Tengo una marca pequeña y solo la gestiono por Facebook

Bien. Felicitaciones: tienes un negocio. Pero… quizá todavía no has terminado de madurar / macerar tu marca.

Marca? Quizá no te interese: no vendo jabones. Tu modelo de negocio es trabajar y punto. Sabes que tu chamba habla por sí misma y tienes otras cosas más importantes en qué pensar o invertir. Estimado emprendedor, sin querer estás construyendo marca. Pero es una marca en descontrol.

Quizá el tema de construir una marca sí te interesó desde el primer momento porque el sentido común te dijo que era importante. El bolsillo no te dio para buscar a un profesional, pero entiendes que debes hacerlo. Googleaste, leíste algunos artículos y al cabo de unos meses, tras prueba y error, sospechas que tienes una marca. Probablemente sí. Tienes una marca pero está en manos amateur, y sin rumbo.

O quizá fuiste más ambicioso y desde el primer momento buscaste a un profesional. Conseguiste a alguien que te haga tu marca; te entregó un logo y un manual sencillo, junto con algunas piezas que le pediste que diseñe. Ejecutas el manual, pero sientes que ya aburre. Tienes una marca estática que no es tan elástica como tu negocio. Tienes una marca desfasada que empieza a parecerse a la de la competencia.

Acabamos de repasar con cierta ligereza tres casos algo comunes en el mercado peruano: marcas sueltas, sin identidad o sin diferencial.

Las marcas son como personas, con lo cual necesitan todos los cuidados propios de una persona.

Así tengas una marca pequeña que gestionas por Facebook, necesitas una buena estrategia de marca, amplia y flexible, que te permita crecer sin perder tu esencia y tu identidad.

La marca no es el logo. La marca es… un conjunto armónico de rasgos, de conceptos, de elementos no negociables. La marca necesita voz, valores, posturas, ideales, así como también un norte, rasgos sensoriales, temas de conversación, modos de ser… rasgos pequeños que la hacen única: una auténtica identidad.

No necesitas tener un negocio grande para construir una marca integral. Una marca integral da elasticidad a tu marca, le da holgura para crecer sin perder esencia y para mutar sin perder el norte.

Además, crear una marca es un ejercicio que debe hacerse con un tercero, con un ajeno que aporte objetividad y vuelo a la estrategia. Si no, no saldrás de dos o tres conceptos y perderás la oportunidad de crecer.

En los siguientes posts iremos tocando diversos temas con respecto a las estrategias de marca y sus interesantes procesos de elaboración.


María José Vargas Bianchi es consultora de marca y socia de Estudio Constante de Branding, una boutique de marca especializada en construir o arreglar marcas, sean del tamaño que sean.

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.