El LG V40 ThinQ es el verdadero smartphone fotográfico que queríamos ver

Con una novedosa triple cámara, y doble cámara frontal, se posiciona como el smartphone referente en fotografía móvil; y esto no es cualquier cosa.

¡Hola, Appleros! Las novedades de LG para la segunda mitad del 2018 se han hecho esperar pero, hace unos segundos, se ha hecho oficial el nuevo terminal de la compañía coreana :) Nosotros, que ya lo hemos podido ver unas horas antes del lanzamiento, os queremos contar como la firma ha reinventado el sistemas de cámaras para incluir un módulo de 3 sensores y convertir en el mejor smartphone fotográfico la renovación del terminal que ya era casi perfecto en 2017, el V30.

La serie V es una de las más queridas por los consumidores. Se estreno con el V10 y su doble pantalla, y se continuó con un V20 que jamás llegó a los mercados europeos; fue en 2017 cuando LG decidió recuperar esta familia en un lanzamiento por todo lo alto en IFA, donde el V30 fue el máximo exponente de smartphone multimedia gracias a su doble cámara con sistema específico de grabación de vídeo, su gran pantalla OLED y otras muchas funciones que os contamos en nuestro unboxing (aprovecho para dejarlo por aquí abajo). El nuevo V40 ThinQ recupera lo mejor del G7 ThinQ que pudimos ver a principios de año, pero manteniendo la esencia de un teléfono casi perfecto como lo fue el V30.

https://youtu.be/Gupnyq6ugUM

Así en resumen, podemos hacer un pequeño resumen a las novedades del V40 ThinQ antes de empezar a profundizar. Lo más destacable es, sin duda alguna, su sistema de 5 cámaras: 3 cámaras para la parte trasera de nuevo enfocadas a aportar una excelente experiencia en grabación de vídeo y 2 cámaras en la parte frontal para hacerte unos selfies que ni las Kardashian. Esto se complementa con una gran pantalla de 6,4 pulgadas OLED sin marcos, un chip Snapdragon 845 de gama alta y 6GB de RAM. Te dejamos una pequeña imagen que hemos preparado con el resumen de todas sus novedades! :)

Cinco cámaras, este es el avance de los smartphones

Hace años que la diferencia en los smartphones ya no esta en el rendimiento o en otros aspectos banales por el estilo. La verdadera competición esta en ofrecer cámaras cada vez mejores que permitan a los usuarios dejar sus cámaras reflex en casa sin echar de menos ninguna de sus funciones. LG ya lanzó en su momento la verdadera apuesta por las cámaras con el LG G4, que era un teléfono que personalmente me encantaba, y que todavía no han conseguido superar. Esta nueva cámara de los coreanos, con tres sensores en la parte trasera, crea una nueva forma de integrar triples cámaras y sigue la estela de funciones que veíamos en los teléfonos de la compañía desde el G5.

Así, el módulo fotográfico se compone de un primer sensor de los de toda la vida de 12MP, para hacer fotos normales como cualquier otro dispositivo; una segunda lente, como acostumbran, de 16MP ultra-gran-angular para sacar un grupo de personas gigante o un gran paisaje sin tener mucho tiro de cámara; y por último un teleobjetivo que te ofrece zoom 2X sin perder detalle en absoluto. Y ahora es cuando vienen las cuestiones que solemos hacernos: ¿de verdad solo podían implementar un zoom 2x con una triple cámara? Huawei tiene un 5x con las mismas condiciones… y, otra cuestión, ¿es acaso necesario tener una triple cámara para esta función de zoom? Recordemos que Apple tiene este mismo 2x con una combinación de 2 sensores.

El verdadero avance esta en los sensores, quizá no tanto en cuantos sean o como están puestos en consonancia. La cámara principal tiene unos píxeles enormes, un 40% más grandes que los del V30, y una apertura focal f/1.5; una absoluta brutalidad que hará de nuestras fotos una muestra absoluta de luminosidad (aunque esperamos que sin llegar a quemar las fotos, que nos conocemos LG…). Esta nueva recupera las funciones de Inteligencia Artificial que estrenaba el G7 ThinQ (precisamente este “apellido” al terminal es lo que lo identifica como un teléfono con IA) y gracias a ella es capaz de reconocer escenas y calibrar todos los aspectos de la cámara para tomar la foto perfecta, ¡incluso ahora es capaz de ajustar el balance de blancos en función de la necesidad de la captura!

Y todo esto se apoya además de modos específicos para las capturas que es lo que de verdad hace único a este teléfono de LG. Por ejemplo Cine Shot es una función que me encanta y que ya integraba el V30: la posibilidad de grabar películas como un profesional, con un zoom inteligente y fluido y con un aporte de software a la estabilización de la imagen; otro añadido es Triple Shot, que captura las fotografías de las 3 lentes de la parte trasera y te prepara un pequeño GIF con todas las vistas gran angular, normal y zoom del sitio donde estas para que puedas compartirlo en redes sociales y que se vea hasta el último detalle.

Los selfies que ni las Kardashian se pueden hacer, ahora son posibles

La moda de los selfies parece que nunca termina. Que si el postureo en Instagram Stories, en Twitter, en Facebook… y en la ilimitable lista de redes sociales que tenemos activas, y luego las fotos en familia que nunca faltan. LG apuesta de nuevo por la cámara frontal como una herramienta extra para lucir tus primeros planos favoritos en tus redes sociales.

Este nuevo módulo de cámara para el frontal se compone de dos sensores, dando como resultado la suma de la parte trasera y frontal las 5 cámaras de las que os hablábamos al principio. Estas dos cámaras son de 8MP y 5MP, siendo la segunda una lente gran angular para cuando quieres hacer grandes selfies de grupo y aparece el típico drama de “no entramos todos” (no me mintáis, todos lo hemos vivido). La nueva cámara además permite hacer efectos bokeh, eliminando el fondo de nuestros selfies y haciendo interés en el primer plano.

Como añadido, LG estrena My Avatar y los AR Emoji: con la app de My Avatar puedes crear tu propio emoticono siguiendo los rastros de tu cara, que luego pueden moverse y seguir los movimientos de tu cara a través de la función AR Emoji. Esta última app utiliza la Inteligencia Artificial para unir todos los parámetros que recogen las cámaras y unirlos en un divertido vídeo que puedes compartir en todos los sitios. Suena guay, ¿verdad?

La pantalla y el sonido, señas de identidad de los teléfonos de la familia V

Una gran pantalla y un DAC de audio específico para los amantes de la música. Estos son los apartados multimedia en los que los smartphones de la familia V destacan enormemente por encima del resto. LG Es uno de los mayores fabricantes de pantallas de la actualidad, y no podíamos dudar que las inclusiones en sus teléfonos estrella iban a ser mediocres; la pantalla las tiene todas para ser EXCELENTE.

El panel que incluye este nuevo terminal es un OLED de 6,4 pulgadas, perfecto para mi gusto. Si de verdad esta tan bien apurada como prometen (no tengo ninguna foto en la que sea vea la parte frontal…) es más que probable que sea un teléfono cómodo en la mano y que se pueda manejar con facilidad; eso solo podremos comprobarlo cuando lo tengamos en mano. Lo que destaca de la pantalla es el color: muy vivo en los colores vivos, y muy negro en los colores negro; exactamente igual que las teles OLED de la compañía. No nos olvidamos tampoco de la resolución 2K, más que suficiente para cualquier usuario. ¡Vaya tandas de Netflix le voy a dar en cuanto pueda echarle el guante!

Y nivel de audio, integran de nuevo un DAC Hi-Res para escuchar música en alta resolución. En concreto este DAC es de 32bits y potencia el altavoz Boombox que utiliza la superficie sobra la que esta apoyado como caja de resonancia para ofrecer unos mejores graves. ¿Vendrán de nuevo con unos auriculares de Beoplay en la caja? ¡Esperemos que si porque era un detallazo!

El diseño no cambia, pero tampoco le hace falta

Un diseño actual desde el G6, esa es la esencia de LG en estos dos últimos años. La firma coreana lleva años adaptada al uso del vidrio en sus terminales y no es novedad el que este terminal lo incluya también. Podríamos decir que es un teléfono continuista, pero es que tampoco le hace falta cambiar nada: es práctico, cómodo y bonito. Así algún detalle que debéis saber es que es super delgado, en concreto 7,7mm, y utiliza un nuevo color mate en el cristal trasero para mostrar colores tan bonitos como los que vais en todas estas fotos. Sin más, un diseño que no te llamará la atención pero que tampoco es un punto en su contra. Por cierto, ¡también tiene resistencia al agua IP68!


De momento no tenemos fecha de llegada a España, y tampoco el precio. Si estimamos así a groso modo y siguiendo al línea de precios de LG el año pasado y este, calculamos que el precio de salida será de en torno a 850€. Si nos equivocamos o no solo podremos saberlo cuando tengamos la información oficial al respecto. En lo que seguro no fallamos en los colores en los que llegará: negro y gris como colores clásicos, y dos nuevos azul y rojo que vais en las fotos y que son realmente preciosos.

¡Nos vemos por las redes!