, pero me esperaba más salseo entre ellos dos teniendo en cuenta que ya sabemos como va a terminar. Vemos a un Bruno enamoradísimo de su “amigo” con el que ya se ha liado unas cuantas veces y a un Pol más pasota en el amor de lo habitual y muy centrado en los estudios y sus nuevas amistades. Hay rollos y líos claro, hay bastante marujeo — pero no en el sentido en el que los amantes de Brunol quieren verlo. Esto en los capítulos que yo he podido ver… a ver como avanza, tengo muchas más dudas que cosas claras llegados a este punto jajaja.

Un fenómeno sin precedentes en la TV española

¿Cuándo una serie de adolescentes había enamorado a adolescentes, adultos, alumnos, profesores y de todo? Física o Química fue de lo más popular entre los que ahora tienen 25/30 años, pero estoy casi seguro de que sus padres y profesores no le tendrían tanto cariño. Élite, la serie del momento, tampoco es muy aclamada por otro público que no sean los jóvenes de instituto a los que les encanta ver su vida reflejada. Sin embargo Merlí tuvo algo especial, nos encantaba a TODOS: desde jóvenes cómo yo que veía a mi clase, a mis amigos, reflejados en muchos de los personajes; a mis profesores que tratan de aprender de esos valores y forma de dar clase que tenía Merlí; e incluso a mis padres, que han encontrado en Merlí a uno de los mejores personajes de la TV. Es una locura, pero es que esa una serie para todos los públicos que no segrega y que enamora a todo el que la ve.

La nueva producción va por el mismo ritmo narrativo, que encaja con todo el que tiene ganas de ver algo entretenido en la TV y de paso aprender de filo, de cómo ven la vida los chavales, etc… me gusta, me gusta mucho. Y tengo ganas de ver más.

Merlí: Sapere Aude llega este jueves día 5 de diciembre a Movistar+ — y no te lo puedes perder, de verdad. Si te gustó, Merlí hace un par de años necesitas, y sí: digo necesitas, ver esta maravilla. ¡Solo espero que cuando os hayáis visto los primeros capítulos me lo contéis jeje!

¡Nos vemos por las redes!

Appleros

Somos ese medio juvenil que te cuenta las cosas como si lo hiciese a un patito de goma :) Nos gusta compartir contigo lo mejor de la tecnología con un punto de vista fresco y sencillo que estamos seguros de que te encantará. ¡Bienvenido!

Daniel González

Written by

“Se les olvidó decirme que aquella piedra con la que tropecé cambiaría de nombre”. Life Lover | PR passionate | Tech lover | Now at SmartComms

Appleros

Appleros

Somos ese medio juvenil que te cuenta las cosas como si lo hiciese a un patito de goma :) Nos gusta compartir contigo lo mejor de la tecnología con un punto de vista fresco y sencillo que estamos seguros de que te encantará. ¡Bienvenido!

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade