Delirios del Clonazepam

Hace unos días, en medio de un transe me puse a divagar un poco. Terminé en Twitter escribiendo algunas cosas sueltas. Hoy las junté y les dí un poco de forma.

Me catalogan de antisemita por odiar la guerra,
y yo solo pienso en hacerles un show de marionetas.

Del otro lado fundamentalistas atacan gente inocente
y yo pienso en cualquier parte del mundo.

Actos basados en odio por razas, orientación sexual,
ideologías, todo del modo más atroz.

En la Tierra Santa nacen cien asentamientos por segundo,
violan tus derechos y te torturan.

En Oriente Medio grandes jeques petroleros
gozan de mucho oro en base al sufrimiento.

En otros países los camellos son venerados,
y las mujeres pertenecen al establo.

Pero yo jamás diré que odio a musulmanes o judíos.
En enemigo es otro y nos manipula.
Quiere que seamos enemigos y peleemos.

Lo gritaron una vez en Liverpool
All you need is love and love is all you need.

Ojalá algún día logremos la paz, 
por mientras luchemos contra quien quiera oprimirnos,
silenciarnos y cambiar la carátula de la historia.

Quizás el clonazepam se me fue de las manos.

Ámense más carajo! 
Ámense a si mismos y a los demás.

La vida es corta,
es un cuento lo del cielo y el infierno.
Solo hay una chance.

Somos un suspiro del espacio-tiempo.
No somos nada para el Universo,
pero podemos hacer que ese nada valga un poco.