El Primer Acto es Gratis I: Acción

Ya está a la venta "Bajo la Sombra de los Elefantes", mi primer libro de historias de ficción.

Lo pueden adquirir en cualquier tienda de Amazon en América o Europa en digital o en edición de tapa blanda en este link.

Estoy contento, pero por ahora aún queda mucho trabajo por delante. Tipo literalmente tengo que trabajar al lunes porque aún no me he hecho millonario.

Lo prometido es deuda. Publicaré semanalmente el primer acto de cada cuento y un still de algún film que capture la estética que tiene en mi cabeza el cuento — puntos extras si adivinan la película. El primero con el que empezamos es "Acción".

Acción

Mike «Hollywood» Cardigan tiene un problema de desgaste en los huesos gracias a sus 50 años y una vida llena de peligro que recuerda mientras está bebiendo una cerveza en un bar. Se gira, y desajusta un poco su corbata negra, delante de él hay 3 policías. En la parte de atrás de su cintura hay un revolver, en la parte de adelante no hay nada que funcione. Para cuando Mike decide desenfundar ya es muy tarde, lo llenan de plomo.

Su cuerpo vuelva sobre la barra y se estrella contra las botellas de alcohol. Mike cae al suelo. Hay sangre en todos lados y adrenalina en todo su cuerpo. Espera que una voz lo despierte. El set comienza a entrar en calor, el equipo de rodaje aplaude, también el director.

— ¡Corte! Muy bien, Hollywood.

Mike se levanta lleno de sangre, prende un cigarrillo y con la primera calada tose como un perro viejo rodeado de humo. Bebe un sorbo de su té helado que se hace pasar por alcohol.

El director se acerca al combo. Se quita las gafas de sol para evaluar la toma. Rasca su barba y luego con un gesto de aprobación de su pulgar felicita a Mike de lejos.

— De puta madre — le dice.

— Gracias, jefe — responde Mike. Este director sabe lo que hace. No es la primera vez que trabajan juntos, pero para Mike siempre puede ser la última. Cuando se es doble de acción, nunca se sabe.

Al lado del director está JJ con sus veinte años y su cara con piel de culo de bebé vestido igual que Mike. Le extiende una mano.

Mike nota el cigarrillo sobre la oreja de JJ.

— JJ. Mike Hollywood. Soy todo un fanático — dice JJ con más respeto que emoción.

Mike le da la mano y lo mancha con sangre artificial. JJ se preocupa al ver su vestuario manchado.

— Tranquilo, no es tuya — . No pareciera que Mike está bromeando. — ¿Queda? — le pregunta al director.

— Queda. Fue perfecta.

— Anda a cambiarte, chico — . Sin más.

Mike le guiña un ojo con el rostro en seco a JJ y comienza a irse.

JJ no se queda callado.

— ¿Algún consejo de un perro viejo en este negocio? Mike no sabe si sentirse insultado porque le llamaron perro viejo o porque le pidieron un consejo.

— No te caigas de culo, cachorro.

JJ se ríe, sabe que ha perdido la partida. Este negocio es una mierda, todo va de experiencia, pero cuando tienes la experiencia ya eres muy viejo para andar saltando explosiones y recibiendo coñazos.

Mike se aleja, tose con más fuerza. Tose sangre. La sangre de sus pulmones se confunde con la sangre artificial de la escena. Lanza el cigarrillo.

Mike decide que es hora de llevar sus botas al médico. Se sienta frente del doctor con su chupa de cuero, unos tejanos y su casco de moto sobre el escritorio. Mike nunca se ha sentido inferior a ningún profesional lleno de diplomas. Cuando Mike se quitó la camiseta el doctor vio cuales eran sus diplomas: Sus cicatrices.

El médico tiene su peor cara. — Pinta muy mal, Mike. Las probabilidades son de 10 a 1. Estás en un avión con 90% de probabilidades de venirse abajo.

— Me he montado en alguno de esos antes.

— No fuera de cámara.

Tiene un punto.

— Me han matado tantas veces que nunca pensé que me iba a morir.

El médico lo ve cómo si vinieran más malas noticias. Todo siempre se puede poner peor, incluso peor que el cáncer de pulmón.

— Y está lo de tu póliza de doble de acción.

— ¿Qué hay de ella?

El médico duda en hablar por más que Mike haga aparentar que puede soportar cualquier cosa.

— Tu póliza de rodaje se vence en 2 meses. No pasarás los exámenes de salud. Y no podrás rodar hasta que te cures.

— O hasta que me muera.

El doctor asiente. — O hasta que te mueras, sí.

Mike dibuja su mejor cara de póker. Usualmente le tocan papeles donde tiene que fingir que le hacen daño, no está acostumbrado a actuar para esconder el dolor.

FIN DEL PRIMER ACTO.


“Bajo la Sombra de los Elefantes” es una obra llena de sentimientos reales en situaciones extraordinarias con personajes entrañables.

A la venta en Amazon en papeldigital.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.