Dermatitis Atópica: ¿Un problema sin solución?

I DON’T THINK SO!!

Desde pequeña he tenido problemas de alergia en la piel. Los lugares donde me salen salpullido y ronchitas son en el pliegue de los brazos (atrás de los codos), en los pliegues de las piernas (atrás de las rodillas), en el cuello y a veces se esparce al resto de la pierna. Hemos llegado a la conclusión de que es dermatitis atópica ya que no soy alérgica a ningún tipo de alimento ni nada por el estilo.

Desde siempre, mis papás, sobre todo mi mamá me llevaron con diferentes doctores, dermatólogos, naturistas, alternativos y no sé que tantos más, quienes me recetaban soluciones, sin embargo eran soluciones temporales. Los dermatólogos recetaban cortisona, la cual no es recomendable usarla por un largo periodo de tiempo y los doctores naturistas o alternativos me daban licuados, aceites, cremas, entre otras cosas que a veces funcionaban y a veces no.

Creo que el problema de mi piel siempre ha sido la falta de nutrimentos, sin embargo nunca fue la hipótesis que sugirieron los dermatólogos. Al hacerme un estudio de los sistemas del cuerpo, salió que efectivamente a mi piel le faltaba colágeno entre otros nutrientes. En el momento la Dra. Ángeles me recomendó tomar colágeno en polvo, lo cual hice, sin embargo creo que mi piel necesitaba algo aplicado también porque no sentía tanto cambio, las lesiones continuaban.

Llegó a mi la crema de baba de caracol y me comentaron que es regeneradora y contiene nutrimentos para la piel. La probé y se los juro que para el segundo día ¡mis alergias y comezón ya no estaban! Obviamente la continúo usando ya que es algo que mi piel necesita, como una pequeña ayuda para regenerarse. También la uso en la cara, la verdad es que siempre he tenido buen cutis, pero en lo que me ha ayudado es en mantener mi piel hidratada y humectada, ya que siempre, sobre todo en invierno, mi piel es demasiado seca y tengo que estar continuamente untándome crema, con ésta solamente necesito aplicarla por la mañana y mi cara queda hidratada por el resto del día. De hecho está súper padre porque debido a la resequedad, el labio superior de mi boca constantemente se parte y comienzan a salirme heridas típicas de labios partidos, pero al aplicar la crema se disminuye bastante y si la aplico en esa área unas 2 o 3 veces más en el día desaparece por completo.

Les presento el antes y después de usar la crema de baba de caracol:

Imagen de mis piernas con alergia antes de usar la crema de baba de caracol y después de usarla por 1 semana. (Las molestias y los brotes se me quitaron en 2 días, pero se tardó aproximadamente una semana para cicatrizar todo)

La crema que utilicé se puede conseguir en Blive o con alguno de sus distribuidores. Ésta es una de las mejores en el mercado porque tiene una buena cantidad de baba de caracol, muchas dicen que tienen, pero en realidad no contienen la cantidad necesaria.

Así como la crema de baba de caracol me ayudó a nutrir y regenerar la piel de mis piernas, brazos y cuello, puede hacer lo mismo en el rostro, por ejemplo, dando a la piel los nutrientes que necesita y estimulando la creación de elastina para que tu piel se vea joven y sana.

Además también es recomendable el usar esta crema en cualquier tipo de cicatrices, si tienes marcas de alguna operación que no se ha desvanecido, aplicando la crema de baba de caracol podrá ayudarte a que cicatrice completamente.

Este producto en lo personal me funcionó muy bien, hizo algo que ningún otro producto o medicamento logró. Si gustas más información te invito a contactarme en hola@estefaniam.com.


Estefanía Mascareñas es desarrolladora de nuevas unidades de negocios y consultora en procesos de negocios, contenidos y marketing en Webx. También es distribuidora Blive.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Estefanía Mascareñas’s story.