Tu Presencia: El Mejor Regalo

¿Alguna vez has conversado con alguien que, aunque su cuerpo está presente, sientes que no está realmente ahí?

Le hablas, te mira, te escucha, incluso sube y baja la cabeza…asintiendo a lo que le estas diciendo. Pero dejas de hablar y él o ella sigue asintiendo hasta que se da cuenta que has dejado de hablar y te dice: “ah mira, qué bueno”.

Y ahí te das cuenta que no estuvo presente durante la conversación, que estuvo pensando en otra cosa y que ahora solo le queda pretender haberlo escuchado todo.

Entonces prefieres no preguntarle si realmente te escuchó porque quieres evitar la discusión o tal vez decides hacerlo a lo que él o ella responde: “discúlpame, no llegue a escuchar lo último, ¿qué decías?”.

¿Dónde estás hoy?

No es por hacer diferencia de género, pero si eres mujer sabes exactamente a lo que me refiero. Y si eres hombre, probablemente no te has dado cuenta que hacemos esto todos los días.

Esto es un grave problema porque como mujer, sientes que no le importas a la otra persona… sea tu novio, esposo, jefe, padre o amigo. Y como hombre, estas deteriorando la relación con tu novia, esposa, jefa, madre o amiga.

Y no solamente eso, porque los estudios han demostrado que los momentos en los que somos más felices en nuestras vidas es cuando estamos presentes, cuando estamos en el ahora, cuando somos conscientes de lo que nos rodea y de quién nos rodea en cada momento.

Por qué estar presente

De hecho, se hizo una investigación a mas de diez mil personas en la que se quería identificar en qué estaban pensando cuando se sentían más felices.

La respuesta fue sorprendente: no estaban pensando en nada. Ni en el pasado, ni en el futuro. Estaban simplemente ahí, presentes.. viviendo el momento.

Esto no quiere decir que no debemos pensar. Significa que debemos pensar para planificar lo que haremos después y debemos pensar en el pasado para recordar nuestra experiencias, pero luego debemos dejar de pensar y actuar…ser…vivir.

Quiero mostrarte un cuadro en el que podrás ver cómo te sentirás de acuerdo al lugar en el cual esté tu mente.

La pregunta es ¿en qué cuadrante pasa tu mente la mayor parte del tiempo? ¿Dónde está tu mente hoy? ¿Dónde está tu mente durante tus conversaciones?

Qué hacer para estar realmente presente

Seas hombre o mujer, mi recomendación es la siguiente: no viajes en el tiempo, no pienses en mañana ni en ayer, piensa en hoy y, de vez en cuando, no pienses… simplemente vive.

Cuando converses con alguien:

  • Míralo(a) a los ojos, como queriendo saber el color exacto de sus ojos.
  • Asiente solo cuando sea necesario y no durante toda la conversación.
  • Escucha sus palabras y entiende lo que te está comunicando.
  • Siente tu cuerpo ahí en ese momento, concentra tu energía en la otra persona.

Cuando estés sólo(a):

  • Escucha tu respiración y siente el aire ingresando por tu nariz y pasando por cada parte de tu cuerpo.
  • Siente tu pantalón tocando tu pierna y la sangre corriendo por tus manos.
  • Siente el latido de tu corazón y sonríe.. hoy estas vivo(a).

Haz esto y estarás presente, realmente presente.

Presente para tu esposa(o), tu amigo(a), tu jefe(a), tu padre, tu madre, tu primo(a) y podrás conectar con ellos a niveles que nadie ha conectado jamás.

Presente para ti, para tu vida, para ti misma(o) para que aprecies, finalmente, quién eres, qué has logrado, qué tienes en tu vida y puedas sentir un nivel de felicidad que ninguna cantidad de dinero podrá darte.

Haz esto ahora

Te soy sincero, no es fácil. No pretendas hacerlo de la noche a la mañana.

He practicado esto durante dos años y por momentos aún me encuentro viajando en el tiempo durante una conversación.

…pero práctica desde el día de hoy los ejercicios que te he dado y poco a poco, irás mejorando tu capacidad de conectar con otras personas y contigo mismo.

Esto es lo que quiero que hagas:

  1. Escribe en los comentarios si alguna vez has hablado con alguien y te has dado cuenta que la persona estaba pensando en otra cosa. ¿Qué hiciste? ¿Cómo te sentiste?
  2. Escribe aquí en los comentarios el color de los ojos de las próximas cinco personas con las que converses. Confía, esto es sumamente importante. Cuando converses con cada una de estas cinco personas, escucha realmente lo que te dice y mira sus ojos. Trata no mantener la vista directa de manera prolongada, pues podría poner a la otra persona incómoda. Lo importante de este ejercicio es que estés realmente presente.
  3. Hoy por la noche, cuando estés en tu cama sé consciente de tu respiración, escúchala y siente el aire ingresando a tu cuerpo. Siente el cien por ciento de tu cuerpo recostado en tu cama. Empieza por los tobillos, las piernas, la espaldas, los brazos, el cuello y la cabeza.

Ya sabes que leer esto no hará ninguna diferencia en tu vida. Es ponerlo a la práctica que realmente la mejorará.

Por esa razón, lo que espero de ti es que, además de escribir las respuestas aquí en los comentarios, practiques este ejercicio durante los próximos cinco días.

Un abrazo fuerte,

Nelson

PD1: Comparte este artículo para que más personas puedan disfrutar de estar realmente presentes.

PD2: Si deseas leer más artículos como este, puedes ingresar a aquí para mantenerte al tanto.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Nelson Portugal R.’s story.